Por un camino comun hacia la paz, la sostenibilidad y la cooperacion: la necesidad de asegurar el multilateralismo

XXIV Congreso de la Internacional Socialista, Ciudad del Cabo, 30 de agosto-1 de septiembre de 2012

Original: inglés

Las sociedades y naciones a través del mundo se encuentran como nunca antes interconectadas e interdependientes. Los mayores desafíos que enfrentamos son globales con un impacto tanto sobre las economías más desarrolladas como sobre las economías menos desarrolladas. Para confrontar y superar estos desafíos, necesitamos soluciones que tomen en cuenta las necesidades de toda la gente.

Para lograr estas soluciones, la Internacional Socialista ha subrayado consistentemente la necesidad de desarrollar esfuerzos multilaterales para construir una sociedad sostenible, próspera, justa y pacífica. Solamente a través de una cooperación entre personas y entre naciones pueden resolverse los urgentes temas que enfrentan nuestras sociedades: las dificultades que ha acarreado la crisis económica global y la injusticia económica de larga data, la devastación y destrucción como resultado de conflictos actuales, la falta de seguridad alimentaria que afecta a millones y la amenaza de un catastrófico cambio climático.

Las instituciones internacionales son una parte vital de este sistema político multilateral y en todos los niveles, y se les debe facilitar los necesarios instrumentos para asegurar un futuro viable para los ciudadanos del mundo. Existe la necesidad de reforzar la legitimidad democrática y la confianza en estas instituciones, haciéndolas más representativas, más transparentes y más responsables.

Un compromiso con el multilateralismo es un requisito previo para poder enfrentar efectivamente los desafíos a la estabilidad global y al desarrollo sostenible.

 

A. Paz y solución de conflictos

La Internacional Socialista ha estado siempre al frente de los esfuerzos por lograr la paz y la estabilidad. Reafirmamos nuestra fe en que un enfoque multilateral es la única manera de lograr estos objetivos.

Los continuos conflictos impiden el desarrollo y el progreso global. Existen numerosos conflictos locales y regionales, que tienen hoy repercusiones globales. Debemos buscar las maneras de resolver estos conflictos a través de esfuerzos nacionales y regionales, y con intervenciones multilaterales y apoyo cuando fallan estos esfuerzos. No promover una tal estrategia resultará inevitablemente en una severa degradación económica, social y medioambiental, y la prolongación de conflictos que son extremadamente perjudiciales para las perspectivas de progreso y bienestar de los ciudadanos en países y regiones golpeadas por conflictos.

El diálogo y las negociaciones deberían promoverse activamente dondequiera que la paz y la estabilidad se encuentren en riesgo, basados en el hecho de que los derechos humanos no conocen fronteras políticas. El compromiso con la Declaración Universal de Derechos Humanos, incluyendo los derechos civiles y políticos no es negociable. Más a, toda política de intervención humanitaria debe estar basada en un mandato de la ONU y sobre los principios del derecho internacional.

Durante este momento crucial para la estabilidad regional y mundial es imperativo que el papel de las Naciones Unidas (ONU) sea reforzado. Para este fin el Consejo de Seguridad de la ONU requiere de una reforma de su membresía, y debería considerarse el nombramiento de más miembros permanentes al Consejo a fin de hacerlo más representativo. Ha habido casos presentados para India, Brasil, Japón y representantes de Africa y de la Liga Arabe. Todos los casos deben ser considerados detalladamente y deberían tomarse más medidas para mejorar la implementación de las resoluciones del Consejo.

En muchas actuales situaciones de conflicto, es evidente que el multilateralismo es el único camino mediante el cual se puede encontrar una solución duradera.

Con respecto a Siria, la IS sigue con mucha preocupación las masacres que tienen lugar día a día, mientras el régimen Assad se niega a aceptar que el cambio es inevitable. Permanecemos firmemente al lado del pueblo de Siria en su lucha por la democracia y los derechos humanos y condenamos las brutales acciones del régimen. Hacemos un llamamiento a todas las partes a poner fin a las hostilidades y entablar negociaciones sin condiciones previas. No oponemos a una intervención militar extranjera que puede llevar a un mayor sufrimiento humano y inestabilidad en la región entera. Apoyamos decididamente un proceso de transición a la democracia dirigido por Siria.

Para asegurar una acción efectiva y decisiva de la comunidad internacional para salvar vidas e implementar sin demora las demandas democráticas de los ciudadanos de Siria, hacemos un llamamiento al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, y en particular a Rusia y China, a actuar de acuerdo con el abrumador sentimiento de la comunidad internacional de dar protección al pueblo de Siria.

La Internacional Socialista renueva su apoyo a una justa, complete y duradera paz sobre el tema de Palestina, basado en el derecho internacional a través de, entre otros, dos estados con Jerusalén como capital de ambos estados, viviendo en paz y seguridad, con las fronteras de 1967 y que coexisten con pleno respeto a los derechos de todos sus ciudadanos. El fin de la ocupación y la paz son la mejor garantía de seguridad para Israel y para la libertad, la soberanía, el desarrollo y la democracia en Palestina.

