Negociaciones una prioridad para la paz

Luego de los últimos desarrollos en el Oriente Medio y en relación con los partidos miembros de la IS en Israel y Palestina, el Comité Oriente Medio de la Internacional Socialista, utilizando una nueva oportunidad y apertura para el diálogo, celebró dos sesiones, una en Tel Aviv el 9 de junio y una en Ramala el 10 de junio, co-presididas por Colette Avital, del Partido Laborista de Israel, y Nabil Shaath, de Fatah. (Lista de participantes).

Se dio comienzo a las discusiones en Tel Aviv examinando la situación de los partidos que forman el espectro político de Israel y, de manera más general, el estado de los desarrollos en la región, luego de una introducción del Secretario General de la IS Luis Ayala, en la cual recordó que desde la última reunión del Consejo habían ocurrido importantes cambios en Israel y Palestina y en el resto de la región teniendo a la democracia y a la libertad como su hilo conductor y una vez más la IS tenía la posibilidad de contribuir al entendimiento entre israelíes y palestinos. Micha Harish, del Partido Laborista de Israel, y Avshalom Vilan, de Meretz-Yached, informaron a los miembros del Comité sobre la situación actual en sus respectivos partidos. El Partido Laborista se preparaba para la elección de un nuevo presidente en septiembre y estaban en proceso de renovación, y Meretz-Yachad acababa de elegir un nuevo secretario general. La importancia de reanudar negociaciones directas con los palestinos, comenzando con los temas de seguridad y de fronteras como lo señalara el Presidente Obama en su reciente discurso, fue un tema destacado por los oradores israelíes, como también lo fue la necesidad de que las negociaciones estuvieran acompañadas por una resolución de la ONU reconociendo un Estado Palestino. Las discusiones abordaron también las oportunidades de la izquierda en Israel para trabajar unida y crear una verdadera alternativa a la derecha; el tema del reconocimiento por parte de la Asamblea General de la ONU en septiembre de un Estado Palestino dentro de las fronteras existentes en 1967; y el acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamas y sus implicaciones para Israel y los partidos israelíes.

Akiva Eldar, del periódico Haaretz, presentó como orador invitado, un panorama general de la Iniciativa de Paz Israelí (IPI), resumiendo la respuesta israelí a la Iniciativa Arabe de Paz, la cual no había sido respondida formalmente por el gobierno de Israel. La IPI era una nueva iniciativa compuesta por diferentes personas, con nuevas ideas y nuevos actores que habían sostenido reuniones con altos funcionarios de Europa, de Estados Unidos y de la Liga Arabe.

Dos invitados especiales, el Profesor Shlomo Brom de la Universidad de Tel Aviv, y el Profesor Yoram Meytal del Centro Herzog para la Diplomacia, Universidad Ben-Gurión del Néguev, intervinieron sobre la situación en los vecinos países árabes desde una perspectiva israelí. El Profesor Brom presentó sus ideas sobre posibles escenarios para las nacientes democracias en Egipto y Túnez y su impacto sobre las relaciones israelo-palestinas. El Profesor Yoram Meytal explicó los cambios que tenían lugar en Egipto y su impacto sobre Israel en términos de seguridad, política exterior y la creciente importancia de la opinión pública dentro de su nuevo ámbito político. Estas presentaciones fueron seguidas por una sesión de preguntas y respuestas donde los delegados tuvieron la oportunidad de intercambiar opiniones sobre los desarrollos en la región.

En Ramala, en una intervención de apertura, el Secretario General Luis Ayala subrayó el compromiso de la Internacional Socialista para dar apoyo a los miembros israelíes y palestinos en sus esfuerzos por encontrar el camino hacia una paz sostenible. Existían desarrollos positivos tales como el restablecimiento del campo de la paz en Israel y el hecho de que los palestinos se habían unido para dar forma al futuro de Palestina. La comunidad internacional sentía la urgente necesidad de seguir avanzando mientras la gente que hoy persevera en sus esfuerzos por ganar sus libertades y derechos, desde Siria a Libia, le entregaba un nuevo significado al concepto de democracia y de paz, y para Israel y Palestina la única manera de avanzar eran las negociaciones.

