Original: inglés

La Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sostenible, habiéndose reunido en Johannesburgo en anticipación a la Cumbre de la COP17/CMP7 en Durban, expresa su confianza y optimismo en el papel que deba cumplir el gobierno de Sudáfrica, como anfitrión y presidente de la próxima conferencia, para finalizar un acuerdo que cumpla con los objetivos de nuestro movimiento y de nuestros ciudadanos a través del mundo, de un futuro sostenible para el planeta.

Tomando en cuenta los resultados de la COP16 en Cancún, y el progreso alcanzado durante los últimos doce meses sobre los acuerdos logrados, la Comisión declara:

• Que Durban debe actuar de manera decisiva para hacer efectivas las propuestas conseguidas desde Cancún para el definitivo funcionamiento y operatividad del Fondo Verde del Clima, adoptando el informe del Comité de Transición. Durban deberá también establecer fuentes a largo plazo para el financiamiento del Fondo y examinar el potencial para la generación de entradas por otros medios, tales como un impuesto al carbono.

• Que dado a que esta COP17 tiene lugar en Africa, uno de los continentes más afectados por el cambio climático, en opinión de la Comisión se debería abordar con vigor el caso de los estados más vulnerables, aquéllos con menos recursos, los más expuestos - tales como los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) en riesgo de desaparecer como naciones, y aquéllos con los más bajos índices de desarrollo humano. En el caso de los PEID, esto significa el respeto a los derechos humanos de los ciudadanos de estos países, un tema al cual la comunidad internacional debe dar su más alta prioridad.

• Que ya que nos encontramos sufriendo las consecuencias del cambio climático, la adaptación debe ser un elemento esencial del resultado que se alcance en Durban, considerándola una prioridad clave para muchos países en desarrollo. El actual enfoque fragmentado del tema de la adaptación debe tratarse de manera más coherente, para asegurar un resultado que lleve concretamente a la implementación de acciones de adaptación.

• Que Durban deberá formalizar las promesas de mitigación hechas por países desarrollados o bloques de países, y profundizar su alcance para llegar a una reducción neta de emisiones que limite el aumento de la temperatura global en un máximo de 2ºC, y continuar esforzándose por el objetivo de un aumento en un 1,5ºC, como se mencionó en Cancún.

• Que se necesita lograr progreso en los esfuerzos de mitigación mediante un aumento del suministro de financiamiento, de tecnología y de apoyo a la construcción de capacidad para las apropiadas acciones de mitigación (NAMAS) de los países en desarrollo, reconociendo que el desarrollo económico y la erradicación de la pobreza son las más importantes prioridades para estos países.

• Que reconociendo que el financiamiento para la adaptación depende del nivel de ambición, éste debe recibir el mismo nivel de apoyo que la mitigación, especialmente en relación con el tema de tecnología y construcción de capacidad para los países en desarrollo.

• Que con respecto a la protección forestal, Durban debe establecer objetivos sobre la Reducción de Emisiones provenientes de la Deforestación y la Degradación Forestal (REDD+), y asegurar el financiamiento futuro. Es también importante proteger las necesidades de las comunidades forestales que siempre han cumplido un papel crucial en la conservación de estos bosques.

• Que la agricultura de subsistencia y la producción de alimentos deberían estar protegidas, teniendo presente que la escasez de agua es una gran amenaza para el mundo, especialmente para la producción agrícola de las naciones en desarrollo. A este respecto, el Fondo Verde del Clima debería asegurar el mejoramiento del uso del agua, la cooperación y las transferencias de tecnología en el área de la agricultura y la ayuda a las comunidades rurales para el desarrollo de oficios.

• Que Durban debería avanzar hacia el establecimiento de sistemas de medición, información y verificación de los compromisos hechos y de las acciones contraídas para reducir las emisiones y el apoyo recibido, al mismo tiempo que contemplar mecanismos que hagan vinculantes estas obligaciones y acordar sanciones en casos de no cumplimiento.

• Que Durban debería explorar el tema de políticas que incentiven el uso de tecnologías renovables para asegurar que la mezcla de energía en el futuro se mantenga en línea con nuestra visión de sostenibilidad y bajas emisiones.

• Que tal como se establece en el informe de la Comisión, una educación efectiva es vital para que la futura generación gane una plena comprensión de una humanidad común en nuestro mundo y un cambio de actitud, desde una con base en el consumo a una con base en un modo de pensar sostenible.

• Que el paradigma de una sociedad baja en carbono, como lo indica el título del informe de nuestra comisión que encontrara eco en los acuerdos de Cancún, debería ser el camino a seguir. Para que Durban tenga éxito, deberá ir más allá de hacer operativos los acuerdos de Cancún, debiendo abordar los temas políticos pendientes de la Hoja de Ruta de Balí. Esto significa encontrar una solución para el tema del segundo periodo de compromisos bajo el Protocolo de Kioto y acordar un marco de trabajo para la naturaleza legal futura de las discusiones sobre el cambio climático bajo la convención. A este respecto, es vital que no haya brechas entre el primer y el segundo periodo de los compromisos.

La Comisión aprueba sin reservas las palabras del Presidente Zuma en su discurso de apertura de esta reunión, reconociendo que Durban es solamente un paso en el largo camino, porque este planeta nos fue entregado en custodia por nuestros antepasados para mantenerlo seguro para nuestros hijos. Debemos trabajar juntos para salvar hoy nuestro mañana. Esta es nuestra visión para la COP17/CMP7. Se necesitará de todos nosotros para ganar la batalla contra el cambio climático.

 

_______________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.