Declaración de Estambul

Comité de la IS sobre la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos se reunió en Estambul en vísperas de la Cumbre de la OTAN, 25-26 de junio de 2004

Original: inglés

El Comité de la Internacional Socialista sobre la Paz, la Democracia y los Derechos Humanos, reunido en Estambul los días 25 y 26 de junio de 2004, reafirmando las decisiones adoptadas en el XXII Congreso en São Paulo y en el Consejo de Madrid:

1. Con respecto a la situación en Iraq y en el Oriente Medio:

Reitera su posición contra intervenciones militares preventivas fuera del marco del Consejo de Seguridad de la ONU;

Nota que la situación en Iraq demuestra que las estrategias unilaterales no son capaces de crear paz o estabilidad y expresa la necesidad de otorgar un papel más fuerte y efectivo a las instituciones multilaterales, comenzando con las Naciones Unidas;

Saluda la Resolución 1546 unánimemente adoptada en el Consejo de Seguridad de la ONU como un paso significativo para dar comienzo a una nueva fase de la transición en Iraq;

Reafirma la importancia de contar con un fuerte apoyo por parte de la comunidad internacional para ayudar al pueblo iraquí a aprobar una Constitución para un estado federal laico, democrático, multiétnico, multicultural y multireligioso, salvaguardando la integridad política y territorial de Iraq, con respeto a los derechos de las mujeres y de las minorías, y la organización de elecciones libres y justas;

Enfatiza la importancia de la transferencia de poder el próximo 30 de junio, cuando la Autoridad Provisional de la Coalición (CPA) cesará de existir y el Gobierno Interino de Iraq asumirá una autoridad y responsabilidad efectivas sobre las decisiones políticas y administrativas;

Subraya asimismo que la actual situación en Iraq es aún muy difícil. La violencia y el terrorismo persisten, dejando como resultado muchas víctimas tanto entre los ciudadanos iraquíes como entre los soldados de las fuerzas internacionales, mientras que muchos civiles extranjeros son víctimas de secuestros y de una brutal violencia. En este contexto, el proceso de reconstrucción es muy lento y las condiciones reales de vida de la población iraquí no mejoran como sería necesario;

Urge a todas las partes involucradas a abstenerse de toda acción que pudiera hacer peligrar aún más la paz y la estabilidad en el área;

Condena enérgicamente todo acto terrorista y otros actos de violencia en Iraq, independientemente de quienes sean los perpetradores y cuáles los objetivos, recalcando que ninguna razón puede justificar el asesinato de personas inocentes;

Condena todos los actos de violencia y de tortura, incluyendo la violación de los derechos humanos en la prisión de Abu Grahib, y demanda con firmeza que los responsables, a todo nivel, sean llevados ante la justicia;

Afirma que la estabilidad, la democracia y la paz en Iraq están estrechamente ligadas a la solución de los problemas de seguridad, tal como quedó demostrado en las recientes declaraciones del Secretario General de la ONU. El proceso electoral estará gravemente afectado si no cambia la situación de la seguridad de manera significativa;

Esta consciente que la Resolución 1546 no ha dado como resultado automático un tal cambio con respecto a los temas de seguridad, dado a que la composición de las fuerzas militares extranjeras en Iraq no ha sido modificada significativamente;

Espera que la comunidad internacional se comprometa a implementar sin reservas la Resolución 1546 y a crear una nueva situación en el campo de la seguridad, para así abrir realmente una nueva fase en el proceso de transición, poner fin a la ocupación y reforzar la credibilidad del Gobierno Interino frente a la población iraquí;

En este contexto, urge a la ONU a desempeñar un papel más efectivo en Iraq para el mantenimiento de la paz y la seguridad y urge a las fuerzas de coalición a transferir su poder a una Fuerza de Mantenimiento de la Paz dirigida por la ONU;

Considera que la OTAN no debería involucrarse a menos que exista un claro mandato de la ONU y solamente dentro del marco de una participación más amplia de la comunidad internacional, especialmente de los países árabes y musulmanes;

