Declaración de Katmandú

Reunión del Comite Asia-Pacifico de la IS en Nepal discute paz y democracia en la región, 10-11 de febrero de 2007

Original: inglés 

1.

La población de esta extensa y dinámica región del Asia-Pacífico ha llegado a un punto crítico en sus esfuerzos por hacer frente a los desafíos que se presentan para hacer avanzar y consolidar la democracia y asegurar la paz y la estabilidad, dentro y entre las naciones.

El Comité Asia-Pacífico de la Internacional Socialista subraya que cada vez se hace más urgente la necesidad de promover estos objetivos a través de una acción política sostenible, decidida y consensuada por parte de las fuerzas socialdemócratas, de los partidos políticos y de otras organizaciones afines en la región del Asia-Pacífico, para que el progreso obtenido en décadas recientes pueda ser mantenido y para asegurar que todos los ciudadanos de la región se beneficien de las ganancias conseguidas.

El Comité nota con gran preocupación las conclusiones del cuarto informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas, PICC, y los efectos potencialmente devastadores del cambio climático en muchas partes de Asia y del Pacífico, y apoya plenamente la decisión de la Internacional Socialista en su Consejo de Santiago en noviembre, de establecer una Comisión de la IS para una Sociedad Mundial Sostenible.

El Comité reafirma la importancia fundamental de los valores y principios socialdemócratas, especialmente la solidaridad, la justicia social, los derechos humanos, el diálogo y la cooperación internacional, al encarar estos desafíos.

2.

El Comité se complace en celebrar esta reunión en Katmandú, como parte del conjunto de los continuos esfuerzos realizados por la Internacional Socialista con el fin de ayudar a poner fin a los conflictos y proteger y fortalecer la democracia en Nepal, y para manifestar una vez más nuestra solidaridad con el pueblo nepalés, con la coalición de ocho partidos - en particular el partido miembro de la IS, el Partido Nepalí del Congreso - y el Primer Ministro Girija Prasad Koirala, en sus esfuerzos por asegurar un futuro democrático, en paz y de más esperanzas para todos sus ciudadanos.

El Comité, de acuerdo con las anteriores declaraciones de la Internacional Socialista, reitera el apoyo de la socialdemocracia en toda la región del Asia-Pacífico al Acuerdo Integral de Paz de 2006, y urge a que el Acuerdo sea implementado y respetado por todas las partes involucradas. A este respecto, el Comité expresa su esperanza de que, en momentos en que el gobierno del Primer Ministro Koirala se prepara para las elecciones del mes de junio a una Asamblea Constituyente que redactará una nueva constitución nacional, la coalición de ocho partidos, incluyendo a la antigua insurgencia rebelde que hoy se encuentran en el parlamento, permanezca unida en torno a la prioridad fundamental de asegurar que el proceso electoral sea llevado a cabo de manera libre, justa y transparente.

El Comité, tomando nota de las tensiones que han surgido recientemente con respecto a las demandas de inclusión por parte de grupos sociales, valoriza y apoya altamente los esfuerzos del gobierno por abordar los temas que motivan esas tensiones a través del proceso electoral y de la asamblea constituyente, como también la decisión de aquéllos que buscan respuestas a sus demandas de hacerlo a través del diálogo y del proceso político. Es muy alentador para el Comité ver que están a punto de comenzar las negociaciones para encontrar los medios necesarios que aseguren la participación e inclusión de todos los ciudadanos dentro del sistema político del país.

La reubicación de las personas desplazadas durante el pasado conflicto, lo que se encuentra incluido en el Acuerdo de Paz, fue puesto de manifiesto.

Con respecto a la participación de la mujer en el proceso político, el Comité hizo resaltar el ejemplo de Nepal en esta región, donde se están tomando las previsiones para asegurar al menos un tercio de representación a las mujeres.

El Comité urge a la comunidad internacional a realizar mayores esfuerzos para dar apoyo a Nepal, en momentos en que el país continúa avanzando de manera positiva, y destaca especialmente el trabajo de Naciones Unidas en la supervisión del desarme de los antiguos insurgentes rebeldes, que comenzó en enero.

