Avanzando la democracia en los países de la CEI, Almaty, Kazajstán

2-3 mayo 2011

El Comité de la Internacional Socialista para la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro celebró un encuentro en Almaty, Kazajstán, los días 2 y 3 de mayo de 2011, la primera vez que el Comité se reunía en Asia Central. Las discusiones se centraron en la democracia en la región, con el Comité expresando su pleno apoyo al Partido Socialdemócrata de toda la Nación ‘AZAT’ (NSDP ‘AZAT’) de Kazajstán, anfitrión de la reunión, con anterioridad a las proyectadas elecciones parlamentarias. Al examinar el tema de la democracia, se prestó una especial atención a la represión política actualmente en Belarús donde muchos prisioneros políticos siguen encarcelados bajo cargos motivados políticamente y con riesgo de sufrir largos periodos de prisión.

Al abrirse la reunión, que estuvo presidida por Mario Nalpatian (ARF-D, Armenia) y Alexandra Dobolyi (MSzP, Hungría), Co-Presidentes del Comité, Zharmakhan Tuyakbai, Co-Presidente del NSDP ‘AZAT’ dio la bienvenida a Almaty a los participantes, haciendo un reconocimiento del desarrollo de lazos entre el partido y la IS en años recientes, y el importante empuje que la celebración de esta reunión daría al adelanto de la democracia en la región del Asia Central. Sobre los aspectos específicos de la situación en Kazajstán, él describió los inaceptables niveles de desigualdad y autoritarismo existentes, y la importancia del avance de los valores socialdemócratas como la libertad, la justicia y la solidaridad. Más tarde, el Co-Presidente de NSDP ‘AZAT’, Bulat Abilov, elaboró sobre las deficiencias democráticas en Kazajstán, tipificadas por la actual composición de su parlamento donde solamente está representado el partido gobernante, y las dificultades que enfrenta el NSDP ‘AZAT’ en sus esfuerzos por quedar oficialmente registrado y reconocido como partido político.

En sus palabras de apertura, el Secretario General de la IS Luis Ayala, declaró que la presencia del Comité en Kazajstán era motivo de orgullo para la organización. En estos tiempos de reafirmación de la democracia en el mundo, agregó, la presencia de la organización global de los socialdemócratas en Almaty tenía un especial significado en vista del déficit de democracia y sentido de exclusión política que sentían los ciudadanos de Kazajstán. Hizo resaltar que dentro de la región de la CEI, la presencia de la democracia estaba lejos de ser uniforme, con algunos países sufriendo una completa ausencia de democracia y con procesos de participación restringida, y otros que habían desarrollado incipientes sistemas democráticos que necesitaban perfeccionarse y obtener apoyo. Subrayó que la social democracia había llegado a ser parte integral de esas democracias, funcionando en beneficio de las personas, y que el movimiento socialdemócrata puede establecer sistemas políticos más justos y de mayor participación.

Sobre Belarús, se escucharon informes de Marina Adamovich (Partido Socialdemócrata de Belarús, BSDP-NH) y de Ihar Maslouski (BSDP-H), refiriéndose a la actual crisis política en ese país desde las elecciones presidenciales del 19 de diciembre de 2010, cuando ocho de los nueve candidatos presidenciales de oposición fueron arrestados. Los miembros del Comité tomaron nota con gran pesar de la ausencia del candidato presidencial y presidente del BSDP-NH Mikalai Statkevich, siempre presente en reuniones anteriores del Comité, quien permanece en una prisión de la KGB incapaz de ver a sus amigos y familia y con un acceso severamente restringido a sus abogados. Las elecciones y sus repercusiones se habían convertido en un catalizador para la suspensión de toda actividad política y la indiscriminada persecución, encarcelamiento, maltratos físicos y tortura de los opositores al régimen. Los participantes fueron unánimes en su condena del mantenimiento de prisioneros políticos por parte de las autoridades de Belarús. La importancia del apoyo y la solidaridad internacionales, y la influencia que podría ejercer la presión de la comunidad internacional sobre las autoridades de Alexander Lukashenko fueron puestas de relieve.

Durante las discusiones sobre los desafíos a la democracia en la CEI y el Cáucaso, muchos delegados mencionaron el papel de la IS en la búsqueda de soluciones a estas cuestiones. Se tomó nota de la extensión de sistemas políticos a través de la CEI que no permiten al electorado una genuina elección. En informes sobre situaciones nacionales, los participantes de Armenia, Azerbaiyán, Georgia, Kirguistán y Ucrania se refirieron a sus preocupaciones específicas con respecto a desarrollos políticos internos. La celebración de la reunión en Asia Central por primera vez permitió asimismo extender invitaciones a partidos socialdemócratas de países vecinos como Tajikistán y Uzbekistán, que enfrentan serias barreras a la democracia, lo que quedó en evidencia con la imposibilidad de la delegación uzbekistana de asistir debido a restricciones impuestas por las autoridades. Dirigiéndose a la reunión, Rahmatullah Zairov, líder del Partido Socialdemócrata de Tajikistán hizo notar las semejanzas entre los métodos empleados por los presidentes de Tajikistán y Belarús.

Al tratar sobre la solución de conflictos, el Comité continuó sus discusiones sobre Nagorno-Karabakh y se comprometió a permanecer activo y continuar su trabajo en Armenia y Azerbaiyán, trabajando con todos los actores políticos relevantes en esos dos países. La situación en Georgia también fue discutida, con una decisión de celebrar un taller reuniendo a socialdemócratas rusos y georgianos. Este grupo haría una revisión de la situación en Georgia, dando una especial atención a los temas pendientes de solución en Abkhazia y Ossetia del Sur, con el fin de encontrar propuestas socialdemócratas comunes sobre estas cuestiones.

La reunión concluyó con una declaración de apoyo al NSDP ‘AZAT’ en sus intentos por volver a registrarse con las autoridades electorales en Kazajstán en preparación a las elecciones parlamentarias, un proceso que ha estado en marcha durante un año y medio. En opinión del Comité, si se permitiera la celebración de elecciones parlamentarias libres y justas en Kazajstán, esto resultaría en una substancial representación de la oposición en el parlamento. El Comité expresó también su solidaridad a su partido miembro, el BSDP-NH, y a las fuerzas de oposición incluyendo al BSDP-H, que sufren persecución en Belarús, haciendo un llamamiento a una inmediata e incondicional liberación de todos los prisioneros políticos en ese país.

Los participantes acordaron asimismo un programa para el futuro trabajo del Comité, para seguir avanzando el progreso logrado en Almaty. De acuerdo con el apoyo expresado por el NSDP ‘AZAT’ con respecto a las próximas elecciones, se tomó el compromiso de acompañar ese proceso con una delegación de observadores de la Internacional Socialista. Se decidió también avanzar el trabajo de la Internacional en Asia Central, desarrollando nuevos contactos con partidos socialdemócratas de la región. A este respecto, Zharmakhan Tuyakbai, Co-Presidente del NSDP ‘AZAT’ fue nombrado para encabezar una futura misión investigadora de miembros del Comité a Tajikistán y Uzbekistán, para sostener reuniones con partidos socialdemócratas y actores de la sociedad civil.

Luego del cierre de la reunión, tuvo lugar una conferencia de prensa que contó con gran participación y en la cual se presentó un resumen de las conclusiones alcanzadas durante los dos días.
 

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.