Comité Mediterráneo de la IS se reúne en Napoles

4-5 de mayo de 2007

El Comité Mediterráneo de la Internacional Socialista se reunió en Nápoles los días 4 y 5 de mayo de 2007, con la participación de representantes y delegados de cerca de treinta partidos y organizaciones de la región mediterránea y otras, enfocando su atención especialmente en los temas de ‘Política y Religión’ y ‘Cooperación Económica en la región’.

El encuentro, que tuvo como anfitriones a los partidos miembros de la IS en Italia, Demócratas de Izquierda (DS) y a los Socialistas Democráticos Italianos (SDI), fue abierto con intervenciones de Antonio Bassolino, Presidente de la región de Campania que incluye a la ciudad de Nápoles, del Secretario General de la IS Luis Ayala, y de los líderes de los dos partidos miembros de la IS, Enrico Boselli (SDI) y Piero Fassino (DS).

Una de las primeras decisiones de los miembros del Comité fue la de nombrar unánimemente a Elena Valenciano, Secretaria Internacional del Partido Socialista Obrero Español, PSOE, como la nueva Presidenta del Comité.

Al comienzo de los debates, Ugo Intini, Viceministro de Asuntos Exteriores de Italia, se dirigió igualmente al Comité. La introducción al tema principal de ‘Política y Religión’ fue hecha por el Diputado italiano del DS Emanuele Fiano, la Ministra para los Marroquíes Residentes en el Extranjero Nouzha Chekrouni, USFP de Marruecos, y el Senador Giorgio Tonini, del DS, Italia. La relevancia que tiene actualmente este tema dentro de la región y fuera de ella, quedó en evidencia en las muchas contribuciones a las discusiones de representantes provenientes de diferentes realidades culturales y sensibilidades, todos los cuales hicieron resaltar la necesidad de profundizar el entendimiento entre las culturas, el respeto a la religión, la importancia de avanzar y consolidar los logros democráticos, el papel crucial de la tolerancia, el asegurar una mayor inclusión, reiterando al mismo tiempo la necesidad de preservar dentro de sus respectivas dimensiones la religión por una parte y el Estado por la otra, como una garantía de libertad.

Las discusiones sobre el segundo tema, ‘Cooperación Económica en la región’, introducido por Umberto Ranieri, Presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Italiano, ofrecieron una buena oportunidad para revisar las prioridades para el futuro sobre esta materia, de acuerdo a las pautas delineadas hace casi doce años en la Declaración de Barcelona. Esta cooperación es considerada hoy en día como un elemento central de la agenda para superar las desigualdades económicas y sociales que se han vuelto más agudas y acentuadas con el proceso de globalización. La responsabilidad que comparten los países en ambas riberas del Mediterráneo en la lucha contra la pobreza y el desempleo, y para abrir oportunidades para todos fue puesta de manifiesto, como también lo fue la importancia de perseverar en el incremento de la cooperación económica, el comercio, las iniciativas para la integración y en fortalecer el marco legal para promover nuevas inversiones.

En el punto de la agenda, ‘Informes sobre situaciones nacionales en países de la región’, quedó de manifiesto durante la discusión sobre los últimos desarrollos, el papel que asume hoy la Internacional Socialista como un foro único de representantes políticos, que cubre desde las comunidades griegas y turcas de Chipre, a delegados de Israel, de Palestina y del Líbano.

Al finalizar sus debates, el Comité aprobó unánimemente una Declaración de Nápoles, documento que resume los puntos de vista, propuestas y prioridades del movimiento socialdemócrata con respecto a la región mediterránea. La próxima reunión del Comité tendrá lugar en Grecia en el segundo semestre del año.

 

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.