Reunion de la Comision en Londres

19 Noviembre 2007

La primera reunión de la Comisión de la IS para una Sociedad Mundial Sostenible, el órgano establecido para abordar la agenda medioambiental global, el cambio climático y los temas de gobernanza que se requieren para hacer frente a estos comunes desafíos, tuvo lugar en 10 Downing Street el Lunes 19 de noviembre, acogida por el Primer Ministro Gordon Brown, Líder del Partido Laborista Británico, ocasión en que miembros de la Comisión, el Presidente y el Secretario General de la Internacional Socialista, junto a Ministros del Gobierno británico, tomaron parte en un intercambio de ideas.

Al dirigirse a la reunión, el Primer Ministro expresó que conectar el cuidado y la gestión del medio ambiente con la justicia social y el progreso económico era el desafío al cual se enfrentan los socialdemócratas en todas partes. Cómo lograr estos tres elementos, continuó, era transformando el rol del gobierno. Su gobierno reconoce este cambio de énfasis y será el primero en colocar los compromisos medioambientales en los estatutos del Proyecto de Ley sobre Cambio Climático. Compartiendo la urgencia de la tarea, el Primer Ministro Brown saludó el enfoque global cooperativo y representativo de la Internacional Socialista y su Comisión al tratar estos temas, y se manifestó seguro de que la Comisión propondrá un camino progresista a seguir más allá del marco post-2012 para enfrentar el cambio climático.

El Co-Presidente de la Comisión, Göran Persson, ex-Primer Ministro de Suecia, destacó la urgencia de las tareas a cumplir, reiterando que la evidencia científica indica que es necesario actuar sobre el cambio climático en los próximos cinco a diez años, antes de que sea demasiado tarde para detener el daño medioambiental que se está ocasionando. La contribución de la Internacional Socialista será vital, expresó Persson, para asegurar que la agenda internacional para el cambio climático esté basada en la solidaridad y vinculada a la erradicación de la pobreza. La Comisión, manifestó, necesitará marcar el camino a nivel global y regional: ahora que la comunidad internacional conoce las bases científicas necesarias para actuar y el mecanismo multilateral dentro del cual se deben tomar las medidas, era cuestión de dar comienzo a una acción real – “Ir desde el saber cómo a un obrar ahora”.

George Papandreou, Presidente de la Internacional Socialista y lider del Movimiento Panhelénico Socialista, Pasok, de Grecia, expresó que el movimiento socialdemócrata tenía la importante tarea de dar una respuesta viable y sostenible a la cuestión del cambio climático, basado en sus tradicionales ideales de igualdad, democracia y justicia social. La reciente crisis en su propio país afectado por temperaturas extremas, había llevado a su partido a crear políticas mucho más sensibles a las necesidades medioambientales y ecológicas, promoviendo el reciclaje y las soluciones sostenibles, y él esperaba que las experiencias compartidas entre los partidos miembros de la IS y otros asociados pudieran tener un impacto global.

El Secretario General de la Internacional Socialista, Luis Ayala, recordó las discusiones y decisiones de las reuniones del Consejo en Santiago de Chile y en Ginebra, sobre gobernanza, sostenibilidad y cambio climático que llevaron a la creación de esta Comisión. Señaló que la naturaleza global de la Internacional con su amplia membresía a través de los continentes y de los pueblos, y el hecho de que en esta iniciativa se hubiera incluido otras personalidades provenientes de fuerzas afines para trabajar junto a nosotros en este esfuerzo común, ofrecía una oportunidad única para avanzar una visión progresista necesaria, relevante y oportuna.

Malcolm Wicks, Ministro de Estado para la Energía del Reino Unido, manifestó que existía una clara responsabilidad para lograr una correcta interacción al abordar el desafío de un desarrollo sostenible con seguridad energética y con atención al medio ambiente. Hizo destacar la gama de tecnologías que estaban siendo exploradas para ofrecer maneras alternativas de proveer energía.