Por lo tanto, reiteramos nuestro firme compromiso con el reconocimiento por parte de la comunidad internacional del estado de Palestina con las fronteras de 1967, con Jerusalén del Este como su capital, y su admisión a las Naciones Unidas de acuerdo con el derecho de su pueble a la autodeterminación, la libertad, la justicia y la dignidad. Nos comprometemos, como partidos miembros, a trabajar activamente para asegurar tal reconocimiento y apoyo para la admisión de Palestina en la ONU por nuestros respectivos países.

La Internacional Socialista ha urgido a todas las partes a redoblar esfuerzos para promover el diálogo y la reanudación de negociaciones directas, especialmente poniendo completo fin a las políticas de asentamientos que constituyen una grave violación al derecho internacional, un serio obstáculo para la paz que equivale a discriminación y segregación. Estas políticas israelíes incluyen en particular la actividad de asentamientos, confiscación de tierras y demolición de viviendas, incluso en Jerusalén del Este, y el bloqueo a Gaza. Los productos de los asentamientos, que utilizan terrenos y recursos palestinos, deben ser boicoteados. Los miles de prisioneros políticos palestinos en cárceles israelíes deben ser liberados. La IS insiste en que las violentas confrontaciones deben ser evitadas, y las vidas civiles deben ser salvadas y protegidas.

La cuestión Kurda, como la de Israel y Palestina, requiere de una respuesta multilateral. Los partidos que representan a Iraq, Irán, Turquía Siria y al pueblo Kurdo con la asistencia de la ONU y otras instituciones supranacionales deben trabajar dentro de un marco multilateral. El Congreso de la Internacional Socialista ha decidido re-establecer un Grupo Especial de Trabajo sobre la Cuestión Kurda, con el objetivo de avanzar y proteger los derechos, la seguridad y el mejoramiento de las condiciones de vida del pueblo kurdo de acuerdo al derecho internacional.

La Internacional Socialista está especialmente preocupada con los conflictos en Africa. A fin de abordar estos conflictos deben reforzarse las instituciones regionales, tales como la Unión Africana (UA). Sus miembros tienen la capacidad de hacer de la Unión una herramienta más efectiva para mantener la estabilidad regional. Cuando se ponen de manifiesto las amenazas a la democracia, como ocurrió recientemente en Africa Occidental, es crucial dar una respuesta multilateral unificada y coherente, un paso crucial para hacer respetar el estado de derecho y la integridad de las instituciones democráticas. En Malí, por ejemplo, la cooperación multilateral es muy importante para asegurar la unidad nacional, la integridad del territorio y los temas geoestratégicos, como también una implacable lucha contra el terrorismo, el crimen transnacional organizado y el narcotráfico.

Igualmente, la comunidad africana e internacional debe esforzarse por lograr la paz y la estabilidad en relación con los conflictos existentes en Africa Oriental, especialmente en Somalia y en Sudan del Sur.

Recordando las resoluciones y declaraciones de la Internacional Socialista en Sahara Occidental y en particular la acordada en el Consejo de Atenas; además, recordando las resoluciones de las Naciones Unidas y la Unión Africana sobre Sahara Occidental; considerándolo como un caso de descolonización; y preocupados ante las continuas violaciones a los derechos humanos; la Internacional Socialista reitera su pleno apoyo al derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui y demanda la urgente implementación de todas las resoluciones de la ONU y resoluciones de la Unión Africana que garantizan este derecho. Exige la urgente reanudación de negociaciones directas entre Marruecos y el Frente Polisario bajo los auspicios de la ONU. La IS apoya los esfuerzos realizados por el Secretario General de la ONU para lograr una solución justa, pacífica y duradera de este largo conflicto. Expresamos nuestra preocupación ante la situación degradante de los derechos humanos y demanda una vez más la apertura del territorio a observadores independientes, ONGs y los medios de comunicación. La Internacional Socialista acuerda enviar una misión dentro del espíritu de la propuesta del Comité Mediterráneo de la IS.

Sobre el tema de Chipre, la Internacional Socialista continúa encontrando inaceptable el status quo en la isla y expresa su gran decepción ante el fracaso hasta la fecha de lograr un acuerdo duradero en las conversaciones dirigidas por la ONU. La IS urge a las partes a intensificar sus esfuerzos por lograr una solución justa y la unificación de la isla, en base a las relevantes resoluciones de la ONU. La solución del tema de Chipre tendrá un impacto positivo sobre la paz y la estabilidad regional, como también sobre el desarrollo económico.

La Internacional Socialista hace un llamamiento a los gobiernos del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y de la República Argentina a encontrar una solución justa, pacífica y duradera al conflicto de soberanía sobre las islas Falklands/Malvinas, Georgia del Sur y Sandwich del Sur y aguas territoriales adyacentes, de acuerdo con la resolución de las Naciones Unidas y el Comité Especial para la descolonización.

