Declaración sobre las perspectivas políticas y económicas en Rusia

Reunión del Comité de la Internacional Socialista para Europa Central y Oriental, Bucarest, 5-6 de febrero de 1999

 

Original: inglés

El Comité de la Internacional Socialista para Europa Central y Oriental, SICEE, reunido en Bucarest los días 5 y 6 de febrero de 1999,

de acuerdo con la Declaración aprobada por el Consejo de la Internacional Socialista en Ginebra, los días 23 y 24 de noviembre de 1998, confirmando que la estabilidad política y económica en Europa está directamente relacionada con los desarrollos de la situación en Rusia:

expresa su profunda preocupación por el aumento de las tendencias negativas en las áreas de la vida social y económica en la sociedad rusa;

enfatiza que el proceso de reformas al mercado en Rusia ha tropezado con serias dificultades que han colocado a Rusia frente a una crisis extremedamente compleja que está afectando prácticamente todos los aspectos de su economía;

enfatiza que, entre las principales razones de la crisis están los errores cometidos durante la fase de aplicación de las reformas rusas, sobre todo la falta de orientación social de las reformas, que ha provocado un rápido deterioro en las condiciones de vida, afectando en primer lugar a los trabajadores de bajo salario con la consecuente reducción de los costos laborales en el país, debido a los serios problemas de corrupción, al crimen organizado y al extremismo;

enfatiza que el deterioro de la situación social y económica aumenta la inestabilidad política y la tensión pública en Rusia, lo que resulta en serios conflictos sociales;

enfatiza la importancia de la adaptación de una interacción pública basada en la confianza mutua entre todos los sectores de autoridad en Rusia entre, primeramente, el presidente, el gobierno y el parlamento, y el establecimiento de controles públicos a las actividades de las autoridades del Estado;

expresa la esperanza de que la formación, en septiembre de 1998, del nuevo gobierno ruso apoyado por el parlamento, lleve a la creación de condiciones reales para la solución de los problemas de la presente crisis en el país;

considera necesario apoyar los esfuerzos del gobierno ruso tendientes a establizar la situación política y económica en el país, como también los esfuerzos tendientes a colocar al sistema judicial, la administración pública y las relaciones entre los ciudadanos y el Estado, dentro de las normas generalmente aceptadas por las naciones democráticas;

hace un llamamiento a la comunidad internacional, a las organizaciones e instituciones financieras internacionales, a los gobiernos y círculos de negocios en los diferentes países, a continuar prestando un apoyo efectivo a las reformas económicas y políticas en Rusia, tanto a través de los arreglos existentes como negociando otros nuevos;

reitera que los partidos miembros de la Internacional Socialista deben ofrecer un especial apoyo a los partidos políticos, movimientos o candidatos individuales en Rusia que están comprometidos con el fortalecimiento de la democracia y, especialmente, a las fuerzas que se inspiran en los valores e ideales socialistas democráticos;

considera necesario, tomando en cuenta las crecientes tendencias de la crisis en la economía mundial, desarrollar un nuevo programa de acción para la estrategia socialista democrática internacional de solidaridad mundial para la protección de los intereses de los trabajadores, capaz de garantizar plenamente sus derechos económicos y su seguridad social.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.