Reunión del Comité de la IS para la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro en Ereván

8-9 Junio 2015

El Comité de la IS para la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro se reunió en Ereván, Armenia, los días 8 y 9 de junio de 2017, acogido por el partido miembro de la IS en ese país, el FRA Partido Socialista Armenio. La reunión, que fue abierta por el Secretario General de la IS, Luis Ayala, fue presidida por Armen Rustamyan (Armenia FRA, co-presidente del Comité), Alexandra Dobolyi (Hungría MSzP, co-presidenta del Comité) y Oleg Tulea (Moldova PDM, vice-presidente del Comité). Los delegados provenientes de países de la región discutieron los tres temas de la agenda, a decir, las prioridades regionales de reforzar y extender la democracia, asegurar la paz y la solución de conflictos, y avanzar la agenda socialdemócrata.

La reunión estuvo marcada por la presencia de una delegación del SDPA, partido miembro de la IS en Azerbaiyán, cuya plena participación en la reunión y en las discusiones simbolizó el espíritu de cooperación y diálogo que caracteriza al movimiento socialdemócrata global. No obstante las actuales tensiones entre Armenia y Azerbaiyán, los representantes del ARF y del SDPA se unieron en fructíferos intercambios durante los dos días. Al concluir la reunión, los miembros del Comité adoptaron una declaración que incluyó los principales puntos de acuerdo.

Al abrir la reunión, los presentes observaron un momento de silencio en memoria de Vahan Hovanessian, ex líder del ARF y co-presidente del Comité, quien falleció en diciembre de 2014.

Sobre el tema de solución de conflictos, el Comité reiteró la fundamental convicción de la Internacional de que la paz es necesaria para el desarrollo y la prosperidad. La declaración reflejó la establecida posición de la Internacional sobre la necesidad de diálogo como un medio para lograr poner fin a los conflictos no resueltos. El Comité hizo también un llamamiento al cese al fuego y al respeto del derecho internacional en Ucrania del Este y la adhesión a las disposiciones contenidas en el Acuerdo Minsk II.

El conflicto está también vinculado a la democracia, pues el establecimiento de una genuina democracia puede ayudar a eliminar el déficit de derechos y libertades que son una causa del conflicto. Se realizaron intercambios en profundidad relacionados con reforzar y extender la democracia, reconociendo la falta de una efectiva democracia en los países representados en la reunión. Los delegados reflexionaron sobre la necesidad de una libre expresión de la voluntad política y discutieron maneras en las cuales los partidos miembros de la Internacional Socialista en la CEI, el Cáucaso y el Mar Negro, pueden cooperar de mejor forma para hacer avanzar los objetivos compartidos.

La democracia no es sólo acerca de elecciones, ella también queda reflejada en las oportunidades que se ofrecen a los partidos en oposición en el periodo entre elecciones. En una democracia que funciona, la oposición cumple un importante papel como un contrapeso al gobierno y es capaz de asegurar que no gobierne sin escrutinio. La oposición, severamente disminuida y reprimida en muchos países de la región, no es capaz de exigirle cuentas al gobierno ni de prepararse para elecciones futuras.

Los participantes acordaron igualmente poner gran énfasis en la agenda socialdemócrata como una manera de comunicar mejor el mensaje de la social democracia. Se acordó que la social democracia es muy necesaria en la región para ofrecer una alternativa viable al nacionalismo y al neoliberalismo. La ideología socialdemócrata, enfocada alrededor de las necesidades más que en unos pocos privilegiados, debe resonar con los ciudadanos desprovistos de sus derechos bajo regímenes autoritarios y antidemocráticos.

Un área en especial, sobre la cual los miembros de la IS están a la cabeza, es la lucha contra la corrupción, la cual debe ser eliminada con la ayuda de instituciones reforzadas, un poder judicial fuerte e independiente y un marco claro y transparente para perseguir y erradicar la mala conducta financiera.

Los informes sobre situaciones nacionales en los países representados fueron presentados dentro del contexto de los temas de la reunión. Los delegados escucharon cómo nuevas elecciones presidenciales en Belarús tendrán lugar más adelante en 2015, a pesar del continuo encarcelamiento del candidato presidencial Mikalai Statkevich a continuación de elecciones anteriores. Se leyó un mensaje de Statkevich. en el cual agradeció a la IS por su apoyo y reiteró su compromiso con la libertad, la justicia y la solidaridad.

La democracia se encuentra también ausente en Tajikistán, donde la elite gobernante tiene inmensos poderes y recursos, y niega los derechos fundamentales. Un aumento de las tensiones étnicas y religiosas ha contribuido asimismo a esta precaria situación. A la oposición se le han negado sus derechos democráticos en Kazajstán, donde el partido miembro de la IS, el OSDP, se prepara para las próximas elecciones parlamentarias y trata de presentar una alternativa a la dominación del partido gobernante. Azerbaiyán informó también sobre problemas con las elecciones y la administración pública.

En Armenia, el ARF hace esfuerzos por mejorar el sistema de gobernanza para lograr un desarrollo más efectivo y reforzar el pluralismo democrático. Esto es un gran desafío debido a la falta de influencia que ejerce la oposición y el vacío entre elecciones. Se logró avanzar la democracia en Georgia en las elecciones del 2012, pero la coalición gobernante no ha podido aún superar los obstáculos económicos del país, y la tarea de los socialdemócratas es comprometer a estudiantes, sindicatos y trabajadores para cambiar el consenso neoliberal. Dificultades de diferente índole ha experimentado el partido miembro de la IS en Moldova, donde la demora en formar una coalición y un escándalo bancario han dejado la situación inestable.

El Comité fue informado sobre los últimos desarrollos en Ucrania, y recibió los llamamientos del representante de ese país para el retiro de las fuerzas y el respeto a la integridad de las fronteras de Ucrania. La democracia en Ucrania experimenta además severas dificultades, con las autoridades tratando de no permitir el funcionamiento de nuevos partidos. La delegación rusa hizo un llamamiento a enfocar la agenda socialdemócrata en la región, para contrarrestar los poderes neoliberales y neo-nacionalistas que estaban convirtiendo a la región post soviética en un campo de batalla.

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.