El Comité reafirma que la Internacional Socialista seguirá contribuyendo en todo lo que sea posible para fortalecer la democracia en Nepal, incluyendo el apoyo al proceso electoral en los meses venideros y enviando una delegación de la IS a observar la votación en el mes de junio.

3.

El Comité reitera la condena de la Internacional Socialista a la detonación de un arma atómica realizada por Corea del Norte en una prueba subterránea el pasado mes de octubre. Ese acto puso en peligro la paz y la estabilidad a través de Asia y del Pacífico y amenazó con debilitar los esfuerzos en favor del desarme y en contra de la proliferación en todas partes.

El Comité considera como algo muy positivo la reanudación esta semana de las conversaciones entre las seis partes, Corea del Norte, Corea del Sur, Japón, China, Rusia y los Estados Unidos. Las acciones multilaterales son la única manera viable para lograr paz y seguridad, y es solamente a través del diálogo y de los esfuerzos por lograr puntos de coincidencia que será posible reducir las tensiones e ir progresando hacia una solución de la actual disputa que involucra a Corea del Norte y del tema de la capacidad nuclear.

El Comité reconoce que la situación en la península de Corea es uno de los temas más difíciles que enfrenta Asia y el Pacífico hoy en día, un tema que puede adquirir repentinamente características inesperadas y peligrosas, y hace un llamamiento a una continua y determinada cooperación entre los países de la región y la comunidad internacional a través de las Naciones Unidas, para asegurar un resultado duradero y de paz.

4.

El Comité, al considerar otras regiones y naciones de Asia y del Pacífico, constata que continúa existiendo un número de temas que revisten una grave preocupación para la Internacional Socialista:

En relación con Pakistán, el Comité deplora la falta de toda señal significativa por parte del gobierno militar que indique un avance democrático y reitera su solidaridad a su partido miembro, el Partido del Pueblo Paquistaní, PPP, en su continua lucha por la democracia y los derechos humanos en su país, asunto crucial para toda la región.

Junto con reafirmar la condena de la Internacional al golpe militar en Tailandia el pasado mes de septiembre, el Comité repite el llamamiento de nuestro movimiento a una pronta restauración de la gobernanza democrática, como así también de todos los derechos políticos y las libertades civiles que aún son denegados. Nota con preocupación el reciente aumento de la violencia política y de las violaciones a los derechos humanos por parte de los militares y reitera la posición de la Internacional en el sentido de que los problemas económicos y sociales solamente pueden ser resueltos a través de medios pacíficos y democráticos.

El Comité se encuentra muy preocupado ante los recientes sucesos en Bangladesh, donde preparativos extremadamente deficientes llevaron a la postergación de las elecciones programadas para enero y al establecimiento de un gobierno interino dentro de un clima de tensión y a menudo violento, marcado por la declaración de un estado de emergencia, las numerosas violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas de seguridad y los arrestos arbitrarios sin orden judicial de figuras pertenecientes a todo el espectro político supuestamente envueltas en corrupción. El Comité hace un llamamiento a las autoridades a actualizar y expurgar totalmente la lista de votantes, a reprogramar rápidamente las elecciones y a garantizar todos los derechos y libertades civiles con anterioridad a la votación. Al mismo tiempo, el Comité reafirma la solidaridad de la Internacional con la Liga Awami en sus esfuerzos por asegurar la gobernanza democrática en Bangladesh y por competir libremente en un proceso electoral justo y transparente.

Al reafirmar los esfuerzos contraídos hace mucho tiempo por la Internacional para ayudar a liberar a Birmania de la opresión, el Comité reitera su llamamiento a la inmediata e incondicional liberación de Aung San Suu Kyi y todos los otros prisioneros políticos, apoya la resolución acordada por la Asamblea General de la ONU en diciembre que llama al gobierno militar a poner fin a las operaciones militares de que son blanco los civiles y violan sistemáticamente los derechos humanos en las áreas étnicas, y urge al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a renovar esfuerzos para adoptar una resolución en favor de la democracia y los derechos humanos en Birmania.

