Congresos Anteriores



30 de agosto-01 de septiembre de 2012

Imágenes (68)


Imágenes

+38

Print this article   Email this to a friend

XXIV Congreso

XXIV Congreso de la Internacional Socialista, Ciudad del Cabo
Por un nuevo internacionalismo y una nueva cultura de solidaridad

30 de agosto-01 de septiembre de 2012

2179_455716.jpg


El XXIV Congreso de la Internacional Socialista se reunió en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, los días 30 de agosto al 1 de septiembre, bajo el lema de “Por un Nuevo Internacionalismo y una Nueva Cultura de Solidaridad”. Congregando a líderes y delegados de partidos miembros de todo el mundo, incluyendo un número de jefes de Estado y de Gobierno e invitados especiales, el evento contó con la participación de representantes de 130 partidos y organizaciones. (Lista de participantes)

El Congreso tuvo como anfitrión al Congreso Nacional Africano (ANC) en el año del centenario de su fundación. Este fue el primer Congreso en la historia de la Internacional a celebrarse en Africa.

La agenda estuvo compuesta por cuatro temas hoy de central importancia para la Internacional Socialista: ‘Por una economía con empleo, crecimiento y protección social: la respuesta socialdemócrata a la crisis financiera’; ‘La lucha por los derechos y las libertades: reforzando la democracia representativa y obteniendo nuevas democracias en el mundo’; ‘Por un camino común hacia la paz, la sostenibilidad y la cooperación: la necesidad de asegurar el multilateralismo’; y ‘Por un nuevo internacionalismo y una nueva cultura de solidaridad entre pueblos y entre naciones’.

El Congreso abrió observando un minuto de silencio en memoria de John Atta Mills, inspirador presidente de Ghana cuya labor permanece como un testamento de los logros alcanzados por el movimiento socialdemócrata en el continente.

Al dar comienzo, el Presidente de la IS George Papandreou agradeció a los anfitriones y expresó su agradecimiento por la bienvenida y la cálida hospitalidad extendida a los miembros en Ciudad del Cabo.

El Vicepresidente de Sudáfrica y del ANC, Kgalema Motlanthe, abrió el Congreso con un discurso de bienvenida. Agradeció a George Papandreou, al Secretario General de la IS Luis Ayala, a todos los delegados e invitados presentes a nombre del ANC y de su nación democrática, por celebrar esta reunión en Africa. Expresó su agradecimiento por el continuo apoyo de la IS a las luchas de los pueblos africanos contra el colonialismo y el racismo, haciendo resaltar el significado que tenía la realización de este evento durante las celebraciones del centenario del ANC. Hizo notarla similitud que existía entre la fundación del ANC y de la IS, ambos inspirados por el deseo de cambiar el mundo para mejorarlo, para lograr la libertad, la justicia social y la solidaridad. El ANC, dijo, pone un gran énfasis en el internacionalismo, trabajando con otras organizaciones democráticas que persiguen el renacimiento del continente africano. Todos enfrentamos desafíos actualmente, explicó, incluyendo la reducción del control de la riqueza por parte de corporaciones transnacionales, la homogeneidad de los medios, y la reforma de un débil sistema de gobernanza global. Al urgir al Congreso a unidos encontrar una clara manera de avanzar en el logro de estos objetivos, hizo un llamamiento a la IS a mantener su fuerza para la movilización del movimiento progresista mundial para un mundo mejor y un Africa mejor. Concluyó mencionando un dicho común en Sudáfrica ‘trabajando juntos, en solidaridad, podemos hacer más’.

A continuación, el Presidente Papandreou pronunció su discurso de apertura. Reconoció las luchas vividas por el ANC, alabando sus líderes por no haberse rendido nunca y al orgullo de hombres y mujeres de Africa que continuaban desarrollando un hondo sentimiento de esperanza y fuerza para el cambio. ‘Nos sentimos honrados de estar aquí’, expresó Papandreou, ‘para celebrar con ustedes los cien años de luchas que lograron sus frutos bajo la inspiración del liderazgo de Nelson Mandela’.

