Reunión del Comité de la Internacional Socialista para la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro, en Minsk, Belarús

8-9 Noviembre 2019

El Comité de la IS para la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro celebró una reunión de dos días en Minsk los días 8 y 9 de noviembre de 2019, acogida por el partido miembro de la IS en Belarús, Narodnaya Gramada. La agenda de la reunión se centró en las actuales prioridades para los partidos socialdemócratas de la región, incorporando informes e intercambios sobre la situación nacional que enfrenta cada uno de los partidos miembros representados. Las discusiones que siguieron se enfocaron en la democracia y sus instituciones en la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro, la superación de conflictos y asegurando la paz, así como reforzando la social democracia en la región. La reunión estuvo presidida por Mikalai Statkevich (Belarús, Narodnaya Gramada), Araz Alizadeh (Azerbaiyán, SDPA) y Alexandra Dobolyi (Hungría, MSzP), copresidentes del Comité.

La reunión fue abierta por el Secretario General de la IS, Luis Ayala, quien recordó el compromiso de largo tiempo que la IS mantiene con Belarús y la participación de su partido miembro dentro de la familia socialdemócrata mundial. Observando que han transcurrido exactamente 30 años desde la caída del muro de Berlín, reiteró que la social democracia siempre ha estado del lado de las libertades, de los derechos y del cambio democrático, y que los partidos socialdemócratas están presentes ahora en toda la CEI, donde se enfrentan a complejos desafíos. El avance hacia la democracia no ha logrado el alcance esperado en algunas regiones del mundo, incluyendo ésta, y es necesario contar con la visión de los socialdemócratas ante la ausencia de elecciones libres y justas en un número de países de la antigua Unión Soviética. Aún dentro de los sistemas democráticos, el neoliberalismo ha exacerbado las diferencias entre ricos y pobres, aumentando la desigualdad y haciendo que, a su vez, la democracia sufra las consecuencias.

Mikalai Statkevich, presidente del partido anfitrión y copresidente del Comité, extendió un caluroso saludo a todos los participantes y su agradecimiento a la IS y a sus miembros por su apoyo y solidaridad durante muchos años, en su lucha y la de su partido por los derechos y las libertades democráticas en Belarús. Definió la situación del país como un sistema autoritario donde una persona se ha mantenido en el poder durante 25 años, el parlamento es simplemente decorativo y las elecciones son manipuladas en favor del partido gobernante, con un sistema judicial totalmente subordinado al régimen.

En preparación para la campaña de la elección presidencial en 2020, Narodnaya Gramada está luchando por el derecho de Mikalai Statkevich a presentarse como candidato. Luego de su liberación en 2015, después de cuatro años como prisionero político, sus derechos han sido restringidos por otros ocho años, durante los cuales se le prohibe participar en elecciones. Mientras se le permita al dictador nombrar a sus rivales él mismo, la sociedad no podrá lograr el cambio para librarse de él, pero, sin embargo, Statkevich considera que drásticos cambios son inevitables en Belarús y el partido está adquiriendo una mayor fuerza con el apoyo y solidaridad de sus compañeros alrededor del mundo, para estar en situación de realizar esos positivos cambios para el país y su gente.

El Comité ofreció su apoyo incondicional a Statkevich y Narodnaya Gramada en momentos en que se preparan para las próximas elecciones, seguros que la próxima reunión del Consejo de la IS respaldará sus esfuerzos, demandando que los futuros procesos electorales, a diferencia del pasado, sean justos y democráticos. El Secretario General aseguró que la IS hará pleno uso de su perfil y plataforma internacional para llamar la atención del mundo sobre la falta de democracia, de derechos y de libertades en Belarús, a fin de obtener una fuerte presencia internacional en el país y movilizar a las instituciones internacionales para asegurar elecciones libres y justas en 2020.

Otras perspectivas sobre la falta de solidaridad, libertad y justicia en Belarús fueron presentadas durante el segundo día de la reunión por el sindicalista Gennady Fedynich, quien informó sobre las presiones que enfrentan los miembros de su sindicato. A él se le había impedido asistir a la sesión de apertura de la reunión por el hecho de estar bajo arresto domiciliario, un status que ha sido creado por el gobierno para afirmar que no existen prisioneros políticos. El consideró que el estado había abandonado a su gente y que se necesitaban urgentes reformas en las pensiones y en los salarios para elevar los niveles de vida en el país.

El Comité recibió un informe de la delegación del SDPK de Kirguistán sobre recientes desarrollos en ese país, donde se ha visto un deterioro de la situación política luego de la detención del ex presidente Almazbek Atambayev, con informes de arrestos de muchas personas en el liderazgo del partido, palizas en las prisiones y obstáculos a las actividades del partido. El SDPK, al haber sido el primer partido en la región postsoviética que llegó al poder desde la oposición, continúa ahora funcionando como un partido de oposición ya que se ha producido un alejamiento de la democracia, con una política orientada hacia los clanes en años recientes.

Como respuesta a la crisis política en Kirguistán, el Comité decidió que una delegación de la IS viaje al país en un futuro inmediato para sostener un diálogo con representantes del gobierno de Kirguistán, con el SDPK y con el ex presidente Almazbek Atambayev, con el fin de realizar una completa evaluación de la verdadera situación en el país. La IS no puede aceptar que uno de sus partidos miembros sea destruido, y se mantendrá plenamente comprometida, presentando demandas claras a los actores en el proceso político en Kirguistán y movilizando a la comunidad e instituciones internacionales a asignar a la crisis política en el país la atención que ella merece.

