Declaración

Reunión en Santiago de Chile y encuentro con Michelle Bachelet, 19-20 de julio de 2013

La Internacional Socialista (IS) realizó en Santiago de Chile los días 19 y 20 de julio de 2013, la primera reunión de su Comité sobre gobiernos locales. Esta reunión, que fuera liderada por el Secretario General de la IS, Luis Ayala, tuvo por fin desarrollar y reforzar la coordinación de autoridades locales de la Internacional Socialista. El encuentro fue fructífero en análisis y propuestas, en el establecimiento de prioridades y tareas de hoy para la gestión local, y en el fortalecimiento de una plataforma progresista común.

La instancia giró en torno al desafío de mejorar la calidad democrática, construyendo ciudades basadas en la solidaridad a fin de avanzar en materializar la igualdad de oportunidades y justicia social.

Los delegados han coincidido en la importancia de este encuentro, por la necesaria interrelación entre los diversos actores miembros de la Internacional. Pues los desafíos que hoy tenemos en cuanto a gobernabilidad deben afrontarse con soluciones articuladas y miradas transversales respecto a valores del socialismo que hoy más que nunca son necesarios para situar al ciudadano en el centro de la política y su gestión.

Nos corresponde contribuir a la gobernanza de sociedades y ciudades diversas en su expresión cultural, política social y valórica. Es deber de las autoridades socialistas interpretar estos desafíos y dar espacio a cada una de las formas de diversidad que conviven en nuestras ciudades.

El Comité sobre Gobiernos Locales de la Internacional Socialista estableció los siguientes acuerdos:

Orientar la formulación de políticas públicas al objetivo de construir ciudades integradoras que permitan avanzar en la inclusión social. Se trata de promover el desarrollo y el acceso a bienes y servicios en un entorno de diversidad social incluyendo a los grupos históricamente postergados, haciendo frente a las barreras de género, económicas y étnicas existentes en nuestras sociedades.

Avanzar hacia la construcción de gobiernos locales más autónomos a través de la descentralización respecto al gobierno central. Hoy existe una necesidad profunda en los gobiernos locales por alcanzar autonomía política para la toma de decisiones, y autonomía financiera para la sostenibilidad económica de la gestión local. Al ser gobiernos locales la primera instancia de poder y la primera instancia de encuentro con los ciudadanos, requiere mayor empoderamiento ampliando sus márgenes de acción y permitiendo que los ciudadanos y sus autoridades puedan dirigir y focalizar el gasto público donde realmente se requiere. Sin una instancia de dirección central que pueda distorsionar la real intención de la política local.

Los gobiernos locales socialistas y socialdemócratas deben orientar sus esfuerzos en avanzar en la construcción de políticas públicas que tengan un enfoque de derecho, garantizando el acceso universal de todos los ciudadanos a los bienes públicos y servicios sociales. Se ha de transformar el paradigma de las políticas públicas, transitando de un enfoque de ciudadanos como meros receptores de servicios y bienes públicos a un enfoque de personas titulares de derecho.

En un contexto como el actual de generalizada desafección política, cobra una importancia trascendental la inspiración en la gobernanza local, nacional y mundial de valores y principios que inspiren la gestión en sintonía con las demandas ciudadanas de mayor igualdad, justicia y equidad social. Valores y principios que encarnan permanentemente la gestión de los miembros de la Internacional Socialista.

Esto debiese traducirse en una mayor participación y sentido de pertenencia en las políticas públicas dirigida a los ciudadanos. Preocupándose de que las intervenciones de nuestras ciudades sean producto de la opinión, mirada y participación en la diversidad de personas que conviven en nuestras comunidades.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.