Un mensaje del Presidente Abbas fue transmitido a la reunión por su jefe de estado mayor, Altayib Abed Rahim. Xavier Abu Eid, del Equipo de Negociaciones de la OLP, intervino con una presentación sobre la situación en Cisjordania y en la Franja de Gaza, y Azzam Alahmed, de Fatah, presentó una perspectiva general sobre la reconciliación entre Fatah y Hamas, permitiendo una mejor comprensión de los términos de las negociaciones que habían llevado al acuerdo. El primer orador de fondo, Nabil Shaath, de Fatah, refiriéndose al estancamiento del proceso de paz y a las perspectivas para las negociaciones israelo-palestinas, recordó a los participantes que los palestinos seguían comprometidos con tres elementos principales: volver a entablar negociaciones exhaustivas para encontrar una solución; el reconocimiento del estado de Israel dentro de las fronteras de 1967; y el compromiso con la no violencia. En vista de que el proceso de paz había perdido credibilidad y, expresó, había una cierta decepción ante el discurso del Presidente Obama, los palestinos estaban perdiendo la esperanza de que pudiera haber un cambio importante. Para volver a ganar la paridad en las negociaciones con Israel, ellos buscaban su reconocimiento como un Estado Palestino independiente dentro de las fronteras de 1967, lo que consideraban la mejor manera de avanzar. Los palestinos no buscaban ser reconocidos como un estado musulmán ni tampoco como un estado árabe, sino simplemente como un estado independiente, dando a su gente lo que merecían. Mustapha Barghouti, PNI, recordando los desarrollos que habían tenido lugar desde la reunión del Consejo en Nueva York donde se había emitido una de las más importantes declaraciones sobre el Oriente Medio, subrayó la importancia política del acuerdo de reconciliación, expresando que por primera vez los palestinos estaban unidos alrededor de un programa, un programa de lucha no violenta, y el Presidente Abbas tenía el mandato de hablar a nombre de todos los palestinos. Las discusiones se centraron en las implicaciones del posible reconocimiento del estado de Palestina por la Asamblea General de la ONU en septiembre y en el acuerdo Fatah-Hamas para el proceso de paz, un acuerdo que era visto por los delegados palestinos como restableciendo la unidad dentro de Palestina y permitiendo una vuelta a las negociaciones con el apoyo del pueblo palestino.

Una detallada declaración aprobada por el Comité destacó los puntos claves abordados durante la reunión.

 

En Ramala, una delegación encabezada por el Secretario General de la IS, que incluyó a participantes en la reunión, entre ellos los secretarios generales del Partido Laborista y de Meretz de Israel, fue recibida por el Presidente Mahmood Abbas, en la cual Ayala se refirió a los acuerdos alcanzados en la reunión, incluyendo la urgente necesidad de reanudar las negociaciones, apoyar el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación y a un Estado Palestino independiente, el llamamiento a poner fin a los asentamientos israelíes y el desmantelamiento del muro, como también el apoyo al acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamas. El Presidente Abbas acogió con satisfacción los acuerdos alcanzados en la reunión y destacó que sus prioridades eran en primer y más importante lugar las negociaciones. La iniciativa para obtener el reconocimiento del Estado Palestino no era una medida unilateral sino el resultado de la falta de otras opciones, ya que Palestina había estado pronta a sostener negociaciones, lo cual no había sido igualado por el lado israelí. El había logrado traer seguridad y estabilidad económica a su pueblo, pero el punto más importante, poner fin a la ocupación, aún no se hacía realidad. El deseaba verlo realizado durante su vida y estaba dispuesto a renovar las negociaciones tan pronto como fuera posible para poder finalmente hacer de la paz una realidad.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.