Declaración de Phnom Penh

Primera reunión de la Internacional Socialista en Camboya, 8-9 de octubre de 2004

1.

El Comité Asia-Pacífico de la Internacional Socialista reafirma su compromiso de esforzarse por alcanzar una forma de globalización que beneficie y promueva el bienestar de todos los pueblos de esta crítica región del mundo.

Esto significa profundizar el trabajo de establecer y fortalecer la gobernanza democrática en Asia y el Pacífico y garantizar el respeto a las libertades y derechos humanos de todos, mujeres y hombres.

La globalización hoy aumenta el crecimiento económico en el mundo, pero las ganancias y las nuevas oportunidades para el desarrollo no son distribuidas equitativamente, y el proceso es débil por falta de un marco regulador, de transparencia y de una adecuada administración del Estado en muchos lugares.

Los mecanismos para asegurar la justicia social, el desarrollo económico sostenible y un imperio de la ley más efectivos deben, por lo tanto, ser incorporados al proceso de globalización en si, como está considerado en la plataforma socialdemócrata para la gobernanza global.

 

2.

El Comité subraya que las perspectivas para la democracia, los derechos humanos y el progreso económico están directamente vinculadas a la necesidad de alcanzar la paz dentro y entre las naciones, y la seguridad en las vidas cotidianas de los ciudadanos en todas partes.

La seguridad y la lucha contra el terrorismo en particular, dependen de la cooperación entre las naciones en la región y a través del globo, en lugar de enfoques unilaterales y preventivos que pueden exacerbar las tensiones y aumentar el riesgo de conflicto y violencia.

Eliminar la amenaza nuclear, proteger el medio ambiente y responder efectivamente al cambio climático y al aumento del nivel de las aguas en los océanos en Asia y el Pacífico, requieren no solamente de la cooperación regional, sino de la coordinación entre ésta y otras regiones del mundo a través de organismos internacionales revitalizados.

La región del Asia-Pacífico, que tiene una economía en rápido crecimiento y que cuenta con un gran potencial en recursos energéticos, necesita contar también con una cooperación regional a varios niveles, para responder a los desafíos de la inseguridad energética y proteger a la región de los riesgos medioambientales.

El Comité reconoce que las mujeres y los niños sufren el mayor impacto de la guerra, de los conflictos internos y de la degradación medioambiental en la región, y que las mujeres en especial deben desempeñar un papel clave en la restauración de la paz y la estabilidad democrática. Asegurar los derechos políticos y las libertades civiles de las mujeres, garantizando su seguridad personal son, por lo tanto, prioridades.

 

3.

Abordar los desafíos de la globalización requiere de una mejor gobernanza, no solamente a nivel global sino que también a nivel regional, nacional y local.

Esto significa promover una mayor participación ciudadana, en primer lugar y de gran importancia, a través del fortalecimiento de nuestros partidos y organizaciones socialdemócratas que son la clave para implementar reformas concretas a todo nivel, y en segundo lugar, profundizando las relaciones entre nuestros partidos y los movimientos sociales progresistas, como quedó destacado con la participación de la Internacional Socialista en el 4º Foro Social Mundial en Mumbai el pasado mes de enero.

Un cambio fundamental es el asegurar que la justicia social, la transparencia y las oportunidades prevalezcan para todos los ciudadanos de cada nación. El crecimiento económico global, en nuestra opinión, será sostenible solamente bajo estas condiciones.

El Comité reconoce plenamente la enormidad de las tareas que enfrenta la socialdemocracia en Asia y el Pacífico, teniendo en cuenta que las naciones de la región se encuentran en diferentes etapas de desarrollo económico, y en algunas de ellas se hace evidente un agudo déficit democrático, junto a la amenaza terrorista que acrecienta las dificultades inherentes para la resolución de los conflictos de larga duración.

Sin embargo, a medida que la socialdemocracia continúa creciendo en Asia y el Pacífico, también lo hace la solidaridad que une a nuestro movimiento en todas partes y continúa siendo esencial para alcanzar, a través de la cooperación, nuestros objetivos comunes en esta vasta e interdependiente región.

 

4.

