Declaración de Niamey

Reunión del Comité Africa de la IS, Niamey, Níger, 1-2 de junio de 2001

 

Original: francés

La primera sesión del Comité Africa de la Internacional Socialista del año 2001 tuvo lugar en Niamey los días 1 y 2 de junio de 2001. Los debates sobre el tema principal "El programa socialdemócrata en Africa" se han desarrollado en torno a los siguientes tres enunciados:

1. El avance, el fortalecimiento y la consolidación de la democracia en el continente.

2. La conquista de un futuro de paz y de seguridad para todos los pueblos de Africa.

3. Dar prioridad a la lucha contra la pobreza y asegurar el desarrollo sostenible para todos los pueblos de la región.

Como resultado de los excelentes y fructíferos debates, se desprende que:

 

A. Del primer tema: el avance, el fortalecimiento y la consolidación de la democracia en el continente:

1. Si el proceso de democratización iniciado en el continente hace un decenio es un proceso en adelante irreversible, continúa estando, no obstante, marcado por factores atenuantes. Es decir:

• La pobreza material e intelectual de los ciudadanos modifica sus capacidades y facultades cívicas y sólo les permite dedicar muy poco tiempo y sobre todo muy poco de su talento a la gestión de la cosa pública, lo cual por otra parte, no favorece la creación de una verdadera sociedad civil.

• Una vez en el poder, ciertos partidos políticos tienden a utilizar el aparato del Estado no para consolidar los logros democráticos y ponerlos al servicio del interés general, sino para aprovecharse de intereses exclusivos. Se trata en concreto de una gran perversión de la alternancia en el poder que consiste en conceder derechos indebidos a los militantes de los partidos victoriosos y a denegar los derechos legítimos de todo ciudadano a los militantes de los partidos que pierden las elecciones.

• A fin de acceder al poder, ciertos partidos políticos a menudo no dejan de recurrir a las manipulaciones de los sentimientos étnicos o religiosos para obtener provecho personal, lo cual conlleva a que se despierten los sentimientos de identidad muy perjudiciales para la unidad y para la cohesión nacional.

• Por último, la prioridad que las tradiciones africanas otorgan a las lógicas comunitarias y colectivas a costa del individuo como factor autónomo, puede trastornar el juego democrático cimentado sobre el principio de la libertad y de la igualdad entre hombres y mujeres como ciudadanos.

 

2. Todos estos obstáculos, por muy reales que sean, no hacen de la democracia un proyecto fuera del alcance del continente africano. Constituyen el testimonio de que se trata de un enorme reto que no hace sino aumentar aún más las responsabilidades de los socialdemócratas africanos. De todas las fuerzas políticas actuales, la socialdemocracia es la que cuenta con los mejores atributos para poner en práctica las medidas capaces de asegurar la promoción de la democracia, así como el desarrollo del continente. Estos atributos son los siguientes:

• El universalismo de su proyecto, contrario a todas las discriminaciones, testimonio de la unidad y de la cohesión de los países, sobre todo en estos tiempos de enormes adversidades.

• La modernidad de su enfoque radica en su tradición de apertura, de tolerancia y de integración. Apertura en el sentido de su adhesión a los ideales del Estado de derecho, pero además en el sentido de su capacidad de asumir eficazmente los actuales imperativos de la integración económica e institucional del continente.

• El humanismo radical de su proyecto, especialmente en esta era de ultraliberalismo donde los Estados están obligados a someterse literalmente a las conminaciones de las instituciones financieras internacionales. Los principios de solidaridad propios de los valores de la socialdemocracia constituyen una ventaja en la definición de una estrategia capaz de aunar el rigor económico y los imperativos sociales.

• Por último, su total adhesión a los ideales de la democracia y del Estado de derecho constituyen importantes logros encaminados a evitarle la perversión tan habitual por la que la alternancia en el poder se percibe como una oportunidad para tomar posesión del Estado con fines exclusivistas, que inducen siempre a la exclusión de otros y a las fatales tensiones políticas.

 

3. Elementos de resolución

El arraigamiento duradero de la democracia en el continente requiere una mayor implicación por parte de todos los partidos socialistas, y por consiguiente movilizar los mecanismos y recursos disponibles o por renovar, en el marco de las cooperaciones existentes. A tal efecto, los partidos miembros de la Internacional Socialista están expresamente invitados a esforzarse por lograr la asistencia necesaria para el desarrollo óptimo de las organizaciones democráticas, especialmente el fortalecimiento de todos los partidos políticos y de la sociedad civil, la financiación de la reestructuración de los registros electorales, etc., y a reforzar los programas de formación para elevar el nivel de educación y de civismo de todos los pueblos.

El arraigamiento de la democracia depende igualmente de un mínimo de bienestar material. Es importante fomentar de manera eficaz los programas de desarrollo para asegurar medios de producción de bienes y de servicios en un contexto de globalización neoliberal.

Los partidos de la Internacional Socialista estimularán todas las reflexiones sobre las vías y medios de los mecanismos y procedimientos que faciliten la utilización eficaz de los recursos intelectuales calificados de los habitantes de los países africanos.

 

B. Por lo que respecta al segundo tema sobre la paz y la seguridad en Africa:

1. Los conflictos armados que tienen lugar en Africa pueden clasificarse según la tipología siguiente :

• Los conflictos vinculados a la transición democrática, provocados por la dificultad de establecer un compromiso entre las fuerzas del poder y las nuevas fuerzas que pretenden ocuparlo conforme a la lógica democrática. Se encuentran en esta categoría países como la República Democrática del Congo (RDC), Congo Brazaville, Togo, Guinea y la República Centroafricana.