Sobre Azerbaiyán, el copresidente del Comité Araz Alizadeh informó que los incrementos en el presupuesto social y los aumentos del salario mínimo no son suficientes. Consideró que la verdadera democracia está lejos de ser alcanzada en todos los países de la CEI donde los políticos no han logrado encontrar la manera de llegar al corazón de las personas. El SDPA pronto participará en las elecciones municipales con una plataforma que trata de incrementar los derechos de las autoridades municipales. Su opinión es que el país podría alcanzar mayor progreso si el problema de Nagorno-Karabakh fuera resuelto.

En el corto periodo desde la reunión anterior del Comité, se han visto cambios significativos en Armenia, donde una ola de protestas tuvo lugar en abril de 2018. En elecciones parlamentarias en diciembre de 2018, se eligió una nueva alianza con una votación sin precedentes del 70%, y por primera vez el miembro de la IS, ARF-D, no logró representación en el parlamento. Sin embargo, el partido continúa abogando por reformas que estén basadas en la constitución de Armenia, para asegurar objetividad en los procesos de transición, y fe en la separación de poderes en el país en favor del establecimiento de una verdadera democracia.

Siguiendo la investidura de un nuevo presidente en Kazajstán en marzo de 2019, el país vivió un despertar al darse cuenta la gente de que ellos tienen la voluntad y el voto y pueden crear un cambio. Al ser el único partido de oposición registrado, el miembro de la IS, OSDP, se esfuerza para cambiar la situación, con el sistema electoral mayoritario que enfrenta una crisis. Askhat Rakhimzhanov, el nuevo presidente del OSDP, informó sobre los cambios que han tenido lugar dentro del partido y los desafíos que enfrentan actualmente.

Los recientes procesos electorales en Rusia han tenido resultados positivos para el partido Una Rusia Justa en Moscú, San Petersburgo y Sebastopol, con un aumento en el número de diputados regionales electos. El partido está centrando sus energías en la continuación de su campaña parlamentaria y acciones para poner presión sobre el partido gobernante, con todos los partidos en Rusia preparándose actualmente para las elecciones en 2020. El partido está en contra de la injusticia social que se encuentra tras las recientes protestas en Moscú, aunque no ha tomado parte en las manifestaciones organizadas por otras fuerzas de oposición.

Los recientes cambios en Ucrania fueron expuestos dentro del contexto del régimen autoritario que el país heredó tras su independencia y el giro hacia la oligarquía en los años 90, cuando el poder fue entregado a los negocios y a los ricos. La elección del Presidente Zelensky fue realmente inesperada y representó una victoria para el pueblo sobre el sistema oligárquico, pero la situación no ha cambiado, no se han logrado mejoras en la situación general del país. Una reforma importante y necesaria es la eliminación de las condiciones financieras impuestas a los partidos políticos para participar en campañas nacionales y permitir el acceso de todos los partidos, incluyendo al partido miembro de la IS, SDPU.

El Secretario General de la IS informó que él había estado también en contacto con partidos miembros de la IS en Georgia (SDD) y en Moldova (PDM), quienes enviaron sus saludos al Comité. En el caso de Moldova, la situación política en el país es particularmente compleja con la programación de una crucial sesión parlamentaria en el día de hoy, por lo que un representante del PDM no pudo viajar a Minsk.

Las discusiones sobre democracia en la región se centraron en los desafíos que se presentan para establecer un sistema verdaderamente democrático tras más de dos décadas desde la independencia. Durante los intercambios, Alexandra Dobolyi (MSzP, Hungría, copresidenta del Comité), hizo notar que en el Occidente de Europa se ha comenzado a ver a su país como una dictadura del Este de Europa, mientras que en el Este su país es considerado como una democracia occidental, e hizo resaltar la importancia de situar la lucha por la democracia en la región dentro del contexto correcto. A pesar de que el nivel de democratización varía de país en país, existen desafíos comunes en la manera cómo se organizan a menudo los procesos electorales para que aquéllos que ejercen el poder mantengan su control.

Muchas intervenciones se centraron en el importante papel que cabe a las instituciones democráticas frente a un sistema político que ha sido concebido para obstaculizar la transferencia democrática del poder. Aunque los problemas de los países de la ex Unión Soviética no son idénticos y las elecciones se organizan de maneras diferentes, la falta de instituciones fuertes e independientes es un problema recurrente. Los partidos socialdemócratas de la región necesitan cooperar y compartir experiencias de cómo han sido organizadas las elecciones y cómo monitorear y observar efectivamente los procesos electorales. Otro desafío importante para los socialdemócratas es aprovechar las oportunidades que ofrece la democratización de la información. Los jóvenes están ahora más conscientes que nunca del mundo más allá de las fronteras nacionales, ellos están siendo politizados y no aceptarán las estructuras rígidas y autoritarias del pasado. Los partidos socialdemócratas deberán ser la voz de esta generación de arquitectos del cambio democrático en la región de la CEI, como lo han sido en otras regiones del mundo por muchas décadas.

La falta de democracia y transparencia en la región fue también identificada como un factor que contribuye a la falta de avances en la solución de conflictos. El contexto histórico podría ser también un gran obstáculo para la cooperación internacional, con actitudes negativas hacia las diferentes nacionalidades y grupos étnicos basadas en injusticias y disputas del pasado. A través de un proceso de reconciliación y abordando los agravios históricos, será posible dar la vuelta a la página sobre las acciones pasadas y esforzarse por lograr una relación futura mutuamente beneficiosa y en paz.
 

Cobertura de prensa de la reunión

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.