Apoya firmemente todos los esfuerzos encaminados hacia el establecimiento de regímenes democráticos y laicos en la región, y solicita a las autoridades iraníes cumplir el compromiso tomado con la comunidad internacional respecto a la producción nuclear y respetar los derechos humanos y civiles;

Cree que el diálogo y la cooperación entre las diferentes religiones y culturas es la única manera posible para vencer el riesgo de un choque de civilizaciones al cual nos oponemos firmemente;

Urge a ambas partes en el conflicto israelo-palestino a abstenerse del uso de la violencia y a implementar mutua y simultáneamente un cese al fuego;

Condena el asesinato de civiles durante las acciones militares de las fuerzas israelíes en los territorios palestinos;

Urge a todos los grupos palestinos a poner fin a toda forma de violencia y en particular a los ataques terroristas contra personas inocentes;

Hace un llamamiento tanto a los Israelíes como a los Palestinos a respetar e implementar en su totalidad la Hoja de Ruta y a reconocer la existencia de unos y otros dentro de fronteras reconocidas internacionalmente;

Hace un llamamiento a la comunidad internacional a apoyar todo esfuerzo tendiente a la reanudación inmediata de negociaciones basadas en el derecho internacional; la UE debería promover una solución política invitando a Jordania, Palestina e Israel a vincularse al mercado interno a través de un acuerdo especial; el "Partenariado para la Paz" de la OTAN podría ofrecer otro marco de acción para lograr soluciones políticas en la región; y ayudar todas las iniciativas para la paz y el diálogo de las sociedades israelí y palestina;

Expresa su compromiso a continuar los esfuerzos de la Internacional Socialista por la paz y la democracia en Iraq y en Oriente Medio, como las misiones organizadas a Bagdad, Israel y Palestina, como también la Conferencia Internacional celebrada en Roma en julio de 2003, y promover sus contactos con el nuevo gobierno interino en Iraq;

Expresa asimismo su total apoyo a todos los partidos políticos democráticos en Iraq, incluyendo a su partido miembro, en todos sus esfuerzos para establecer una democracia que funcione plenamente y para organizar elecciones en enero de 2005.

2. Considerando que la lucha contra el terrorismo es una de las principales prioridades de la comunidad internacional:

Subraya que para combatir esta amenaza la comunidad internacional debería reforzar su capacidad de cooperación entre los servicios de inteligencia y de policía, debería romper los lazos financieros y políticos que encubren y ayudan a las organizaciones terroristas a nivel internacional, y debería principalmente utilizar medios políticos y económicos en lugar de respuestas militares;

Cree que la posible derrota del terrorismo y la violencia está estrechamente ligada a un compromiso más generalizado para lograr un nuevo orden internacional más democrático;

Reitera que nuestra seguridad está vinculada y coexiste junto a crecientes desigualdades entre países pobres y ricos; con dramáticas tensiones en la migración; con un medio ambiente cada vez más amenazado; con hambrunas y pandemias que siempre atacan a los más débiles; con pobreza, explotación y marginalización de las personas, especialmente mujeres y niños, en muchos países;

Enfatiza que nos enfrentamos a retos fundamentales que requieren de respuestas globales y ante los cuales la comunidad internacional no ha encontrado aún la manera de reaccionar, estando dividida respecto a las estrategias a emplear para combatir, reducir y controlar estas nuevas amenazas.