Los participantes prestaron una especial atención a la situación en las naciones en desarrollo. El líder de la Unión Socialista de las Fuerzas Populares, USFP, Marruecos, Mohamed El Yazghi, hizo notar que las naciones en desarrollo pagarán las consecuencias del cambio climático, al ser las personas vulnerables las primeros afectadas por los altos costos energéticos y la escasez de agua. Al abordar este último punto, hizo mención de ejemplos positivos de programas de manejo del agua en su propio país, los que habían sido puestos en marcha.

Planteando el punto de que los desastres naturales y tecnológico son cada vez más globales en su naturaleza, Sergei Mironov, Presidente del Consejo Federal de Rusia, sugirió que era necesario contar con un mecanismo internacional mejor coordinado para dar un apoyo más inmediato a los países que sufren estas catástrofes, abogando por un marco institucional internacional más receptivo para responder efectivamente a estas situaciones.

Hilary Benn, Secretario de Estado para el Medio Ambiente, Alimentos y Asuntos Rurales, Reino Unido, junto con convenir en que la situación del cambio climático no era desesperada, observó que el problema necesitaba ser examinado en todos sus componentes para enfrentarlo con objetivos de acción identificables. Los países, añadió, podrían ganar credibilidad en el debate global sobre cambio climático a través de sus acciones a nivel nacional.

Elio Di Rupo, líder del Partido Socialista de Bélgica, afirmó que el abordar el cambio climático no podía usarse como una excusa para retrasar el crecimiento de los países en desarrollo ni tampoco para aumentar los precios del petróleo y el gas. El avanzó la idea que los combustibles fósiles no deberían considerarse simplemente como mercancías sino que deberían ser considerados como un patrimonio global y gestionados de una manera diferente.Ian McCartney, del Partido Laborista Británico, agregó que la Comisión podría desempeñar un importante papel prestando solidaridad a las comunidades que sufren los efectos del daño medioambiental.

Durante los intercambios, se subrayó que el ciudadano necesitaba desempeñar un papel activo al hacer frente al cambio climático, urgiendo a los políticos y desarrollando también una acción voluntaria. Beatriz Paredes, Presidenta del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de México, sostuvo que la educación sería clave para esto, con énfasis en programas escolares que enfoquen temas de cambio climático, y diseñando también proyectos sostenibles que tengan un efecto en comunidades locales, particularmente en su propio continente donde el escepticismo sobre este tema domina en gran parte este debate. Aleksandr Kwasniewski, ex Presidente de la República de Polonia, compartió esta opinión y expresó asimismo preocupación de que el cambio climático aún no ocupa un lugar central en el debate político de las democracias emergentes y tampoco, como se hizo notar, en los países en que prevalece la pobreza. Agregó que la Internacional Socialista estaba en posición de trabajar con líderes socialdemócratas para colocar el tema del cambio climático en un lugar más prominente de la agenda.

En términos de gobernanza global, Rt. Hon. Lord Malloch-Brown, Ministro de Estado, Ministerio de Relaciones Exteriores británico, propuso que la Comisión considere cómo democratizar de mejor manera las instituciones internacionales. Era vital que las instituciones que proveen el marco para los acuerdos internacionales sobre el tema aumenten su legitimidad, haciéndose más responsables y representativas.

Una declaración fue adoptada en la reunión destacando las áreas de preocupación de la Comisión, como también la actual agenda medioambiental con anterioridad a la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático que tendrá lugar en Bali del 3 al 14 de diciembre de este año.

La Comisión acordó un programa para su trabajo futuro, el que fue presentado por el Secretario General de la IS. Las actividades de la Comisión se realizarán en los años 2008 y 2009, con cuatro reuniones de la Comisión en pleno: la primera en Chile en marzo del 2008; luego en Suecia en septiembre del 2008; en la India en marzo del 2009, culminando en la última reunión, junto con la presentación del informe final de la Comisión, en conexión con la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York, en septiembre del 2009. En combinación con estas reuniones, seminarios con líderes políticos y sociales, y expertos, tendrán lugar en China, Sudáfrica y Rusia, entre otras.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.