Resolución - Avanzando las Esperanzas de la Gente en el Mundo Arabe: Apoyando la Visión de Libertades y Derechos para Todos

CONSEJO de ATENAS: mundo árabe - paz en el Oriente Medio - energía nuclear, 1-2 de julio de 2011

Original: ingles


Los eventos de los recientes meses a través del mundo árabe demuestran sin lugar a dudas que la democracia, la libertad y la justicia social no se restringen a ciertas naciones, regímenes, religiones o personas. Ellos reafirman nuestra fe en los valores humanos fundamentales que nuestra Internacional está comprometida a promover y defender.

La Internacional rinde tributo a todas aquellas personas en el mundo árabe que han sufrido represión y brutalidad, muchas de las cuales han entregado sus vidas por la causa e ideales que nuestra organización defiende. Por estas personas, debemos asegurar que sus esperanzas y sueños de un futuro libre y democrático se hagan realidad.

Considerando las luchas que tienen lugar en Yemen, Libia y Siria, el Consejo:

• reafirma su solidaridad con aquéllos que luchan por traer la paz y la democracia a Yemen y Saluda a la juventud y grupos de mujeres en la vanguardia de este movimiento y a su partido miembro el Partido Socialista de Yemen;

• condena en los términos más enérgicos la opresión y la violencia utilizada por las fuerzas del régimen yemení contra activistas pacíficos y hace un llamamiento a presentar ante la justicia a los responsables;

• apoya los esfuerzos del Conjunto de Partidos para una solución pacífica del conflict y una transición a la democracia y el fin del gobierno del Presidente Saleh;

• apoya la lucha y la visión del pueblo de Libia para crear una sociedad pacífica, estable y democrática y reconoce los esfuerzos del Consejo Nacional de Transición como un legítimo interlocutor para este fin, y la contribución de la Unión Africana a la libertad y la democracia para Libia a través de un proceso con la más amplia representación posible del pueblo libio;

• subraya su convicción de que el único sistema que dará como resultado una prosperidad duradera para el pueblo de Libia es una que garantice todas las libertades y derechos fundamentales;

• deplora la pérdida de vidas de civiles y hace un llamamiento a un alto al fuego y a una solución negociada del conflicto;

• condena la situación en Siria, donde un régimen no democrático también ha recurrido a la violencia, poniendo como blanco a personas inocentes en respuesta a las legítimas demandas del pueblo por más derechos y libertades;

• expresa su apoyo a estas demandas y resuelve establecer contactos con grupos de la oposición política en Siria, e invitar a los miembros de la oposición a futuras reuniones de la Internacional.

En Yemen, Libia y Siria, regímenes que se han mantenido en el poder por décadas por medios no democráticos han perdido toda legitimidad debido a las acciones que han desarrollado en contra de sus propios ciudadanos. El asesinato indiscriminado de pacíficos manifestantes civiles por parte de las fuerzas de seguridad del estado es deplorable, y todos los perpetradores de tales actos de violencia, opresión y asesinatos contra su propio pueblo deben responder por sus actos. Reafirmamos nuestro convencimiento de que estos regímenes represivos caerán, y que un futuro mejor para todos en estos países estará así asegurado, permaneciendo solidarios con aquéllos que buscan implementar estos cambios.

La Internacional Socialista permanece activamente interesada en las situaciones en Egipto y Túnez, reconociendo los desafíos que presentará la transición a la democracia y los peligros que amenazan las ganancias duramente obtenidas desde la caída de sus regímenes autoritarios.

De acuerdo con esto, la IS hace un llamamiento a una rápida transición hacia un gobierno democrático y al control civil de instituciones estatales.

