La Internacional Socialista acompaña a Colombia en su camino hacia un futuro de paz y equidad

20 mayo 2002

Paz, democracia y solidaridad fueron los puntos centrales del Encuentro Regional de la Internacional Socialista realizado en Bogotá el 20 de mayo de 2002, con el Partido Liberal Colombiano, PLC, como anfitrión.

La reunión contó en su apertura con discursos de Horacio Serpa, candidato a la presidencia de Colombia y Director del PLC, de Raúl Alfonsín, ex-presidente de Argentina y un vicepresidente de la Internacional Socialista y de Luis Ayala, Secretario General de la IS, quien presidió el encuentro.

Un primer objetivo de la reunión, a la que asistieron delegados de los partidos miembros de la IS en Argentina, Aruba, Brasil, Chile, El Salvador, Panamá, República Dominicana, Uruguay e invitados de Guatemala, además de las directivas y militantes del partido anfitrión, fue el de reiterar el compromiso y la solidaridad de la Internacional para con el pueblo colombiano en su esfuerzo por alcanzar una paz duradera, ofreciendo su pleno respaldo al PLC en el proceso electoral que culminó el domingo 26 de mayo con la elección del nuevo Presidente de Colombia.

Por otra parte, la reunión también tenía como objetivo el insistir, a propósito de Colombia, en la búsqueda de la paz y la democracia en el mundo como ejes principales de las actividades de la familia política de la Internacional Socialista.

En su discurso, el ex-presidente Alfonsín convocó a trabajar por la democracia, la paz y la igualdad, contraponiendo a la lógica del mercado, pilar del neoliberalismo y la globalización, una filosofía que tenga por centro al ser humano y su derecho a la dignidad. Así, el quehacer político de hoy debe, para ser exitoso en la lucha contra la intolerancia, la incomprensión y el extremismo, fundamentarse en la ética de la responsabilidad frente a los pueblos, la ética de los principios y las convicciones y hoy día, sobre todo, la ética de la solidaridad. Afirmó que "en las circunstancias que vive el mundo, la Internacional Socialista es indispensable en la búsqueda de la democracia y de la paz".

Horacio Serpa resumió en dos los principales retos de su proyecto de gobierno. Primero, globalizar la solidaridad para hacer contrapeso a los efectos socio-económicos de la globalización, de manera tal que la alianza socialdemócrata de la Internacional construya un consenso mundial para luchar contra el tráfico de estupefacientes, combatir el terrorismo, superar la pobreza y devolverle al ser humano su dignidad. Segundo, al dar solución efectiva a las necesidades fundamentales de la sociedad, y partiendo de la convicción de que "la ausencia de paz es el más dañino contradictor de la democracia, como que fractura los esquemas de su gobernabilidad, como que hace pedazos la solidaridad colectiva", lograr consolidar la paz y la democracia en Colombia "con el apoyo de un consenso de solidaridad internacional proactiva, cooperativa y vigilante", puesto que "la paz es condición y fruto de la convivencia democrática, solidaria y tolerante" al tiempo que "la democracia verdadera es el medio ambiente natural de la paz".

El Secretario General se refirió al papel que ha desempeñado la Internacional en el logro de la paz y la democracia para indicar de qué manera la IS es hoy más que nunca un foro mundial que representa esperanza de mejores tiempos para millones de personas. Al mismo tiempo, frente al avance de tendencias homogéneas de la derecha, hizo un llamamiento a los líderes políticos para que perseveren en el esfuerzo de encontrar soluciones reales a los problemas reales, en contraposición a las salidas fáciles con que esas fuerzas pretenden difuminar -que no resolver- asuntos tan de fondo como la inmigración en un mundo globalizado, la seguridad, la marginalización económica. Concluyó convocando a una convergencia de la izquierda: "Nosotros que hemos luchado por la democracia, que le hemos puesto el piso en tantos lugares de la tierra, que hemos creado y desarrollado sistemas multipartidistas, del pluralismo, de la libertad, tenemos que ser capaces también de crear esas convergencias necesarias de la izquierda, de las políticas razonables, de las políticas de lo posible. Hoy día la derecha en distintas partes del mundo está convergiendo y se van creando alternativas únicas, propuestas únicas de la derecha. Nosotros desde la izquierda, desde la socialdemocracia, tenemos que ser capaces de responder a este reto".

En sus intervenciones, los participantes tocaron puntos como la insistencia en el diálogo y la negociación como únicas vías hacia la paz, tema sobre el cual el representante del partido miembro de El Salvador comentó la experiencia de negociación y paz en su país. La delegada del Partido por la Democracia de Chile señaló con preocupación la despolitización y desmovilización a que convocan las voces de la derecha y la importancia de avanzar en la democratización de todas las instancias de la vida pública, incluyendo los medios de comunicación. Desde los países vecinos a Colombia se expresó la urgencia de resolver el conflicto colombiano como elemento para el fortalecimiento, la estabilidad y el desarrollo de la región.

El encuentro concluyó con la reiteración de la solidaridad de la familia socialdemócrata de la Internacional con el proceso político colombiano, y en particular con los esfuerzos por dar solución real a los complejos problemas de hoy desde la perspectiva de valores y principios compartidos con las fuerzas políticas colombianas, como las del Partido Liberal Colombiano.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.