Meeting of the SI Mediterranean Committee, Málaga, Spain

El Comité Mediterráneo de la Internacional Socialista celebró una reunión en Málaga los días 16 y 17 de diciembre de 2016, contando como anfitrión con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y centrando sus discusiones en “Los actuales desafíos para asegurar la democracia, las libertades, los derechos y la paz en el Mediterráneo” y “Estrategias para reafirmar nuestra visión y valores en la región Mediterránea”. Los participantes en los debates incluyeron a delegados provenientes de Argelia, Chipre, España, Francia, Grecia, Israel, Italia, Líbano, Mauritania, Marruecos, Montenegro, Palestina, Sahara Occidental, Siria, Túnez y Turquía, quienes contribuyeron con sus diferentes perspectivas sobre estos temas, reflejando la diversidad y complejidad de la región, como asimismo los valores y principios que nos unen en la Internacional Socialista.

En la sesión de apertura de la reunión los participantes escucharon las palabras de Mario Jiménez, Portavoz de la comisión gestora del PSOE y responsable de organización, quien extendió una calurosa bienvenida a todos los presentes; del Secretario General de la IS Luis Ayala, y de Ricardo Cortés, miembro de la comisión gestora del PSOE y responsable de Asuntos Exteriores, quien presidió a nombre de su partido la reunión.

Los discursos de introducción a los temas principales fueron pronunciados por Mustapha Ben Jaafar de Ettakatol, Túnez, un Presidente Honorario de la IS, y por los Vicepresidentes de la IS Ahmed Ould Daddah del RFD de Mauritania y Umut Oran del CHP de Turquía.

En las discusiones se dio una importante prioridad a los desarrollos en Siria, a la grave situación del pueblo de Alepo, y al fracaso de la comunidad internacional en prevenir o mitigar el desastre humanitario que continúa extendiéndose. Se hizo destacar que mientras casi 5 millones de refugiados sirios han buscado refugio en los países vecinos, la mayoría de los países europeos han fallado en cumplir con sus compromisos, independientemente de sus obligaciones morales y legales. Se observó igualmente que la estricta aplicación de las medidas de austeridad por parte de la UE, que causaron tanto daño a la región en su conjunto, no guarda relación con una parecida estrictez al responder a las cuotas acordadas para los migrantes, haciendo notar al mismo tiempo la evidente necesidad de que la Unión Europea retorne a sus valores fundacionales.

A seis años de la llamada Primavera Árabe, se han observado importantes retrocesos con respecto a la democracia y a los derechos fundamentales en los países involucrados, a pesar de que Túnez aún representa un ejemplo prometedor.

El reciente aumento en los ataques terroristas es causa de seria preocupación y fueron condenados rotundamente por todos los participantes, y la necesidad de abordar las causas del radicalismo fue puesta de manifiesto. Se expresó también preocupación ante la falta de consideración a derechos humanos fundamentales como resultado de las medidas de seguridad tomadas en un número de países para contrarrestar el terrorismo.

Varios conflictos que afectan a la región, tanto antiguos como recientes, fueron discutidos con la participación de partidos directamente involucrados. A este respecto, el Comité acordó una serie de propuestas tendientes a lograr una justa Paz Mediterránea, las cuales se detallan en la declaración adoptada posteriormente por la reunión.

Se consideró con optimismo la actual situación en Chipre donde se continuarán negociaciones en el mes de enero que dan esperanzas de poder llevar a una solución bizonal del largo conflicto existente, y el Comité fue unánime en su apoyo al proceso en marcha, el cual si tiene éxito, dará esperanzas a otros en la región como un buen ejemplo de coexistencia política en paz.

La agenda incluyó asimismo una discusión sobre la situación nacional en los diferentes países de la región, la cual ofreció una oportunidad a los participantes para compartir información sobre las actuales realidades en sus respectivos países, sobre el trabajo de sus partidos y los desafíos a afrontar.

El Comité adoptó la Declaración: “Una llamada a la esperanza contra la resignación: Por una mayor solidaridad con los refugiados y a favor de la Paz Mediterránea”, reflejando los principales aspectos de las discusiones.

Luego de estos debates, Ricardo Cortés inauguró un acto especial de clausura, en el cual el Comité estuvo acompañado por Susana Díaz, Presidenta del gobierno de Andalucía y Secretaria General del PSOE-Andalucía. En su discurso, Susana Díaz destacó la rica diversidad de los pueblos y países que conforman la cuenca del Mediterráneo y subrayó la necesidad de consolidar la democracia, de mejorar la economía y de que la Unión Europea coordine un plan para migrantes y refugiados, en particular para los menores que arriban sin supervisión. Puso énfasis en que no somos solamente socialistas, sino también internacionalistas, y nuestra fuerza se fundamenta en nuestros valores y nuestras ideas.

El Secretario General de la IS, Luis Ayala, se refirió a los elementos claves que dominaron las discusiones del Comité e hizo destacar los cruciales temas de Paz, Igualdad y Solidaridad, que formarán la base de nuestras discusiones en el próximo Congreso de la IS a celebrarse en Cartagena, Colombia, en marzo del 2017. También expresó que esperaba con gran interés la toma de posesión de António Guterres en su cargo de Secretario General de las Naciones Unidas, una persona con quien todos nosotros nos identificamos como socialistas y quien tendrá todo nuestro apoyo en la compleja labor que tiene por delante.

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.