Reunión del Comité Oriente Medio de la Internacional Socialista, Casablanca

Declaración de Casablanca

7 Abril 2000

En el marco de sus reuniones regulares, el Comité Oriente Medio de la IS, SIMEC, se reunió en Casablanca el viernes 7 de abril de 2000, a fin de examinar el desarrollo de la situación en el Oriente Medio y analizar el desarrollo del proceso de paz en la región.

Después de proceder al análisis de los últimos desarrollos y de estudiar los progresos, las dificultades y las perspectivas, del proceso de paz árabe-israelí en todos sus aspectos, el Comité:

Recuerda las posiciones adoptadas por la de la IS sobre los diversos aspectos del proceso de paz en el Oriente Medio, posiciones expresadas solemnemente en el Congreso de la IS, celebrado en París, del 8 al 10 de noviembre de 1999.

Expresa su satisfacción por los avances experimentados desde entonces en las negociaciones palestino-israelíes, así como por los progresos realizados por las dos partes en la aplicación de las cláusulas del Acuerdo de Wye River y de Sharm-el-Sheikh, principalmente la puesta en práctica del segundo redespliegue israelí en Cisjordania.

Constata con optimismo la reanudación del proceso final de las negociaciones e insta a ambas partes, israelí y palestina, a respetar el calendario previsto para la conclusión del ciclo final de las negociaciones.

Reafirma su determinación para que el proceso de paz, en todos sus aspectos, se establezca conforme a los principios y a las bases del derecho internacional y de la mutua seguridad y en el estricto cumplimiento de las Resoluciones 242, 338 y 425 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, de los términos de referencia de la Conferencia de Madrid, de los Acuerdos de Oslo, así como de todos los compromisos establecidos y los acuerdos concluidos entre las dos partes.

Solicita a la parte israelí poner fin a las acciones de colonización en los Territorios Palestinos, conforme a los compromios suscritos en el marco de los Acuerdos de Oslo y exhorta a las dos partes a abstenerse de recurrir a toda medida unilateral susceptible de frustar o perjudicar el resultado de las negociaciones sobre el estatus definitivo.

Invita a las dos partes a redoblar sus esfuerzos y su determinación en las negociaciones en curso, para la aplicación del tercer redespliegue en Cisjordania, como también otros temas pendientes sobre el Acuerdo Interino a fin de poner fin a la fase de transición y comenzar en mejores condiciones el ciclo final de las negociaciones.

Invita a las dos partes a demostrar flexibilidad y creatividad al tratar las complejas y delicadas cuestiones de la agenda de las negociaciones sobre el estatus permanente.

Insiste sobre la importancia de un diálogo a todos los niveles por parte de las dos sociedades civiles involucradas y hace un llamamiento a la comunidad internacional a que ayude a desarrollar y promover las actividades entre los dos pueblos.

Reitera la vital importancia de conceder una ayuda económica a la Autoridad Palestina, de fomentar la cooperación económica en la región y proporcionar asistencia, en todos los sectores, a fin de que el pueblo palestino pueda mejorar su nivel de vida.

Renueva su llamamiento a Israel y Siria a reiniciar las negociaciones a fin de definir un apropiado marco para la construcción de la paz e invita a las dos partes a lograr una solución justa y durable, conforme a las resoluciones de la ONU y a los términos de referencia de la Conferencia de Madrid.

Toma nota de la declaración del gobierno de Israel sobre la retirada israelí, el próximo mes de julio, de los territorios ocupados al sur del Líbano y exhorta al gobierno israelí a respetar escrupulosamente las disposiciones de la resolución 425 de la ONU, con arreglo a la cual debería efectuarse esta retirada.

Recuerda la decisión del Congreso de la IS en París los días 8 al 10 de noviembre de 1999, solicitando al Presidium, en colaboración con SIMEC, para que designe una delegación de alto nivel que visite Siria y el Líbano, tan pronto como sea posible, con el fin de dar realce al proceso de paz.

Reafirma el compromiso de la IS y del Comité Oriente Medio, para proseguir su acción incansable por promover una paz justa y duradera en el Oriente Medio, conforme al derecho internacional, a las resoluciones de la ONU y al principio básico de: "Territorios por la paz".

 

Participantes

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.