Reunión del Comité de la Internacional Socialista sobre Derechos Humanos, Manila

25-26 abril 1998

Presidido por Clare Short, Secretaria de Estado para el Desarrollo Internacional, Partido Laborista británico, el Comité de la IS sobre Derechos Humanos, SICOHR, se reunió en Manila el día 25 de abril. La reunión tuvo como anfitrión al Partido Socialista Democrático de las Filipinas, PDSP, y reunió a participantes venidos de todos los continentes para discutir un número de temas que habían surgido durante la reunión de SICOHR en Londres celebrada a fines del año pasado. En primer lugar, el Comité debatió el fortalecimiento y la promoción de los derechos sociales económicos. En segundo lugar, los delegados centraron su atención en temas de racismo y xenofobia. En tercer lugar, y como parte del trabajo del Comité para definir las prioridades de la acción que tome la Internacional, se presentaron documentos de discusión sobre las estructuras de la IS que recibirán los reclamos sobre los antecedentes de derechos humanos de los partidos miembros y que responderán a las demandas de acción en casos de violaciones extremas a los derechos humanos.

El Secretario General de la IS Luis Ayala se dirigió a los delegados en la sesión de apertura, reiterando que la celebración de la reunión en Asia era una expresión de la preocupación del Comité por los derechos sociales y económicos y también por los derechos civiles y políticos en la región. La IS continúa, según dijo, comprometida con la lucha por el mejoramiento de los derechos humanos y democráticos de los pueblos tanto en Asia como en todas partes.

Según se acordara en la última reunión de SICOHR en Londres, los relatores habían preparado documentos sobre diferentes temas de preocupación para ser discutidos por el Comité. Thomas Hammarberg, Partido Socialdemócrata Sueco, SAP, introdujo un documento de discusión sobre derechos económicos, sociales y culturales, tema que según acordado por el Comité, es un área común del trabajo de la Internacional.

Thomas Hammarberg expresó que estos derechos incluyen derechos laborales, derechos a la educación, a la salud y a niveles de vida adecuados, y que es tarea del Comité promover la comprensión de los temas económicos y sociales como un derecho. Asimismo, los partidos miembros, especialmente aquéllos en gobierno, deberían ser alentados a ratificar las normas internacionalmente reconocidas sobre estos derechos fundamentales.

Explicó también que se debería consolidar un diálogo con las organizaciones sindicales internacionales y con el movimiento de mujeres, para movilizar la acción en esta área. Agregó que se podría lograr un importante avance si se combinara esta campaña con las campañas sobre trabajadores emigrantes, derechos de la mujer y derechos del niño.

Clare Short continuó el debate recordando que es deber de todo gobierno asegurar estos derechos para cada ciudadano y promover un sistema mundial que ayude a que se respeten estos derechos. Agregó que la celebración este año del cincuentenario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas presentaba la oportunidad para refrescar la memoria de los pueblos acerca de la enorme importancia que tienen la indivisibilidad y universalidad de todos los derechos humanos.

Dominador Calamba del Partido Socialista Democrático de las Filipinas, PDSP, y Director Regional de la Comisión Filipina sobre Derechos Humanos, habló a continuación sobre la determinación del pueblo filipino a proteger y promover los derechos humanos en su país.

Los delegados intervinieron para detallar las dificultades específicas para los derechos económicos, sociales y culturales en sus respectivas situaciones nacionales.

El Comité delineó la acción futura en el área de los derechos económicos, sociales y culturales. Se acordó que esto debería ser un tema central de las discusiones del XXI Congreso que tendrá lugar en 1999.

Entrando en el segundo punto de la agenda, los delegados estuvieron de acuerdo en que este era un tema de discusión de vital importancia para el Comité y que el documento sobre racismo y xenofobia en Europa y los derechos de los trabajadores emigrantes era una excelente contribución para el debate. Junto con reconocer la contribución de la acción concertada de los partidos socialistas y socialdemócratas europeos en esta área, el documento hace un llamamiento a una mayor accion: legislación sobre el racismo, legislación sobre la libertad de movimiento de los trabajadores emigrantes, legislación sobre los derechos políticos, sociales y económicos de los residentes, un aumento de los presupuestos para combatir la discriminación, y urgir a todos los partidos políticos a que se adhieran al código de conducta anti-racista para las elecciones.