El Comité deplora el golpe que tuvo lugar en Fiji el 5 de diciembre y la instalación de un gobierno militar interino, último impacto asestado a las perspectivas de un retorno a la democracia en ese país, y apoya plenamente los esfuerzos del Foro de las Islas del Pacífico para ayudar a la restauración de la democracia y del Estado de Derecho en Fiji.

Con respecto a las Islas Salomón, el Comité se muestra preocupado por la renovada amenaza de agitación social luego de las elecciones celebradas el pasado mes de abril. El Comité apoya los esfuerzos regionales tendientes a lograr estabilidad democrática y seguridad para todos los ciudadanos, y subraya el convencimiento de la Internacional Socialista de la importancia que tiene el desarrollo económico para la construcción y preservación de la democracia.

Los disturbios devastadores para la economía y la pérdida de vidas en Tonga el pasado mes de noviembre, cuando esa nación isleña luchaba por hacer la transición a un pleno gobierno democrático, han sido también un desarrollo inquietante, y el Comité apoya los esfuerzos de Nueva Zelanda, junto con Australia, para ayudar a la recuperación económica y definir un calendario para la reforma democrática.

En lo que concierne al Pacífico, el Comité reconoce los desafíos específicos que enfrentan los pequeños Estados isleños en las áreas de calentamiento global, para crear instituciones democráticas, lograr y mantener la autodeterminación y obtener estabilidad económica. El Comité reconoce el gran potencial natural y humano en el Pacífico, y hace un llamamiento a encontrar maneras en que ese potencial pueda ser desarrollado para beneficio de todos los pueblos de la región.

Con respecto a Timor-Leste, el Comité espera que las próximas elecciones presidenciales en el mes de abril sean la oportunidad para devolver la confianza en las instituciones democráticas del país, y urge a todas las fuerzas políticas en el país a respetar el resultado de la votación y a trabajar dentro del sistema democrático que constituye la mejor manera de avanzar para superar la pobreza y alcanzar el desarrollo económico. El Comité reitera que la Internacional Socialista seguirá dando su apoyo a los esfuerzos de Timor-Leste por reforzar la democracia y llama a la comunidad internacional a profundizar la cooperación con Timor-Leste para asegurar el desarrollo y la seguridad sostenibles para todos sus ciudadanos y acuerda enviar observadores a las elecciones de abril.

La situación en Sri Lanka continúa muy preocupante, con la escalada del conflicto interno y cientos de miles de personas desplazadas por la guerra y por el desastre del tsunami del 2004. El Comité urge a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para lograr que el gobierno y los insurgentes retornen a la mesa de negociaciones y restablezcan el cese al fuego antes de que el conflicto se intensifique aún más.

Con respecto a Bután, el Comité se preocupa ante la falta de democratización y garantías y respeto a los derechos políticos y libertades civiles, y hace un llamamiento a la liberación de todos los prisioneros políticos actualmente encarcelados en el país. El Comité llama también a poner fin a la política mantenida por mucho tiempo en Bután de discriminación en contra de la población étnica nepalesa y de otras comunidades, miles de los cuales han huido a Nepal, y urge a la comunidad internacional, en particular a las naciones vecinas, a promover activamente una justa solución a la crisis de los refugiados, incluyendo la repatriación voluntaria de refugiados a Bután con plenos derechos de ciudadanía y protección de sus derechos humanos.

El Comité está profundamente preocupado ante el anuncio hecho por China en enero de que ha llevado a cabo ensayos de un arma anti-satélite, primer ensayo de este tipo desde la época de la Guerra Fría. Esta acción amenaza con provocar una carrera armamentista en el espacio y subraya aún más la necesidad de que la comunidad mundial redacte e implemente un tratado internacional que prohíba el uso de armas en el espacio.

El Comité reitera su apoyo al Partido Socialdemócrata de Japón en sus continuos esfuerzos por que se respete el artículo 9 de la constitución japonesa, como así también la política no-nuclear de Japón, los cuales proveen una base positiva y sirven de modelo para resolver disputas internacionales de manera constructiva y pacífica.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.