El Comité, al continuar observando las situaciones en países y regiones específicas del Asia y el Pacífico, nota que hay desarrollos tanto positivos como negativos y que existen hoy situaciones de gran preocupación:

En relación a Corea del Norte y Corea del Sur, el Comité está profundamente preocupado con respecto a los ultimos informes provenientes desde allí, en particular sobre los que dan cuenta de los intentos de Corea del Norte por desarrollar armas nucleares, y las revelaciones sobre experimentos nucleares secretos en Corea del Sur durante las dos últimas décadas. El Comité reafirma su pleno apoyo a todas las iniciativas diplomáticas tendientes a reducir las tensiones entre Corea del Norte, los países vecinos y la comunidad internacional, e insiste que deben realizarse todos los esfuerzos para reactivar, tan pronto como sea posible, las conversaciones "de los seis", entre Corea del Norte, Corea del Sur, Japón, China, Rusia y los Estados Unidos.En relación a esta materia, la IS acoge calurosamente la victoria de las fuerzas progresistas en las últimas elecciones presidenciales y parlamentarias en Corea del Sur.

La situación en Nepal continúa siendo causa de gran preocupación. Las crecientes olas de violencia contra la población civil por parte de los insurgentes del CPN-M y la pérdida de vidas inocentes deben cesar inmediatamente. Expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Nepal y con todos aquéllos que trabajan allí por la paz y la democracia, y apelamos por la pronta restauración del proceso constitucional y del estado de derecho.

El Comité se encuentra también preocupado ante el estancamiento del proceso de paz en Sri Lanka, donde la tregua negociada por intermedio de Noruega en 2002 entre el gobierno y los separatistas Tamil está siendo entrabada por brotes de violencia, incluyendo una reciente serie de asesinatos, y hace un llamamiento a ambas partes a redoblar esfuerzos para superar el estancamiento actual y poder asegurar una paz definitiva.

El Comité ve con complacencia que el proceso de paz en Cachemira parece estar avanzando luego de la reunión entre los líderes de India y Pakistán en Nueva York en septiembre. Junto con reconocer la crítica necesidad de resolver todas las disputas de largo tiempo entre los dos países, apoya plenamente el proceso de diálogo y alienta la expansión de las medidas que crean la confianza mutua, comenzadas a principios de año.

La situación en Pakistán sigue siendo materia de gran preocupación. El compromiso del presidente del país de dejar el cargo de jefe del ejército, como un paso para responder a las esperanzas del pueblo paquistaní de restauración del gobierno civil, no ha sido cumplido. La paz y la seguridad en Pakistán pueden garantizarse solamente a través de un parlamento soberano y un sistema judicial independiente, asegurando así el pleno respeto a los derechos y libertades políticas, y el Comité reafirma su decidido apoyo al Partido del Pueblo Paquistaní y a todos aquellos que se esfuerzan por alcanzar estos objetivos.

En momentos en que el pueblo de Afganistán, bajo circunstancias muy difíciles, participa hoy, 9 de octubre, en elecciones presidenciales en ese país, nos mantenemos preocupados por la falta de seguridad con respecto al voto. El pueblo de Afganistán requiere de un apoyo sostenido de parte de la comunidad internacional, para poder establecer con éxito un sistema democrático duradero y el imperio de la ley.

La democracia sigue siendo un desafío para el pueblo de Kazajstán, luego que observadores internacionales determinaron que las elecciones parlamentarias celebradas en septiembre pasado no cumplieron con los estándares democráticos. El Comité hace un llamamiento al gobierno a hacer las reformas necesarias en preparación para las elecciones presidenciales del 2006 y subraya la necesidad de contar con el continuo compromiso de la comunidad internacional.

El Comité reitera el llamamiento de la Internacional Socialista por la libertad incondicional de Aung San Suu Kyi y de todos los otros prisioneros políticos en Birmania, donde la situación sigue deteriorándose, y urge a continuos esfuerzos de la comunidad internacional en apoyo al restablecimiento de la democracia en el país.

En relación a Fiji, el Comité reitera su solidaridad con el Partido Laborista de Fiji y apoya su justa demanda para el establecimiento de un verdadero gabinete multipartidista, tal como es requerido en la Constitución. El Comité recuerda sus anteriores demandas y hace un llamamiento al gobierno de Fiji a remover toda forma de discriminación racial patrocinada por el Estado en contra de las comunidades minoritarias.