Papandreou enfatizó la importancia de los valores y compromisos de la Internacional Socialista desde su creación hasta nuestra contemporánea plataforma global. Rememorando los eventos políticos que le tocó vivir desde su juventud, recalcó la inspiración que la IS había ofrecido a los socialdemócratas a través de su historia. Debemos continuar luchando por el cambio, abordando los problemas de la economía global y la restructuración del mercado para que responda a las necesidades de todos, dijo. Recordando a los participantes que la crisis económica del 2008 no debería haber ocurrido, subrayó la necesidad de asegurar la protección de las generaciones futuras, la sostenibilidad de los recursos y un mundo libre de conflictos. La IS debe continuar trabajando, dijo Papandreou, ‘para transformar con éxito nuestra economía global en una economía con gobernanza y regulación democráticas al servicio de nuestros pueblos, y lograr una sociedad global justa’.

Por una economía con empleo, crecimiento y protección social: la respuesta socialdemócrata a la crisis financiera

Se dio comienzo al primer tema principal del Congreso con una significativa intervención sobre el estado de la economía global por parte de Elio Di Rupo, Primer Ministro de Bélgica y Vicepresidente de la IS. Di Rupo explicó que hemos perdido el control del sistema financiero, lo cual causa un gran daño a la economía real. Además, expresó, esto ocurre con una total impunidad. Los mercados de valores son capaces de destruir negocios y eliminar empleos en cosa de segundos y sin supervisión el sector financiero radica en una especulación absoluta. Esto constituye uno de los mayores desafíos contemporáneos para el movimiento progresista, acentuó. Los Estados y los Gobiernos, Di Rupo agregó, no deberían estar subordinados a los mercados financieros. La únicamanera de asegurar una mayor justicia social y recuperar la prosperidad para todos es tomar el control. Estipuló que deben aplicarse al sector financiero reformas bien concebidas, que sólo pueden lograrse evitando la actual política liberal y conservadora que nos puede llevar al caos social.

Para contribuir a este tema particularmente pertinente, a nombre de los Demócratas de Estados Unidos, Phil Angelides, Presidente de la Comisión de EE.UU. de Investigación de la Crisis Financiera, fue un orador de fondo especialmente invitado. Angelides pronunció un discurso invitando a la reflexión sobre las raíces de la crisis financiera y el continuo poder del actual sector financiero global. Los niveles del desempleo global, dijo, demuestran claramente que las ramificaciones de la crisis están lejos de desaparecer. Angelides advirtió que ahora es imperativo que la historia no sea re?escrita por los conservadores que desean disociar sus prácticas de mercado de ser culpables y pretenden que el colapso podría haber sucedido en cualquier momento, o han sido el resultado de un sobregasto en servicios de bienestar. El colapso, explicó, se debió a los implacables riesgos tomados en detrimento de personas inocentes. Ahora debemos asegurar una mayor regulación y responsabilidad de los mercados y, además, abordar tanto la economía global como el cambio climático, para invertir en eficiencia energética para una economía verde. Un sistema económico democrático con oportunidades y justicia financiera para todos se puede lograr, finalizó, si somos capaces de aprender de los errores cometidos previamente.

El Congreso escuchó seguidamente una contribución de Ségolène Royal, Vicepresidenta de la IS (PS, Francia). Otros discursos fueron pronunciados por Trevor Manuel, Ministro de Planificación de Sudáfrica; Kemal K?l?çdaro?lu, líder del CHP Turquía; Alfred Gusenbauer, Vicepresidente de la IS (SPÖ, Austria); Sergei Stanishev, Presidente del PSE; Beatriz Paredes, Vicepresidenta de la IS (PRI, México); Hannes Swoboda, Presidente del Grupo S&D en el Parlamento Europeo; Ouaffa Hajji, la nueva Presidenta de la IS de Mujeres; Carlos Eduardo Vieira da Cunha, Vicepresidente de la IS (PDT, Brasil); Fatallah Oualalou, ex Ministro de Finanzas y Economía de Marruecos (USFP, Marruecos); Manuel Laguarda (PS, Uruguay); Purificación Causapié (PSOE, España); Ousmane Tanor Dieng, Vicepresidente de la IS (PS, Senegal); Christoph Zöpel (SPD, Alemania); Liu Jieyi, Viceministro (PCC, China); Svetlina Yolcheva (PBSD, Bulgaria); Manuel Rosales, líder de UNT, Venezuela; y Rafael Michelini, Presidente de Nuevo Espacio, Uruguay.

