Superando la pobreza y la desigualdad: Prioridades globales de hoy para nuestro movimiento

CONSEJO DE ATENAS - Paz, Democracia, Solidaridad: entre pueblos y culturas, 30-31 de enero de 2006

Original: inglés

La Internacional Socialista desde su reestablecimiento en 1951, ha luchado por la solidaridad, la democracia, el desarrollo, una mayor igualdad y paz. La situación en el mundo ha cambiado radicalmente en los años recientes. Hoy día más gente que nunca antes, viven en democracias. Y cada día, más personas salen de la opresión, del hambre, de la enfermedad y del analfabetismo. Pero desafortunadamente, el Africa sur del Sahara ha sido dejado de un lado en estos desarrollos positivos.

Al mismo tiempo existen profundas desigualdades en el mundo de hoy, entre y dentro de los países. Crecen las brechas entre ricos y pobres al interior de los países. Y en todas partes, las mujeres son las más pobres entre los pobres.

Las desigualdades tienen muchos aspectos: mortalidad maternal, falta de poder e influencia, falta de acceso al agua potable y falta de trabajo decente. Los trabajadores pobres y los subempleados del mundo representan los principales dos grupos donde las desigualdades de hoy se hacen más evidentes. El trabajo decente debe, por lo tanto, colocarse al centro de las iniciativas tendientes al desarrollo y de las políticas económicas. Las políticas de trabajo decente deben ser globales, regionales y nacionales al mismo tiempo. El trabajo decente da la posibilidad para un desarrollo y un crecimiento económico, junto con dar dignidad al trabajador. Se debe prestar una atención especial a los jóvenes. Hoy día, la mitad de la población mundial cuenta con menos de 25 años de edad. Deben también enfocarse las grandes desigualdades de género en el mercado de trabajo.

El año pasado, la Cumbre Mundial de 2005 reunió a Jefes de Estado y de Gobierno de casi todos los países del mundo, que discutieron la interrelación entre desarrollo, seguridad y derechos humanos. La resolución final de la Cumbre provee un marco de referencia para unas Naciones Unidas mejor equipadas para responder a los retos de nuestro tiempo. La IS se siente también alentada ante los diversos pasos positivos tomados recientemente, tales como la coordinación de las actividades de la ONU frente a los desastres, el establecimiento de un fondo humanitario y una Comisión para Construcción de la Paz.

 

El Consejo de la Internacional Socialista, reunido en Atenas los días 30 y 31 de enero de 2006:

- Reafirma su compromiso de luchar contra todas las desigualdades existentes en el mundo. Junto con sus organizaciones fraternales, ISM, IUSY y el movimiento sindical internacional, la Internacional Socialista continuará fortaleciendo al movimiento laborista global.

- Urge a todos los Estados miembros de las Naciones Unidas a hacerse responsables por la implementación y seguimiento de la Cumbre Mundial de 2005, y hace un llamamiento a los miembros de la IS a presionar a los gobiernos a cumplir sus promesas, ya sean de políticas como de compromisos financieros.

- Reconoce la necesidad de aumentar la coherencia entre las diferentes políticas, tales como comercio, desarrollo, agricultura y medio ambiente, si se quieren alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

- Insiste en una rápida inclusión en los ODM de los indicadores de la salud reproductiva como también del empleo, de acuerdo con la resolución de la Cumbre 2005 de la ONU, como parte del trabajo para el cumplimiento de los ODM, y en que los miembros de la IS hagan esfuerzos concretos para promover el trabajo decente, la salud sexual y reproductiva, y los derechos para todos.

- Subraya la importancia del establecimiento de un Consejo de Derechos Humanos, el cual proveería los medios necesarios como también los estándares normativos.

- Hace un llamamiento a todos los gobiernos a cumplir el Consenso de Monterrey, lo cual, entre otras cosas, significa para el mundo desarrollado responder a la promesa de que al menos el 0,7 por ciento del Producto Interno Bruto debe ser destinado a la asistencia al desarrollo, y para el mundo en desarrollo responder a las promesas de buena gobernanza.

- Insiste que la severa situación de pobreza que sufre Africa debe ser tratada con urgencia.

- Urge a los gobiernos a finalizar con éxito la ronda de desarrollo de Doha, ya que el comercio es una de las maneras más importantes que tienen los países para lograr ingresos.

- Hace un llamamiento a los gobiernos a apoyar la Red de Empleo Juvenil, REJ, una cooperación entre las Naciones Unidas, el Banco Mundial y la Organización Internacional del Trabajo.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.