El Comité nota que la intervención regional de policías y fuerzas de defensa de Australia, Nueva Zelandia y otras naciones del Pacífico han calmado la tensiones étnicas en la Islas Salomón, y hace un llamamiento a una mayor cooperación internacional para desarrollar la economía y la infraestructura social necesarias para reconstruir un estado democrático. El Comité espera que un mínimo de orden pueda ser restaurado, a través de un similar esfuerzo internacional, en Papua Nueva Guinea, donde el fracaso de las instituciones estatales ha llevado a una situación de anarquía.

El Comité recibió con satisfacción los alentadores avances electorales del Partido de Acción Democrática de Malasia el pasado mes de marzo, y registró su solidaridad con el DAP, cuyo Presidente Nacional, Karpal Singh, ha sido suspendido del Parlamento.

En las Filipinas, condenamos la ejecución sumaria de varios líderes del Partido AKBAYAN en manos de guerrilleros del Nuevo Ejército del Pueblo (NPA), quienes han también amenazado públicamente con secuestrar al presidente del partido y con su posible ejecución si se resiste.

El Comité se felicitó ante la victoria del Partido del Congreso y otras fuerzas progresistas en India y la formación de un gobierno liderado por la Alianza Progresista Unida.

Luego de las recientes elecciones en Mongolia, en las cuales el voto de los ciudadanos estuvo prácticamente dividido entre el miembro de la IS, el MPRP y el MDC, el Comité felicita al MPRP por la formación de la Gran Coalición de Gobierno, y le extiende sus buenos deseos para las próximas elecciones locales el 17 de octubre y para las elecciones presidenciales que tendrán lugar el 2005.

El Comité, de acuerdo con las posiciones acordadas en el Congreso de la IS en São Paulo el año pasado y la visita de la delegación de la IS a China en febrero de este año, apoya los continuos intercambios entre la Internacional Socialista y el liderazgo chino.

El Comité acoge con agrado el éxito de las primeras elecciones presidenciales en Indonesia en septiembre, las cuales confía en que contribuirán al fortalecimiento del estado de derecho y permitirán al gobierno abordar los urgentes temas de transparencia, seguridad ciudadana y derechos humanos.

En mayo, Timor-Leste celebró un nuevo aniversario de la restauración de su independencia luego de años de histórica lucha. El Comité nota que la nueva nación continúa enfrentando el difícil desafío de construir y reforzar las instituciones de gobernanza democrática, y expresa la solidaridad de los socialdemócratas a través de la región con el pueblo de este país.

El Comité expresó su preocupación ante los recientes sucesos en Bangladesh, incluyendo los ataques contra miembros de la Liga Awami y su líder Sheikh Hasina y los posteriores arrestos de numerosos miembros del partido y de otros grupos de oposición, e hizo un llamamiento a poner fin a las detenciones y a llevar ante la justicia a aquellos responsables de la violencia política.

Hoy día son las elecciones en Australia y el Comité expresa su plena solidaridad con el Partido Laborista Australiano, que ha llevado a cabo una inspiradora campaña y, junto con toda la Internacional, espera que resulten victoriosos y así contribuir al refuerzo de la socialdemocracia en la región.

Finalmente, el Comité expresa su satisfacción al haber tenido la oportunidad de reunirse en Camboya, contando con el Partido del Pueblo Camboyano (CPP) como anfitrión, una fuerza política con la cual la Internacional ha venido cooperando a lo largo de varios años, y por su intermedio enviar un mensaje de apoyo y solidaridad al pueblo de Camboya que sufrió los horrores de uno de los regímenes más brutales del mundo y que ha sabido salir adelante con esperanza y en democracia en busca de un futuro mejor. El Comité recibió con beneplácito el resultado de las negociaciones que llevaron al establecimiento del actual gobierno, alentado por el entendimiento alcanzado entre los principales actores políticos del país que reflejan y ponen de manifiesto el compromiso y la voluntad democrática del pueblo camboyano. Igualmente, nos alientan hoy aún más las perspectivas de la reciente decisión de la legislatura camboyana de continuar en la búsqueda de justicia con respecto al pasado, en cooperación con la comunidad internacional. Deseamos al pueblo de Camboya, a su gobierno y al CPP éxito en todos sus esfuerzos.

 

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.