• Los conflictos de carácter de identidad, en contra de etnias e incluso de tribus, como se da el caso en Rwanda, Burundi, Sudán y en Somalia. Igualmente, en estas instancias, en el centro de las crisis radica la cuestión del poder y la problemática de las nuevas formas de gestionarlo.

• Los conflictos resultantes de las luchas motivadas principalmente por la voluntad de acceder a la riqueza minera y al control del tráfico: Sierra Leona, Liberia, RDC y Angola.

• Los conflictos regionales dimanantes de un contexto de inseguridad global que conducen a una situación de recomposición geopolítica: región de los Grandes Lagos.

 

2. Las soluciones a dichos conflictos deben resultar de un doble esfuerzo, por una parte el propio de cada uno de los países en cuestión, y por otra que involucre a la comunidad internacional. Deben tener como objeto :

• El establecimiento de un Estado de derecho legítimo, creando y respetando reglas estrictas de una gobernabilidad democrática basada en elecciones libres y periódicas, que tengan por consecuencia, si llega el caso, cambios en el poder, un respeto escrupuloso de los derechos del individuo y una gestión económica conducente al bienestar social.

• Una garantía institucional de los derechos de los grupos minoritarios.

• Una represión asumida a nivel internacional de los factores que generan el tráfico de la riqueza minera.

• Un acuerdo de iniciativas patrocinadas por la ONU, la OUA, y las organizaciones regionales y subregionales (CEDEAO, SADC, IGAD) para establecer una paz regional solucionando estos conflictos sobre sólidas bases de consenso. A este nivel, la Internacional Socialista puede desempeñar un papel importante de asesoramiento tanto ante los Estados africanos como ante los Estados europeos gobernados por partidos socialistas y socialdemócratas.

 

C. Sobre el tercer tema, se desprende que:

La pobreza es el gran reto al que se enfrenta el mundo en los albores del siglo XXI. Este flagelo presenta el problema de la viabilidad de la vida sobre un mundo tan globalizado, pero tan poco solidario.

Las estrategias para erradicarla deben combinar múltiples medidas y a continuación destacamos los que nos parecen más importantes :

• La condonación de la deuda de los países menos avanzados.

• El fortalecimiento del paradigma del DHD (Desarrollo Humano Durable) en sus aspectos encaminados especialmente hacia la protección del medio ambiente.

• Un orden económico internacional más justo, capaz de asegurar una distribución de la riqueza y del trabajo producido en los países del hemisferio sur.

• La promoción de la democracia y de la buena gobernabilidad a través de mecanismos eficientes.

• El alentar la promoción de marcos de integración económica y política, en particular en el continente africano.

• Medidas de solidaridad eficaces a fin de frenar el crecimiento del SIDA.

• La promoción del enfoque del género, para dar a las mujeres el lugar que les corresponde en el desarrollo de las sociedades.

• La Internacional Socialista debe apoyar todas las iniciativas de la sociedad civil internacional emergente, especialmente la imposición de un impuesto sobre circulación de capitales especulativos, a fin de establecer reglas de una solidaridad internacional fundada en principios distintos de aquellos sobre los que se basa la globalización con el objeto de aumentar el beneficio de las sociedades multinacionales.

 

D. Casos específicos

La reunión de Niamey, tratando las situaciones de conflicto que prevalecen en África, ha examinado en detalle la situación:

• En el Chad, donde condena el giro tomado en la última elección presidencial, al mismo tiempo que expresa su solidaridad a los partidos políticos de la oposición, víctimas de la represión.

• En Mauritania, donde condena la prohibición de la UFD/Nueva Era, al mismo tiempo que expresa a dicho partido su solidaridad y su apoyo en la lucha que conduce valerosamente. La Internacional Socialista demanda a las autoridades de dicho país que, en unión con los partidos de la oposición, tomen medidas eficaces que garanticen la organización de elecciones libres, transparentes y equitativas.

• En Côte d’Ivoire, donde celebra la llegada al poder del FPI, y expresa su pleno apoyo y su solidaridad al gobierno en sus esfuerzos por la reconciliación nacional y la democratización del país.

• En Burkina Faso, donde demanda a las autoridades abrir un diálogo sincero con el colectivo de las organizaciones democráticas de masa y de partidos políticos para el fortalecimiento de la democracia y la erradicación de la impunidad sobre los delitos económicos y de sangre.

• En la RDC, donde apoya a las fuerzas democráticas, especialmente a la UDPS, en su lucha por crear una sociedad democrática.

• En Camerún, donde condena la confiscación del poder y el empleo de la violencia por el régimen existente, lo cual ha resultado en la ejecución de nueve menores de Bependa, y expresa su apoyo al SDF, por la increíble lucha en que se encuentran comprometidos.

• En Guinea, donde celebra la liberación del Profesor Alpha Condé, Presidente de RPG, que consagra la gran campaña de apoyo organizada por la IS. La reunión exige que se restauren de inmediato todos los derechos cívicos al Profesor Condé.

• En Togo, donde expresa su preocupación sobre la crisis política que persiste y que corre el riesgo de desencadenarse en un conflicto perjudicial para la paz de la subregión. La reunión alienta decididamente la celebración de elecciones legislativas anticipadas, anunciadas para octubre de 2001.

• Para que Africa evite los interminables conflictos fratricidas, debe continuar haciendo prueba de una gran vigilancia en atención a la intervención de las fuerzas locales al servicio de los intereses extranjeros.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.