Luego de discusiones sobre este primer tema, una resolución destacando las prioridades de la IS fue adoptada unánimemente. La declaración puso énfasis en que una falta de acción retardaría el crecimiento económico global, aumentaría las desigualdades entre países, y amenazaría el progreso e implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio de la ONU. La IS apoya un enfoque progresista e integrado de la crisis, dando una igual importancia a las preocupaciones financieras, económicas, sociales y medioambientales. Además, aquéllos causantes de la crisis deben asumir su responsabilidad para rectificar sus consecuencias. Una estrategia fiscal más progresista estabilizaría la economía y protegería el futuro y esto se puede lograr a través de herramientas financieras tales como la introducción de un Impuesto a las Transacciones Financieras. Se reconoció una vez más que la austeridad no puede ser remedio para la crisis, en lugar de ello se necesita un nuevo paradigma para asegurar el crecimiento y proteger a la economía contra los ataques especulativos. Se debe asegurar una regulación transparente y efectiva del sector bancario y una nueva Arquitectura Financiera Global multipolar que apoye estos objetivos, reduzca las injusticias y garantice la justicia intergeneracional.

Elecciones

Finalizadas las discusiones sobre el primer tema, los miembros de la IS en el Congreso tomaron parte en un proceso electoral introducido por primera vez en la historia de la Internacional Socialista.

Siguiendo las decisiones tomadas por el Consejo en la reunión de enero de 2012 en San José, Costa Rica, la votación sería formal, competitiva y abierta a todos los miembros plenos de la Internacional Socialista que hubieran cumplido con los requerimientos estatutarios. Los candidatos registrados serían además elegidos por votación secreta.

La elección del Presidente de la IS se realizó en primer lugar. El Presidente George Papandreou, único candidato, fue reelecto unánimente con una votación a mano alzada, elección que él aceptó agradecido.

La votación para Secretario General y Vicepresidentes siguió a continuación. Los candidatos para el cargo de Secretario General fueron el titular Secretario General de la IS Luis Ayala y la Vicepresidenta de la IS Mona Sahlin del SAP, Suecia. Ambos candidatos tomaron en primer lugar la palabra para presentar al Congreso el detalle de sus ambiciones y objetivos para el futuro de la organización.

Los partidos miembros depositaron sus votos para los cargos de Secretario General de la IS y para los Vicepresidentes en una urna de votación. Esto fue supervisado por una Comisión Electoral compuesta por representantes de todos los continentes: Ibrahim Boubacar Keita, ex Primer Ministro de Malí, Martin Torrijos, ex Presidente de Panamá, Senador Mian Raza Rabbani, del PPP, Pakistán, Achim Post, Secretario Internacional del SPD, Alemania, y Tero Shemeikka, Secretario Internacional del SDP, Finlandia, quien encabezó la comisión. Luego del escrutinio de los votos, Tero Shemeikka, a nombre de la Comisión Electoral, anunció los resultados. Luis Ayala fue re?electo con la mayoría de los votos, que él aceptó calurosamente. Ayala agradeció a Mona Sahlin su compromiso con la IS.

