Reunión del Comité en Windhoek, Namibia

29-30 Julio 2011

El Comité África de la Internacional Socialista celebró un encuentro en Windhoek, Namibia, los días 29 y 30 de Julio, reuniendo a representantes de partidos políticos provenientes de África y de más allá de ella, para discutir una agenda que incluyó los temas de ‘Buena gobernanza en África: la agenda económica y política’, ‘Procesos electorales en África 2011-2012’, ‘Asegurando la paz a través de la solución de conflictos’, como también breves informes sobre situaciones nacionales en países de la región.

La reunión fue abierta con intervenciones de Pendukeni Iivula-Ithana, Secretaria General del partido anfitrión, SWAPO, quien dio a los participantes una calurosa bienvenida a Windhoek, expresando su satisfacción al acoger esta reunión de la IS y renovar las relaciones fraternales y la solidaridad con otros partidos de la región; del Secretario General de la Internacional Socialista, Luis Ayala, quien hizo destacar el importante papel de los socialdemócratas en África que marcan el camino hacia el cambio, la buena gobernanza, la justicia económica y la democracia, sin las cuales el desarrollo humano o la lucha contra la pobreza y el hambre no pueden conseguirse; y del Presidente del Comité, Ousmane Tanor Dieng, líder del Partido Socialista de Senegal, quien puso de manifiesto que la buena gobernanza no era posible sin la celebración de elecciones libres, justas y democráticas, el estado de derecho y la distribución equitativa de los recursos nacionales, y que la democracia era el primer paso para asegurar estabilidad y una paz y seguridad duraderas.

En las extensas discusiones sobre el primer tema principal de ‘Buena gobernanza en África: la agenda económica y política’, los participantes coincidieron en que la falta de buena gobernanza estaba intrínsicamente ligada a un déficit de democracia y que era fundamental escuchar al conjunto de la población y tomar en cuenta sus aspiraciones en los esfuerzos políticos y económicos. La democracia y la buena gobernanza se vinculaban tanto en su substancia como en su práctica, y a menudo las parodias de democracia obstaculizaban un desarrollo positivo. A fin de poder avanzar, para abordar la pobreza y las necesidades de los ciudadanos, la democracia necesitaba ir unida a una buena gobernanza, lo que permitiría alcanzar una estabilidad económica y política.

Sobre el segundo tema ‘Procesos electorales en África 2011-2012’, varias situaciones nacionales fueron examinadas y tomadas como ejemplo para subrayar que las elecciones en algunos países aún sufrían de imperfecciones, donde el ganador se conocía mucho antes de la elección, o representaban una toma del poder por la fuerza, legitimada por el poder judicial o impuesta por los militares, y donde la Constitución y las leyes electorales eran violadas. Con respecto a las cerca de 25 elecciones presidenciales y legislativas que tendrán lugar en el continente en los próximos dieciocho meses, los participantes insistieron unánimemente en la necesidad de que los electores puedan ejercer sus derechos cívicos en elecciones libres, justas, transparentes y democráticas a fin de prevenir disturbios entre la población o el deterioro de las credenciales democráticas del estado. El Comité enfatizó igualmente la importancia de que los actores políticos respeten estos principios y de que los partidos y sus simpatizantes fueran educados a este respecto.

‘Asegurando la paz a través de la solución de conflictos’ fue el tercer tema de la agenda cuya discusión se centró en las razones de los conflictos que abarcan desde guerras civiles que tienden a extenderse hacia países vecinos, diversidad étnica y religiosa que lleva a tensiones, a la distribución desigual de los recursos naturales que causan altos niveles de pobreza, hambruna, corrupción y el colapso de las instituciones políticas. Los levantamientos sociales eran el resultado de la mala gobernanza y de una distribución desigual de los recursos y a menudo los conflictos al interior de los países eran causados por una falta de democracia interna. La solución de estos conflictos debería incluir una democracia participativa donde la población pudiera expresar su voluntad a través de elecciones democráticas y transparentes celebradas a intervalos regulares. La protección y promoción de los derechos humanos, la buena gobernanza y un desarrollo económico y social sostenible fueron considerados como factores fundamentales para la paz, la seguridad y la estabilidad en el continente africano. El Comité reafirmó igualmente la posición adoptada por el Consejo de la IS en su última reunión en Atenas a favor de una solución pacífica y duradera del conflicto en Sahara Occidental.

Al abordar el perjudicial impacto que producen el narcotráfico, el lavado de dinero y el terrorismo sobre los países africanos, los participantes acordaron que estos importantes temas deberían ser tratados en la próxima reunión del Comité.

Al concluir la reunión los participantes adoptaron la Declaración de Windhoek, que destaca algunos de los puntos claves en las discusiones, y hace un llamamiento a que África esté representada entre los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Al dar su apoyo al establecimiento de verdaderas democracias comprometidas con la promoción de los derechos humanos, la prevención y solución de conflictos y la consolidación de la paz, el Comité reafirmó el importante papel de las mujeres en estas áreas.

Respondiendo a una fraternal invitación del PAICV de Cabo Verde, el Comité acordó que su próxima reunión tendrá lugar en Praia más adelante este año.

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.