El Comité examinó a continuación las estructuras de la IS para responder a los reclamos sobre los antecedentes de derechos humanos de los partidos miembros. Como resultado de la reunión de Londres, la Presidenta presentó un documento de discusión sobre procedimientos que aseguren un claro proceso de presentación de reclamos, de una investigación justa, de presentación de recomendaciones, de dar a los partidos miembros la oportunidad de mejorar sus antecedentes, y finalmente, de acordar sanciones.

El último documento de discusión de la reunión se refirió a la forma en que la IS podría responder cuando haya necesidad de llevar a cabo una acción rápida sobre supuestas violaciones a los derechos humanos. El documento detalló dos métodos de organización - una red de `respuesta rápida' entre los partidos miembros de la IS y una investigación formal por parte del Comité. Los delegados consideraron que era esencial que la red de la IS fuera efectiva y verdaderamente capaz de extender su solidaridad a aqúellos que sufren los abusos. Se sugirió que la acción podría tomar varias formas: cartas de apoyo a aquéllos que sufren el ataque a sus derechos humanos; cartas a los respectivos gobiernos pidiendo protección para las víctimas de los ataques; cartas a los partidos locales miembros de la IS pidiéndoles que se interesen y actúen al respecto; los parlamentarios de la IS deberían crear consciencia sobre este tema en sus parlamentos; y los partidos miembros de la IS deberían invitar a representantes a que tomen la palabra en las conferencias de los partidos, demostrando solidaridad con aquéllos que sufren los ataques.

De acuerdo con las decisiones logradas en la reunión de Londres, se reiteró que cualquier acción formal que tome la Internacional Socialista no debería duplicar el trabajo de otras organizaciones, pero que una acción complementaria podría ser extremadamente útil para destacar la gravedad de las violaciones. Se propuso que el criterio para la intervención de la IS debería ser: el abuso es tan serio que todos los observadores internacionales manifiestan su especial preocupación a la Internacional por ejemplo, persecución de un partido miembro o de activistas sindicales; o la IS podría tener ingerencia en el conflicto, por ejemplo a través de un partido miembro u otras conexiones políticas, que podría significar que la intervención de la Internacional podría ser especialmente efectiva.

A continuación se invitó a los delegados a presentar casos nacionales de abuso de derechos. Michael Beahan, Partido Laborista Australiano, ALP, dio un breve informe sobre los abusos del actual gobierno en cuanto al socavamiento y entrabamiento de los derechos conquistados por los pueblos indígenas de Australia. Destacó asimismo los abusos sufridos por los trabajodores portuarios. Oung Myint Tun, Liga Nacional para la Democracia, NLD, informó sobre los últimos desarrollos de la situación en Birmania y pidió la condena a los ataques en los campos de refugiados en Tailandia, a la prisón de los miembros de la NLD, a la reubicación forzada llevada a cabo por el gobierno, y a otros abusos en el Estado Central de Shan. Refiriéndose al juicio selectivo y a la persecución política que existe en Malasia, Teresa Kok, Partido Acción Democrática, DAP, dirigió la atención del Comité al caso de Lim Guan Eng, diputado por Kota Melaka y secretario general adjunto del Partido Acción Democrática en la oposición. Mahesh Acharya, Partido Nepalí del Congreso, informó sobre la crítica situación del pueblo de Bután. Qasim Zia, Partido del Pueblo Paquistaní, PPP, explicó la naturaleza de los abusos sufridos por su partido. Comentado sobre la sitación en Oriente Medio, Izzat Sabbe Shahrour, Fatah, detalló los actuales retrocesos que enfrenta su pueblo.

 

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.