Treinta y tres Vicepresidentes fueron elegidos por papeletas de votación que incluían candidatos de todas las regions por medio de un sistema que aseguró una justa representación geográfica, asegurando también el equilibrio de género como se estipula en los Estatutos. El Congreso mandató al próximo Consejo elegir a tres Vicepresidentes para los restantes tres cargos vacantes en el Presidium. (Miembros del Presidium electos por el XXIV Congreso)

La lucha por los derechos y las libertades: reforzando la democracia representativa y obteniendo nuevas democracias en el mundo

El Congreso continuó en su segundo día con el siguiente tema principal, reforzando la democracia global. Los trabajos comenzaron con una intervención especial de apertura por el Presidente de la República de Sudáfrica y del ANC, S.E. Jacob Zuma. El Presidente dio una cálida bienvenida y agradeció a todos los miembros presentes, expresando sentirse honrado de que Sudáfrica acogiera el evento y orgulloso de que tuviera lugar en el año centenario del ANC. Expresó un especial agradecimiento por la solidaridad que habían ofrecido los partidos de la IS a las oprimidas masas sudafricanas durante la lucha contra la opresión colonial y el apartheid. Confirmando la importancia del Congreso, explicó que una respuesta efectiva a los desafíos discutidos durante el evento, de acuerdo con el tema de la Conferencia, allanaría el camino para nuestro objetivo común de un Nuevo Internacionalismo y una Nueva Cultura de Solidaridad.

Jacob Zuma hizo un examen de los negativos efectos de la globalización para ilustrarlo. Al mismo tiempo que la globalización ha producido efectos profundamente positivos, ella también ha tenido consecuencias extremadamente negativas. Tres cuartos de la población global se han convertido en víctimas del proceso de globalización, sufriendo ahora un aumento de la pobreza y la desigualdad. Bajo las actuales condiciones políticas y económicas, la brecha entre ricos y pobres se ha ensanchado y las naciones siguen vulnerables a los conflictos militares. Para hacer frente a esto, hizo hincapié en que se necesitaban soluciones duraderas y un multilateralismo democrático, en lugar del creciente unilateralismo que se podía observar hoy día. La Internacional Socialista, expresó, ha sido vital al perseguir estos objetivos, promoviendo la unidad y logrando grandes avances en todas las regiones del mundo, incluyendo en el continente africano.

Sobre el tema de Democracia, Navinchandra Ramgoolam, Primer Ministro de Mauricio y Líder del Partido Laborista de Mauricio, se dirigió al Congreso pronunciando un motivado discurso sobre los procesos democráticos que el había luchado en su país. Se escucharon otras valiosas contribuciones de parte de Marian Lupu, líder del PDM, Moldova; Sukhbaataryn Batbold, ex Primer Ministro de Mongolia (MPP, Mongolia); Stefan Löfven, Presidente de SAP, Suecia; Yasmine Durate (ANC, Sudáfrica); Mian Raza Rabbani (PPP, Pakistán); Juan Moscoso del Prado (PSOE, España); Mohamed Ghaleb Ahmed Alsaqladi (YSP, Yemen); Ibrahima N'Diaye (ADEMAPASJ, Malí); Zharmakhan Tuyakbay, Presidente del OSDP, Kazajstán; Zita Gurmai, Presidenta del PES Mujeres; Marcelo Stubrin (UCR, Argentina); Kofi Awooner (NDC, Ghana); Omar Barboza (UNT, Venezuela); Kalla Ankourao (PNDS, Níger); Gaoussou Touré (RPG, Guinea); Denis MacShane (Partido Laborista, Gran Bretaña); Bachir Sayed (Frente Polisario, Sahara Occidental); Wenceslao Mansongo (CPDS, Guinea Ecuatorial); Beatriz Talegón, Secretaria General de IUSY; Nouzha Chekrouni, Vicepresidenta de la IS (USFP, Marruecos); Ahmed Ould Daddah, Vicepresidente de la IS y líder del RFD, Mauritania; Khalid Azizi (KDP, Irán); Martin Ziguélé (MLPC, República Centroafricana); Umut Oran (CHP, Turquía); Chantal Kambiwa, Vicepresidenta de la IS (SDF, Camerún); Gia Jorjoliani (SDD, Georgia); y Pia Locatelli (PSI, Italia).