3. Con el fin de lograr resultados concretos al promover la paz, la democracia y los derechos humanos:

Cree que es crucial dar un nuevo ímpetus al papel de las instituciones internacionales, sobre todo Naciones Unidas, y reafirmar la preeminencia del derecho internacional. El multilateralismo puede ser efectivo y es el único medio para encontrar soluciones adecuadas a los dramáticos desafíos globales a los que debemos dar respuesta;

Reitera el compromiso de la IS con una rigurosa reforma del Sistema de Naciones Unidas, incluyendo instituciones como la OMC y la OIT. Estas instituciones deben contar con poderes, recursos e instrumentos para prevenir y controlar conflictos, mantener la paz, promover un desarrollo sostenible, y proteger los derechos humanos y civiles. Al mismo tiempo, estas instituciones deben continuar esforzándose por una mayor eficiencia y su legitimidad democrática debe ser reforzada;

Subraya la necesidad de un nuevo equilibrio en la manera como se abordan las políticas económicas y comerciales por parte de las instituciones internacionales, y considera que la OMC debería esforzarse por asegurar que el comercio sea a la vez libre y justo, rechazando nuevas formas de proteccionismo, para salvaguardar derechos humanos fundamentales y para promover políticas de desarrollo sostenible a través del mundo;

Reitera la declaración adoptada por el XXII Congreso en São Paulo para la reforma del sistema de Bretton Woods, para la creación de un Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para temas Económicos, Sociales y Ambientales, un Consejo para el Desarrollo Sostenible, la decisión de crear una Organización Mundial del Medioambiente, y un grupo de trabajo específico con el propósito de elaborar una propuesta de la IS exhaustiva y detallada para la reforma del Sistema de Naciones Unidas;

Subraya que el desafío de una "gobernanza democrática global" es uno de los temas sobre los cuales la IS ha venido desarrollando un diálogo abierto y de cooperación tanto con los Demócratas de EE.UU. como con las ONGs y movimientos sociales, que son las expresiones de la "sociedad civil global" que se da cita en los Foros Sociales Mundiales;

Cree que el promover un alcance multilateral para enfrentar los nuevos problemas globales significa también apoyar la creación o el fortalecimiento de instituciones regionales o continentales. La Unión Europea es actualmente la expresión más avanzada y efectiva de una integración regional basada en la democracia, la paz y el respeto a las diversidades. La reciente ampliación y la primera Constitución Europea son eventos históricos no solamente para los Europeos. Otros países están prontos a integrarse, y hacemos un llamamiento a la UE a tomar las decisiones necesarias en diciembre de 2004 para abrir negociaciones sobre ampliación con Turquía sin demora;

Enfatiza que otras instituciones regionales han sido creadas en Africa, América Latina y Asia, con la ambición no sólo de abrir mercados y economías sino también de construir procesos de integración política y social. La IS apoya estos esfuerzos que podrían ayudar a llevar hacia un orden internacional multipolar y más equilibrado.

4. Hace un llamamiento a la OTAN, en vísperas de su próxima Cumbre en Estambul, a contribuir a incrementar la estabilidad y la seguridad de la comunidad Euro-Atlántica ampliada y sus vecinos;

Considera que cualquier eventual cambio con respecto a la naturaleza u objetivos de la OTAN debe efectuarse de manera transparente y siguiendo un debate democrático entre sus miembros;

Alienta los esfuerzos de la OTAN dirigidos a profundizar y extender el entendimiento político, el diálogo y el partenariado con los países vecinos, ampliando la experiencia positiva de la iniciativa del Partenariado por la Paz con los antiguos países de la URSS, dirigiendo la mirada hacia los países y la región mediterránea, apuntando a incrementar el diálogo y la influencia positiva en el área del Oriente Medio en su totalidad;

Valoriza el compromiso de la OTAN con iniciativas claves de estabilización, tales como sus misiones en los Balcanes (Bosnia y Herzegovina, y Kosovo), y su acción implementadora en Afganistán;

Cree que la Alianza Atlántica puede ser parte crucial de un nuevo entorno multilateral de seguridad en paz, basado en el derecho internacional y en un renovado y mayor papel para las Naciones Unidas.

Expresa su gratitud al Partido Republicano del Pueblo, CHP, y a su líder, Deniz Baykal, anfitriones de la Internacional Socialista en Estambul y reitera su total apoyo al papel de la socialdemocracia en Turquía.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.