Declaración de Niamey

Reunión del Comité Africa de la Internacional Socialista Niamey, Níger, 17-18 de marzo de 2013

Original: francés

La reunión del Comité Aftica de la Internacional Socialista sobre el tema “Apoyar la paz, la democracia y la Seguridad en el Sahel”, se celebró en Niamey (Níger) los días 17 y 18 de marzo de 2013, bajo la presidencia del Presidente electo del Comité Africa de la Internacional Socialista, compañero Emmanuel Golou, en presencia del Secretario General de la Internacional Socialista, el compañero Luis Ayala, reuniendo a numerosos responsables de partidos socialistas africanos y europeos.

El encuentro de Niamey tuvo lugar dentro de un contexto marcado por la guerra en Malí. A este respecto, los participantes en la reunión saludaron la valiente decisión del Presidente François Hollande de enviar al ejército francés a Malí para poner fin a la ocupación del país por fuerzas terroristas. Saludaron igualmente el liderazgo regional asumido por el Presidente Mahamadou Issoufou en esta materia.

El Comité Africa de la Internacional Socialista reafirmó su solidaridad con el pueblo maliano, como también su compromiso con respectoa la integridad territorial y a la unidad nacional de Malí y su condena al terrorismo bajo todas sus formas.

El Comité Africa de la Internacional Socialista manifestó que la ocupación del Norte de Mali por grupos armados es la consecuencia del quiebre del estado cuyas causas son múltiples y complejas.

El quiebre del Estado de Mali es el resultado de la mala gobernanza política, administrativa y económica, y el surgimiento de numerosos actores armados hostiles.

El despliegue de la AQMI en el Norte de Malí ha constituido un hecho importante en el desarrollo de la violencia y de la economía criminal en la sub-región. El conflicto libio ha sido un factor agravante de la crisis cuyas consecuencias se extienden a toda Africa Occidental y al Magreb. El narco terrorismo hoy se ha convertido en una amenaza para la seguridad de todos los estados de la región.

Además, el Comité Africa de la Internacional Socialista se preocupa por las violaciones de los derechos humanos cuyas víctimas son los pueblos del Norte de Malí, los riesgos de deterioro de la paz civil y la persistencia de los desplazamientos de poblaciones. Condena las nuevas formas de violencia contra las mujeres y las niñas.

El Comité Africa de la Internacional Socialista se siente preocupado por el papel que continúa desempeñando la junta militar, tomando como rehenes al estado y a los actores políticos.

El Comité Africa de la Internacional Socialista expresa su satisfacción ante:

- los esfuerzos de la comunidad internacional para lograr una rápida salida de la crisis en Malí, especialmente mediante la adopción de la resolución 2085;

- la intervención militar de Francia, de la MISMA y de Chad, que ha desbaratado el proyecto de los narcotraficantes para destruir las bases del estado maliano;

- la voluntad de las Naciones Unidas de transformar la MISMA en una Misión de Paz de las Naciones Unidas, lo que permitirá a otros países no miembros de la CEDEAO contribuir a los esfuerzos de estabilización de la situación.

El Comité Africa de la Internacional Socialista felicita:

- El anuncio del establecimiento, por parte del gobierno de transición de Malí, de una comisión de Diálogo y Reconciliación Nacional. La profundidad histórica de los lazos sociales entre las comunidades del Norte de Malí constituye la base para una rápida vuelta a la confianza y a la paz.

- La voluntad de las autoridades de Malí de organizar elecciones de aquí a fines de julio de 2013, las cuales deberán permitir el establecimiento de autoridades legítimas.

El Comité Africa de la Internacional Socialista:

- Alienta al gobierno maliano a crear las condiciones de un diálogo de inclusión, evitando los errores del pasado.

- Recomienda decididamente la organización de elecciones libres, transparentes y confiables lo más pronto posible con el debido apoyo de la Misión de Naciones Unidas en Malí.

- Demanda a la comunidad internacional tomar las medidas para hacer que la junta militar no obstaculice el proceso de reconciliación nacional y de organización de las elecciones.

- Expresa su solidaridad a los pueblos de Malí y del Sahel en esta dura prueba que presenta la guerra.

- Reitera su apoyo a los partidos malianos miembros de la Internacional Socialista, el RPM y la ADEMA y los insta a crear las condiciones para que la clase política maliana pueda lograr una salida consensuada de la transición.

- Reafirma la disposición de la Internacional Socialista a acompañar los esfuerzos de Malí para encontrar una rápida solución a la situación y decide, con este fin, crear un grupo de trabajo para asegurar el seguimiento a través de iniciativas apropiadas.

 

_______________

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.