La IS hace también un llamamiento para un periodo de diálogo que establezca el marco de trabajo y el plazo para las elecciones, a ser acordados por todas las partes y asegurar que Egipto logre su futuro como un estado constitucional democrático. El plazo para la transición democrática debería permitir el establecimiento de partidos políticos con iguales oportunidades. Al mismo tiempo, la preparación de la nueva Constitución debería ser realizada por un órgano compuesto por parlamentarios y representantes de la sociedad civil. Esta nueva Constitución debería garantizar la igualdad de hombres y mujeres y la protección de los derechos humanos.

En Túnez, las elecciones están programadas a tener lugar este año, el 23 de octubre, con el apoyo de todos los principales partidos, y hacemos un llamamiento a la comunidad internacional a dar el necesario apoyo financiero en momentos en que Túnez busca reconstruir y llevar a cabo la transición a la democracia. Esto es aún más importante en vista de la solidaridad mostrada por el pueblo tunecino a cerca de 150 mil refugiados libios que han escapado a través de la frontera desde el comienzo de la lucha por la democracia en Libia. Reconocemos que tanto Egipto como Túnez enfrentan estos desafíos financieros a medida que reconstruyen después de sus revoluciones en un clima económico desfavorable.

Apelamos a la comunidad internacional y a la UE implementar sus promesas de una asistencia económica extraordinaria a Egipto y Túnez que será destinada a reforzar el proceso de democratización, ayudando al desarrollo y combatiendo el desempleo.

En ambos países, el derrocamiento de los antiguos regímenes autoritarios presenta la oportunidad para que la gente construya una sociedad que sea democrática, justa y equitativa, donde cada ciudadano tenga el derecho a la libertad de expresión y a emitir su voto en elecciones libres, justas y transparentes; donde los derechos de la mujer estén garantizados y ellas sean capaz y alentadas a participar en la política y a presentarse como candidatas en las elecciones; donde las libertades religiosas sean respetadas y la discriminación declarada ilegal. Esta es la sociedad que la gente demandó cuando salió a las calles, y ellos como motores de la revolución no aceptarán y no deberán aceptar una vuelta a la no representatividad y a los sistemas políticos no democráticos de antaño.

En particular, reconocemos la contribución hecha por los movimientos juveniles a los levantamientos árabes, no solamente por la manera en que se han enfrentado a los regímenes autoritarios cuyos gobiernos han durado en muchos casos por tanto tiempo como los años de vida de estos jóvenes, sino también por el uso que han hecho de los medios sociales de comunicación y del periodismo de los ciudadanos para poner estas luchas y la brutal respuesta de las autoridades en conocimiento del mundo entero.

El Consejo urge a Marruecos y al Frente Polisario a continuar negociando una solución pacífica y duradera del conflicto de Sahara Occidental bajo los auspicios de la ONU, y expresa su apoyo al derecho del pueblo saharaui a la autodeterminación y a los actuales esfuerzos emprendidos por el Embajador Christopher Ross, Enviado Especial de la ONU, destinados a lograr una solución pacífica y duradera del conflicto. A este respecto, solicitamos al Comité Mediterráneo de la IS continuar con su trabajo a favor de los valores de democracia y derechos humanos.

A través del mundo árabe, los demócratas continúan necesitando nuestra ayuda, apoyo y solidaridad. El continuo apoyo político y económico de la comunidad internacional será un factor crucial para el éxito de los inspiradores movimientos democráticos de que somos testigos.

En todos estos aspectos, la Internacional acompañará el proceso de democratización, comprometiéndose con nuestros miembros y estableciendo nuevos partenariados en estas nacientes democracias, preparando el camino para un cambio fundamental en el mundo árabe.

La Internacional Socialista enviará misiones a cada uno de estos países, construyendo y desarrollando partenariados con organizaciones políticas y de la sociedad que comparten nuestros valores y principios, para transmitir al pueblo y sus líderes nuestro total apoyo y definir las prioridades y tareas de la comunidad internacional y de nuestra propia organización en esta región del mundo.

De acuerdo con lo anterior, el Consejo acuerda establecer un comité especial para trabajar sobre el mundo árabe.

 

_______________

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.