Sobre el segundo tema principal del Congreso, una resolución fue adoptada unánimemente subrayando el compromiso de seguir reforzando la democracia a través del mundo. Hizo destacar que actualmente más de mil millones y medio de personas – casi un cuarto de la población mundial – continúan sufriendo día a día una represión sancionada por el estado, reiterando el compromiso de la IS de desafiar a los regímenes no democráticos. Se prometió apoyo a las naciones de la Primavera Arabe, Túnez, Yemen, Egipto, Libia, Marruecos, Siria y Bahrain. En Africa, se expresó apoyo a los esfuerzos democráticos en Níger, Guinea, Senegal y Zambia, y se expresó una profunda preocupación por Guinea Ecuatorial y Guinea?Bissau. Con respecto a Malí, la IS expresó su total apoyo a sus partidos miembros para restaurar la democracia y sus esfuerzos por asegurar la integridad y unidad de la nación. En Mauritania, la IS denunció nuevamente la negación del derecho a elecciones libres y democráticas para sus ciudadanos, haciendo un llamamiento a restablecer plenamente los derechos de sus ciudadanos. En Europa, se llamó una vez más a ejercer una presión internacional para asegurar la libertad de todos los prisioneros políticos en Belarús, donde el líder socialdemócrata Mikalai Statkevich, ex candidato presidencial, permanece en prisión. Otras preocupaciones fueron puestas de relieve sobre las restricciones democráticas en Ucrania, Georgia, Turquía y Rusia. Se reiteró la solidaridad con el nuevo partido miembro pleno de la IS, Partido Una Rusia Justa. Profunda inquietud se expresó por el ‘golpe parlamentario’ en Paraguay con un llamamiento a apoyar a aquéllos que buscan la democracia en el país, y, se anunció una misión de la IS a Venezuela para observar las elecciones presidenciales que tendrían lugar en octubre y donde los miembros de la IS y otras fuerzas afines participan en una coalición con un solo candidato.

Por un camino común hacia la paz, la sostenibilidad y la cooperación: la necesidad de asegurar el multilateralismo

Nkosazana Dlamini?Zuma, elegida recientemente Presidenta de la Comisión de la Unión Africana, pronunció un discurso de fondo sobre el tercer tema principal de la Agenda del Congreso. Refiriéndose a la importancia del multilateralismo, describió cómo la humanidad podía encontrar soluciones a problemas comunes por medio de la cooperación. Rindiendo tributo al trabajo de Naciones Unidas, Dlamini?Zuma observó que representa ‘el mayor logro colectivo de la humanidad’. Puso énfasis en que la reforma de Naciones Unidas y de las instituciones de Bretton Woods, debe estar en el primer lugar de la agenda y que al defender y reforzar a Naciones Unidas podemos hacer avanzar un multilateralismo inclusivo. Nunca había habido un mejor momento para el cambio, explicó, y ahora debemos unirnos alrededor de estos temas, como lo hemos hecho con respecto a la crisis de la deuda y al aislamiento del apartheid. El enfoque multilateral que ella pedía confrontaría la injusticia y promovería la paz, ya que el desarrollo no es sostenible sin justicia. Hizo recalcar la diferencia que podía hacer la Internacional Socialista para promover y asegurar el multilateralismo y concluyó reconociendo el sentido de urgencia que debía transmitir el Congreso de la IS, traduciendo nuestras palabras en acciones y colocando nuestros valores al centro del debate.

El Congreso escuchó otras contribuciones sobre la importancia del multilateralismo y un mundo sostenible de Satyaurat Chaturvedi (Congreso Nacional de India, INC); Hermes Binner (PS, Argentina); Sergey Mironov, líder del partido Una Rusia Justa, Rusia; Nabeel Shath (Fatah, Palestina); Avshalom Vilan (Meretz, Israel); Mustafa Bargouthi (PNI, Palestina); y Hikmet Mohammed Kareem (PUK, Iraq).

Sobre este tema, se adoptó una resolución que subraya la necesidad de esfuerzos multilaterals para construir una sociedad mundial sostenible, próspera, justa y pacífica. En este texto se incluye un número de temas regionales y entre ellos se expresó una gran preocupación por la situación en Siria, donde el régimen Assad se niega a aceptar el cambio, con un llamamiento a poner fin a las hostilidades y dar comienzo a un proceso de transición hacia la democracia dirigido por Siria. Se extendió apoyo a una solución justa, integral y duradera del conflicto palestino?israelí y además la IS decidió re?establecer un Grupo Especial de Trabajo sobre la Cuestión Kurda para avanzar y proteger, de acuerdo con el derecho internacional, la seguridad y el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo kurdo.