 

B. Logrando la sostenibilidad

El multilateralismo es crucial para alcanzar un futuro sostenible para el planeta, y es de particular importancia en relación al cambio climático. Nuestro movimiento ha reconocido por mucho tiempo la necesidad de abordar el cambio climático de manera multilateral, y nuestra Comisión para una Sociedad Mundial Sostenible ha sido un foro de alto nivel para los intercambios dentro de nuestra organización siguiendo la larga tradición de los esfuerzos de la Internacional Socialista para promover y asegurar la igualdad, las oportunidades económicas, la justicia social y el desarrollo sostenible. Nuestras ideas e iniciativas continúan influenciando las discusiones y conclusiones en los foros internacionales sobre sostenibilidad y cambio climático, un proceso que se ha beneficiado con la presencia de aquéllos que han participado con regularidad en las reuniones de la IS en esos foros.

La amenaza del cambio climático sobre la sociedad mundial es más aparente que nunca ahora. Junto con tener consecuencias para todos en la sociedad mundial, el impacto del cambio climático es desproporcionado, con aquéllos que son a menudo los que menos contribuyen a la contaminación sufriendo el mayor impacto. En ninguna otra parte que en Africa esto es así, donde están situados muchos de los países más vulnerables al cambio climático. En realidad, nuestro movimiento ha condenado por largo tiempo el hecho de que aquellos a quienes cabe la menor responsabilidad por las emisiones históricas están entre aquéllos más afectados por el cambio climático. Existe la necesidad de contar con más solidaridad entre el mundo desarrollado y en desarrollo, y los compromisos para reducir las emisiones de carbono mundialmente puede ser reducidas mundialmente para evitar una potencial catástrofe.

Reconocemos que para algunos, la fe en el multilateralismo ha sido dañada por la incapacidad de los gobiernos de lograr conclusiones vinculantes que sean lo suficientemente ambiciosas para poner un alto y revertir la tendencia hacia un catastrófico cambio climático. Nuestro movimiento debe encontrar maneras para restaurar su fe de que la solución se puede encontrar a través del proceso de Naciones Unidas, lo que requerirá que todas las naciones, tanto en el mundo desarrollado como en desarrollo el mundo debe hacer sacrificios en beneficio de las futuras generaciones que habitarán nuestro planeta. Los esfuerzos para la reducción global de los gases efecto invernadero debe is junto con una agenda a favor de los pobres. La realidad es que una sostenibilidad a largo plazo significa que toda y cada nación, gobierno y ciudadano acepte su responsabilidad y esto se logrará solamente a través de la cooperación.

 

El futuro de la energía nuclear

La cooperación y la colaboración en la búsqueda de soluciones energéticas ha sido refrendada por nuestra Comisión para una Sociedad Mundial Sostenible, que ha llamado consistentemente al uso de fuentes de energía sostenibles, subrayando que la energía nuclear no representa una solución a mediano o largo plazo. A la luz del colapso de la planta de energía nuclear en Fukushima en marzo de 2011, se necesita prestar una cuidadosa atención al uso de la energía nuclear. Los peligros que presenta la producción de energía nuclear deberían ser un catalizador para el desarrollo de energía limpia para reemplazar progresivamente la energía nuclear con una energía mixta.

La Internacional Socialista continuará acompañando a sus compañeros japoneses en el proceso de reconstrucción en marcha, y apoya la propuesta del Partido Socialdemócrata de Japón para reducir paulatinamente la producción de energía nuclear en Japón para el año 2020 y reemplazar el 100% de la producción energética en Japón para que provenga de fuentes limpias y renovables para el 2050.

 

C. Cooperación entre pueblos y entre naciones

Al centro del concepto del multilateralismo está la idea de cooperación entre pueblos y entre naciones. La Internacional Socialista tiene dentro de su membresía representantes de todas las regiones del mundo, unidas en la persecución de un futuro más justo y próspero para todos, con cada ciudadano capaz de gozar sus plenas libertades y oportunidades. Como socialdemócratas, nosotros reconocemos el valor de la cooperación y de las soluciones acordadas muituamente para los problemas compartidos.

El multilateralismo también implica la cooperación dentro del marco de instituciones regionales e internacionales, para permitir un efectivo sistema de gobernanza global. Una mayor cooperación resultará no solamente en resultados más durables en áreas de disputa y conflicto, sino que puede dar mutuos beneficios para logar objetivos comunes de manera más efectiva, por ejemplo, en el campo del desarme, donde acciones multilaterales para restringir el uso de Armas de Destrucción Masiva (WMD), en particular a través del desarme nuclear, pueden abrir oportunidades para cooperar más substancialmente con temas económicos y sociales y reducir el gasto de defensa, permitiendo que los fondos públicos se destinen a objetivos más positivos.

Muchos de los grandes éxitos de nuestro movimiento han sido logrados como resultado de la singular posición que ocupa la Internacional Socialista, una organización que es capaz de promover el diálogo y el entendimiento, con un reconocido historial de ayudar a lograr consenso en las más difíciles disputas. Esta característica de la IS es una que deberíamos tratar de hacer más fuerte, no solamente dentro del marco de nuestra organización sino en todos los aspectos de la vida política.

 

 

_______________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.