Reunión extraordinaria del Comité de la Internacional Socialista sobre Migraciones

1 Junio 2015

El Comité de la IS sobre Migraciones celebró una reunión extraordinaria en Rabat el día lunes 1º de junio, para definir una respuesta socialdemócrata a la crisis sobre migraciones que ocurre en diferentes partes del mundo. La reunión tuvo lugar en el Parlamento Marroquí, acogida por la Unión Socialista de Fuerzas Populares, la USFP.

El Comité, presidido por Habib el Malki (USFP), centró su atención sobre tres temas principales: a. Solicitantes de asilo y migrantes que huyen del conflicto y la violencia: la obligación de la comunidad internacional de salvar y proteger; b. La responsabilidad moral y humanitaria de abordar la difícil situación de los migrantes que escapan del hambre y la pobreza; y c. Formular una respuesta a la crisis actual basada en nuestros valores y principios.

Driss Lachguar, Primer Secretario de la USFP, hizo uso de la palabra en la sesión de apertura. Destacó la necesidad de una hoja de ruta para elaborar un nuevo planteamiento global del fenómeno migratorio de hoy, el cual se debe no solamente a factores económicos sino que es también consecuencia de la ideología heredada de la Guerra Fría que fomenta la inestabilidad y la inseguridad, y la correlación que tiene con los comerciantes de armas y con aquéllos que financian el terrorismo. Hizo recalcar la diversidad de Marruecos con su herencia de los moros y los judíos, como producto de la inmigración en el siglo XVI, y lamentó la falta de una estrategia a mediano o largo plazo por parte del gobierno actual en Marruecos, para tratar efectivamente este problema.

La reunión escuchó asimismo una contribución de Driss El Yazami, Presidente del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos, quien se refirió a las mutaciones que han experimentado las migraciones en décadas recientes. Puso énfasis en la diversa índole de los migrantes de hoy, que incluye a aquéllos con títulos universitarios y a un alto número de mujeres y niños, y señaló que hoy día todos los países del mundo se ven afectados y todos son países de partida. También destacó que el uso de la migración como herramienta de campañas políticas debería ser un tema de debate, como también el importante tópico de la gobernanza internacional y el aumento de la xenofobia.

El Secretario General de la IS, para concluir la sesión de apertura, recordó que la historia humana ha demostrado que la migración es una fuente de riqueza en términos económicos y culturales, y que en la crisis de hoy a muchas personas se les niegan sus derechos fundamentales y muchos estados no los respetan. El nivel de injusticia de hoy es inmenso, teniendo en cuenta los millones de desplazados debido a guerras, conflictos, persecuciones, hambrunas y penurias económicas. Para hacer frente a esta crisis, destacó la necesidad de actuar de acuerdo con los valores que unen a nuestro movimiento y que constituyen nuestra identidad, y trabajar por encontrar soluciones políticas y humanas, en vez de depender del uso de la fuerza.

Detallando las tareas futuras, el presidente del Comité subrayó la urgente necesidad de establecer un plan de acción; acordar un diagnóstico de la situación en diferentes partes del mundo para identificar las verdaderas causas de las circunstancias, a fin de tratar el origen más que las consecuencias; tratar el fenómeno de las migraciones como un síntoma del caos y la destrucción institucional que podemos ver en muchos estados; buscar soluciones que vayan más allá de las militares y analizar con nuevos ojos el concepto de seguridad, poniendo como centro a los seres humanos.

En calidad de invitado especial, Tun Khin, un activista Rohingya reconocido internacionalmente, hizo una presentación sobre la historia y el problema del pueblo Rohingya, un grupo étnico en Birmania a quienes se les niega la nacionalidad. De una población de 3,5 millones, más de 1,5 millones se han visto forzados a huir de sus hogares en Birmania debido a la persecución y la violencia ejercidas contra ellos. Actualmente, 8 mil Rohingyas se encuentran abandonados en embarcaciones en el mar, rechazados en países vecinos. Hizo recalcar la importancia de analizar las causas que yacen a la raíz del problema del desplazamiento de su pueblo.

Durante las discusiones, se recordó que a pesar de que el foco de atención estaba centrado actualmente en el problema de los migrantes en el mar, la migración también tocaba a las muchas personas que mueren al cruzar el desierto en África. Junto con enfatizar los beneficios de la migración, se hizo notar que la migración en sí no es el problema, es la migración ilegal la que necesita ser abordada. También se percibió la necesidad de definir los vínculos entre migración y desarrollo y adoptar programas para la transferencia de tecnología para estimular el desarrollo donde sea necesario. La globalización y la revolución de la tecnología de la información habían prometido progreso, pero en algunos casos habían traído el terror, la guerra, los tanques y más muertes. Se requieren mayores esfuerzos políticos por parte de la comunidad internacional para liberar a los pueblos oprimidos. Con respecto a Europa, la necesidad de compartir la carga fue puesta de relieve, como también la necesidad de actuar urgentemente para salvar vidas.

Se destacó la importancia de formular un marco de trabajo basado en el género, teniendo en cuenta el alto número de migrantes femeninas y su particular vulnerabilidad ante el abuso.

Al término de sus discusiones, el Comité adoptó una Declaración y acordó continuar avanzando con la Carta de los Derechos de los Migrantes, cuya elaboración había comenzado en reuniones anteriores, con miras a presentarla para adopción en el próximo Consejo de la Internacional Socialista que tendrá lugar en la sede de Naciones Unidas en Nueva York los días 6 y 7 de julio. El objetivo de la Carta es proveer un código de conducta para la acción política de los partidos miembros.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.