La situación en Sahara Occidental también ocupó su lugar entre los temas abordados en la resolución, reflejando el involucramiento de la Internacional en la búsqueda de una solución justa, pacífica y duradera a este conflicto. Otros temas también incluidos en la resolución fueron la situación en Chipre y el conflicto de Malvinas/Falklands.

Por un nuevo internacionalismo y una nueva cultura de solidaridad entre pueblos y entre naciones

El tema final del Congreso se encuadró dentro de las discusiones sostenidas durante el evento. Ibrahim Boubacar Keita, ex Primer Ministro de Malí (RPM, Malí); João Ribeiro (PS Portugal); Lise Christoffersen (DNA, Noruega); Viviana Piñeiro (IUSY); Pendukeni Iivula?Ithana, Vicepresidenta de la IS y Secretaria General de SWAPO, Namibia; Gültan Kisanak, copresidenta del BDP, Turquía; Nicos Hadjistephanou (EDEK, Chipre); y Esther Mordoch (Meretz, Israel), pronunciaron discursos sobre la importancia de una renovada solidaridad entre pueblos y naciones.

Las contribuciones enfatizaron que un renovado internacionalismo debería asegurar un cambio progresista, difundir la democracia, aumentar la seguridad cooperativa, compartir las cargas colectivas y reforzar las instituciones internacionales democráticas. Al hacer un llamamiento a una mayor gobernanza mundial se enfatizó no solamente que organizaciones tales como el FMI, el Banco Mundial y la Organización Mundial del Comercio necesitaban reforzarse, sino que existia también la necesidad de reformas sociales y culturales. La necesidad de avanzar un nuevo internacionalismo permitirá sistemas políticos más responsables, más democracia y más libertad para los pueblos, como fue subrayado por el ex Primer Ministro Keita, o la necesidad de más política exterior y menos asuntos exteriores, como fue puesto de relieve por Ribeiro.

El Congreso reafirmó la necesidad de priorizar una posición de solidaridad al enfrentar desafíos tales como las consecuencias de la crisis financiera, la profundización de las desigualdades globales y el abuso a los derechos y libertades humanos en regiones del mundo. Un Nuevo Internacionalismo y una Nueva Cultura de Solidaridad, en conclusión, constituyen juntos el pilar central no sólo para encontrar soluciones a los problemas de hoy, sino también para promover nuevas oportunidades y desarrollos para todos los países. En resumen, este nuevo internacionalismo y esta nueva cultura de solidaridad constituyen ambos el camino y el requerimiento para lograr una sociedad global justa de derechos y libertades para todos.

El Congreso confirmó decisiones de membresía tomadas por los Consejos en el periodo entre Congresos, y adoptó cambios a los Estatutos para reflejar las decisiones sobre reformas a la IS acordadas por el anterior Consejo celebrado a comienzos de este año en Costa Rica. El Congreso acordó asimismo dar poder al próximo Consejo para tomar decisiones sobre membresía con pleno efecto durante el actual periodo entre Congresos.

Al concluir el Congreso, el Presidente Jacob Zuma se dirigió a los presentes con un discurso de despedida, poniendo énfasis en la creciente importancia del papel desempeñado por Africa en el mundo. Manifestó su fe en que la IS proveerá un aún mayor liderazgo para determinar en qué tipo de mundo democrático podamos vivir y que su voz se hará escuchar ahora más que nunca.

George Papandreou, al cerrar el Congreso, agradeció a todos los miembros por sus constructivas y vitales contribuciones a los debates. Continuaremos, dijo, activos en la arena global, y creando mayor diálogo y entendimiento. La Internacional Socialista es ahora más fuerte que nunca antes y esto ha quedado demostrado con la democracia interna evidente en este Congreso.



Informe del Secretario General sobre las actividades de la organización desde el Congreso anterior

Resoluciones y Decisiones del Congreso
 
 

Video: