Promoviendo una sustentabilidad común en una sociedad global e interdependiente: Reunión de la Comisión en Santiago

24 Marzo 2008

La Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sustentable se reunió el día lunes 24 de marzo en Santiago de Chile, despertando un gran interés, con la participación de S.E. Michelle Bachelet, Presidenta de la República de Chile, y presidida por Ricardo Lagos ex Presidente de Chile y Enviado Especial del Secretario General de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

Objetivos y responsabilidades compartidas de la comunidad internacional

Al dar la bienvenida a la celebración de esta segunda reunión en Chile, Ricardo Lagos destacó que el trabajo de la Comisión forma parte de una larga y orgullosa tradición en la lucha de la Internacional Socialista en favor de sociedades equitativas, viviendo juntas y en paz. Los temas abordados en esta Comisión eran, por la primera vez, verdaderamente globales y podrían ser resueltos solamente a nivel global; los problemas pueden comenzar localmente pero sus efectos rápidamente se hacen presentes en todo el mundo. La perspectiva que las fuerzas progresistas pueden dar a la agenda internacional sobre cambio climático incluye tareas para todos, basadas en el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Cada sociedad es diferente y es evidente que el enfoque de “un mismo patrón para todos” no funcionará. Es de vital importancia encontrar maneras de colocar los temas ecológicos en un lugar de preeminencia en las agendas políticas y promover diferentes tipos de desarrollo, uniendo los aspectos medioambientales a los avances tecnológicos, al crecimiento, a la sustentabilidad y a la cooperación pública y privada.

Reconociendo las inmensas desigualdades e injusticias que el cambio climático corre el riesgo de producir, Elio Di Rupo, Ministro de Estado y líder del Partido Socialista, PS, de Bélgica, afirmó que las formas de pensar deben cambiar radicalmente. El costo de la inacción es mucho mayor que el costo de actuar, expresó. La izquierda no puede apoyar un modelo mundial que margine a la mayoría; el desafío de la Internacional Socialista es asegurar una agenda internacional basada en la solidaridad y en la erradicación de la pobreza. Aunque hay en algunos el sentimiento de un insuficiente avance en la Conferencia de Naciones Unidas en diciembre, la Hoja de Ruta de Bali provee un  nuevo marco para negociaciones, sobre la firme base de recomendaciones específicas y científicas. Actuar globalmente no significa subestimar la contribución a este tema desde los niveles locales.

Al tomar la palabra en la sesión de apertura, la Presidenta Bachelet destacó el nuevo sentido de urgencia experimentado por la comunidad internacional ante el cambio climático. La comunidad científica ha descrito claramente el fenómeno del calentamiento global, destacando la substancial contribución de la actividad humana al deterioro del medio ambiente, lo que ha permitido remover la inercia y la ceguera de naciones que por largo tiempo han descansado en una visión de desarrollo basada en una supuesta inagotabilidad de los recursos naturales. Un nuevo consenso político está cobrando fuerza para generar una acción política global, dentro de la cual el papel de las ideas progresistas es fundamental. El mundo demanda políticas medioambientales basadas en la equidad, las que ayudarán a los sectores más impactados de la sociedad. El cambio climático no es simplemente un concepto sofisticado aplicable solamente a los países desarrollados, concluyó Bachelet, es una realidad para los más vulnerables del mundo, lo que requiere una nueva capacidad global para enfrentarlo.

Posteriormente, los miembros de la Comisión y los participantes invitados tomaron parte en un animado y franco intercambio de ideas.

Liderando con el ejemplo

Compartiendo la experiencia de su gobierno, S.E. Martín Torrijos, Presidente de la República de Panamá y líder del Partido Revolucionario Democrático, PRD, entregó un claro y detallado informe sobre los planes para ampliar el Canal de Panamá. Esto demuestra, reflexionó, que no existe incompatibilidad entre los proyectos infraestructurales de gran envergadura y la lucha de la humanidad contra el daño medioambiental. La expansión del Canal conlleva temas de cambio climático, tanto en la tecnología a usarse en su construcción de manera sustentable como en la reducción de emisiones de carbono que la obra asegurará a través de una mayor productividad. De esta manera, nuevas inversiones, diferentes tipos de desarrollo y crecimiento ecológico son muy posibles.

Educando a las nuevas generaciones

Aportando una visión desde su región de América Latina, Beatriz Paredes, Presidenta del Partido Revolucionario Institucional, PRI, de México, enfatizó el papel de la educación para comprometer a las nuevas generaciones con los temas de cambio climático. En sociedades, como la de México, donde fuerzas políticas verdes no tienen una gran tradición, los futuros líderes, tanto de gobierno como de negocios, necesitan ser informados sobre las implicaciones de los desarrollos medioambientales. Ella comentó que aunque se daban muchos actos de solidaridad con países que sufren desastres naturales, como es a menudo el caso en naciones vulnerables de su región, no existen procedimientos sistemáticos para dar asistencia durante la difícil etapa de restablecimiento de las infraestructuras.

Decisivo papel de la política

Mona Sahlin, presidenta del Partido Socialdemócrata Sueco, SAP, expresó que la comunidad internacional está actualmente muy consciente de la necesidad de hacer frente al cambio climático y de las razones para ello, pero los socialdemócratas pueden mostrar cómo hacerlo, con el espíritu de solidaridad convertido en una estrategia de supervivencia global. El papel de la política debe reforzarse con propuestas que incentiven desarrollos tecnológicos ecológicos: el mercado puede ser un excelente sirviente, dijo, pero un mal amo. Agregó que a pesar de que los efectos del cambio climático pueden ser globales, un cambio concreto de real impacto puede ponerse en práctica rápidamente a nivel local, siendo estas experiencias altamente valiosas, como también lo son las buenas prácticas susceptibles de compartirse globalmente.

Dilema de desarrollo

El mayor dilema que enfrentan los países emergentes, en opinión de Mohammed Elyazghi, Ministro de Estado de Marruecos, es cómo desarrollarse e industrializarse sin contaminar. La solidaridad entre naciones desarrolladas y en desarrollo es vital. El acceso a las nuevas tecnologías debe ser universal, hoy en cambio ellas se venden a las naciones en desarrollo a altos precios. Con la diversa flora de la cuenca del Mediterráneo bajo amenaza, por ejemplo, donde hay países que no cuentan con los medios suficientes para proteger esas áreas, la cultura socialdemócrata tiene un importante papel que desempeñar para ayudar a las naciones en desarrollo.

La solidaridad al centro de la agenda internacional del cambio climático

Nkososana Dlamini Zuma, Ministra de Relaciones Exteriores de la República de Sudáfrica, reiteró que la respuesta al cambio climático necesitará estar respaldada por una solidaridad sin precedentes entre las naciones desarrolladas y en desarrollo, especialmente con respecto a Africa, el continente que sufre el mayor impacto a causa del calentamiento global pero con la menor capacidad de adaptación. El cambio climático ya no es algo teórico y la región está experimentando temperaturas en aumento y disminución de las reservas naturales de alimentos. El desafío para Africa es cómo salir de la dependencia del carbón sin perder impulso económico, y conseguir la necesaria asistencia para realizar el salto adelante hacia el uso de tecnologías más limpias. Esta transferencia es un imperativo, no una elección, y la cuestión del costo sigue siendo de primordial importancia.

Soluciones específicas de energía

Marco Aurélio Garcia, PT, Brasil, dio una detallada cuenta de la experiencia de producción de bio-combustibles de su país, una alternativa que se desarrollo originalmente con la crisis del petróleo de los años 1970. Aún permanecen desafíos hoy en día para asegurar energía de estas fuentes sin causar daño al medio ambiente, o perder o poner en peligro el suministro de alimentos. La importancia de la experiencia tiene distintos aspectos: Brasil es autosuficiente en términos de energía; no experimenta los movimientos migratorios hacia las ciudades, sino que retiene su población rural con oportunidades productivas y de empleo; los bio-combustibles en sí mismos han abierto la producción de una serie de otros artículos, por ejemplo plásticos y fertilizantes bio-degradables. Preguntó cómo podría esta experiencia extenderse a otros continentes, particularmente a Africa, los que pueden beneficiarse de la misma manera, así como también idear nuevos modelos de desarrollo y una reducción de tarifas para permitir un mayor acceso a los bio-combustibles.

Hoja de ruta a seguir

Sergei Mironov, Presidente del Consejo de la Federación Rusa, destacó muchas áreas de acción que quedan por delante. Se necesita una investigación científica de más amplio alcance. El impacto ejercido por el hombre sobre el cambio climático no ha sido estudiado a fondo y se requiere más investigación sobre las medidas necesarias para combatir los daños medioambientales. Subrayó que todo nuevo acuerdo internacional será efectivo solamente si es exhaustivo: necesariamente todos los países necesitan compartir responsabilidades. Es necesario contar con estándares de aceptabilidad en los acuerdos internacionales, poniendo como objetivos tanto el crecimiento económico como la consideración del impacto en el clima. Claramente, unos mejores instrumentos de adaptación son vitales para toda estrategia que promueva formas ecológicas viables.

Aprendiendo de los errores pasados

Aleksandr Kwasniewski, ex Presidente de Polonia, remarcó el alentador compromiso de la Unión Europea para reducir radicalmente las emisiones respondiendo al cambio climático. El es de opinión de que una contribución práctica de los países desarrollados puede ser entregar tecnologías limpias a las naciones emergentes, para que éstas no repitan los errores del pasado en su proceso de industrialización. Sugirió que la deuda de tales países podría ser transferida a “fondos ecológicos” para ser usados exclusivamente en desarrollo con cuidado del medio ambiente. Agregó que también muchos líderes políticos necesitan ser informados al respecto: el cambio climático aún no encabezaba las agendas políticas de muchos países.

Acciones de China frente al cambio climático

Zhijuan Zhang, Vice-Ministro de China, describió la situación en su país, el que ya sufre los efectos negativos del cambio climático: 180 millones de personas han sido afectadas recientemente con tres semanas de lluvia de hielo que paralizaron las infraestructuras eléctricas en varias provincias. China, manifestó, enfoca constructivamente la búsqueda de un modelo de desarrollo equilibrado, con desarrollo económico y social y protección medioambiental. El parlamento recientemente ha elevado de categoría a la Agencia de Protección del Medio Ambiente al status de Ministerio y el presupuesto para la protección medioambiental ha sido incrementado substancialmente. Mientras el alivio de la pobreza sigue siendo un desafío de enormes proporciones para China, el país está comprometido a respetar el principio de responsabilidades compartidas y diferenciadas con respecto al cambio climático. Es importante, agregó, no excluir la cooperación bilateral y regional y estudiar las experiencias nacionales cuidadosamente.

Aumentando la contribución de la política

Ricardo Lagos abordó varias áreas donde la política puede tomar la delantera para aumentar el crecimiento, luchar contra la pobreza e incrementar la eficiencia en el consumo energético. Está el asunto clave de la cooperación pública-privada, ya que el financiamiento y la transferencia de tecnologías requiere de una importante inversión de parte del sector privado y la cuestión de incentivos es real. La necesidad de una fórmula que contemple las diferencias entre países, significa que los compromisos particulares nacionales podrían traducirse en acuerdos de la comunidad internacional. Además, sugirió un posible enfoque sectorial donde similares estándares de emisiones puedan aplicarse a través de industrias con similares estándares de producción.

Los participantes estuvieron de acuerdo en que el importante papel de la política es hacer posible y viable la inversión antes de que los mercados comprendan las posibilidades económicas de las tecnologías ecológicas. Partenariados o sociedades públicas-privadas son vitales para los nuevos modelos de desarrollo. A pesar de que hubo preocupación de que el medio ambiente no siempre es una prioridad para los gobiernos, la importancia asignada a los ministerios del medio ambiente, que necesitaban funcionar a través de todo el espectro de gobierno en diferentes naciones, fue puesta de relieve.

Señalizaciones a lo largo del camino

Luis Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista, presentó la Declaración a ser emitida por la Comisión. Después de la reunión en Londres, donde la Comisión discutió los temas a examinar, las prioridades de su trabajo y definió el camino a seguir, la reunión en Santiago presentó la oportunidad de levantar otro indicador a lo largo de ese camino, destacando las áreas de mayor y crucial preocupación para los socialdemócratas de hoy. Haciendo resaltar la interdependencia de todas las naciones y del alcance de las crisis y sus efectos en todos los miembros de la comunidad internacional, como era el caso con las actuales turbulencias financieras, subrayó que la gobernanza global ya no era un concepto sino una necesidad urgente. Bali nos presenta con una oportunidad, pero el sistema multilateral requiere de liderazgo y de una comprensión cabal de las particularidades y consecuencias globales de un mundo en cambio. El desarrollo debe ir de la mano con la sustentabilidad, no dictado sólo por los mercados, a la vez que era necesario un mayor énfasis en la educación. La reunión aprobó la Declaración en forma unánime.

Futuras actividades

La Comisión acordó que en su próxima reunión en pleno en Suecia en septiembre, deberán considerarse más a fondo las ideas y propuestas sobre financiamiento, transferencias tecnológicas y medidas de mitigación, en anticipación a la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático en Poznan, Polonia, en diciembre de 2008. Se sugirió que ministros afines y otros representantes que asisten a tales eventos se reúnan informalmente la víspera para seguir construyendo consensos.

Los temas tratados por la Comisión estarán encabezando la agenda del próximo XXIII Congreso de la Internacional que tendrá lugar en Atenas, Grecia, desde el 30 de junio al 2 de julio. Además, el cambio climático será un área clave de discusión en una futura reunión de la IS de alcaldes socialistas.

Con respecto a reuniones regionales, los cambios a ser implementados en relación con el nuevo Ministerio del Medio Ambiente en China, hicieron que el seminario programado allí tuvo que ser reprogramado para una fecha posterior, pero los miembros acordaron estudiar la posibilidad de adelantar la propuesta reunión en Rusia.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.