Declaración sobre la ampliación de la Unión Europea

Reunión del Comité de la Internacional Socialista para Europa Central y Oriental, Bucarest, 5-6 de febrero de 1999

 

Original: inglés

El Comité de la Internacional Socialista para Europa Central y Oriental, SICEE, reunido en Bucarest los días 5 y 6 de febrero de 1999:

Observa que la Unión Europea (UE) asume un papel cada vez mayor a escala global. Este desafío requiere una visión a largo plazo, y una mayor capacidad para desarrollar y promover los valores que le son propios para realizar estos cambios.

Enfatiza la responsabilidad que cabe a los socialdemócratas en la configuración de la Europa del futuro.

Nota que la ampliación y restructuración de la UE es un proceso en el cual los Países de Europa Central y Oriental (PECOs) desempeñan un activo papel.

Insiste en la necesidad de respetar la estrategia de membresía "global e inclusiva" acordada en Luxemburgo, la cual considera que todos los 11 países candidatos están situados en un mismo nivel y tienen los mismos derechos dentro del proceso de ascensión.

Reconoce que la UE ha demostrado su compromiso político al destinar importantes recursos e instalar canales de comunicación especiales con el fin de acelerar la transición hacia la democracia y la economía de mercado en los PECOs, ayudar a un progreso sostenible y obtener el acquis communautaire.

Enfatiza la necesidad de fortalecer, tanto la estrategia previa a la ascensión, como un diálogo más efectivo y estructurado, una planificación adecuada y unos mecanismos de verificación apropiados, como también diversos instrumentos financieros, que crearán todos ellos juntos un marco de acción realista orientado a asistir a los PECOs en sus esfuerzos por vencer los obstáculos para cumplir con las normas necesarias para asumir como miembros de la UE, compitiendo en un plano de igualdad.

Reitera que la construcción de esta Europa del futuro implica un proceso inclusivo dependiente en gran parte del éxito de la modernización de los PECOs. La transición hacia la economía de mercado y una sociedad democrática requiere de grandes esfuerzos por parte de estos países.

Nota la necesidad de adoptar una actitud equilibrada respecto a la innovación económica y la cohesión social, un equilibrio entre las condiciones de un mercado real no monopólico y la solidaridad social, entre efectivas reformas económicas y redes de seguridad social.

Reitera el principio de igualdad de oportunidades en la educación y el empleo y la necesidad de compartir el poder entre hombres y mujeres, combatiendo toda forma de discriminación.

Expresa que, para que los cambios económicos y sociales respondan a las expectaciones y aspiraciones de los ciudadanos, los partidos socialdemócratas de los PECOs deberán realizar con decisión una serie de acciones que tengan por finalidad reforzar la responsabilidad pública y acelerar el establecimiento de un marco de trabajo para las autoridades de Estado y las instituciones públicas, capacitándolas a desarrollar y poner en marcha las políticas económicas de manera eficiente.

Subraya que el enfoque socialdemócrata a las medidas de ampliación incluye el desarrollo de mercados seguros, que utilicen la capacidad reguladora del Estado, estando atentos a la opinión pública. Significa asimismo el desmantelamiento de los monopolios, permitiendo la competencia y una más amplia elección de productos para los consumidores.

Reitera que el proceso de ampliación de la UE trae consigo ventajas tanto para los países miembros como para los países candidatos. Para los países candidatos, la ampliación significa: integración a un entorno democrático con una influencia beneficiosa para sus condiciones sociales, y el desarrollo de sus propias instituciones; integración económica que tiene la potencialidad de permitir la evolución de sus sistemas económicos e institucionales; la posibilidad de acceder a los recursos financieros de la UE; una garantía contra los peligros del aislamiento y el nacionalismo que existen en algunos de los PECOs. Para los miembros de la UE, la ampliación significa una mayor estabilidad en la región; un mercado Europeo más amplio; poder usar la creciente capacidad innovadora de los PECOs en todo el continente, una mejor competencia, y múltiples oportunidades para que Europa, en su conjunto, cumpla su papel de actor principal en la arena global.

Reitera la prioridad de desarrollar una infraestructura de transporte y comunicaciones, que siente las bases para el desarrollo económico y la reducción en los índices de desempleo.

Subraya que la ampliación de la UE se hará más difícil si no cuenta con las necesarias reformas y la reestructuración de la misma UE, y subraya que la reforma institucional de la UE y el proceso de ampliación de la Unión deben realizarse de manera conjunta y, aún más, deberán considerarse como un proceso interactivo.

Expresa su esperanza de que el próximo Consejo de Europa adopte medidas adecuadas para la iniciación de negociaciones también con Letonia, Lituania, Bulgaria, Rumania y la República Eslovaca.

Hace un llamamiento a todos los partidos socialistas y socialdemócratas europeos a apoyar una actitud más abierta respecto a la ampliación de la UE, y a estar prontos a ayudar a sus partidos asociados en los PECOs en sus esfuerzos de integración, y a participar directamente en el proceso de creación de condiciones favorables para la ampliación de la UE.

Espera que el próximo Congreso del PSE en Milán, los días 1 y 2 de marzo de 1999, avance en el apoyo de este proceso de cooperación entre todos los partidos socialistas y socialdemócratas europeos.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.