Resolución sobre el Oriente Medio

CONSEJO DE CASABLANCA - Paz, seguridad, desarrollo, 31 de mayo-1 de junio de 2002

 

Original: inglés

La Internacional Socialista anuncia que sus partidos miembros - Partido Laborista de Israel, Meretz y Fatah — acuerdan que el mutuo reconocimiento del Estado de Israel y el Estado de Palestina, como dos estados viviendo lado a lado, debería ser el compromiso inicial antes de comenzar negociaciones entre los dos pueblos.

Los principales elementos para una solución definitiva han sido evidentes desde mucho tiempo para la mayoría de las partes involucradas: implementación de la resolución 242 del Consejo de Seguridad; establecimiento de un Estado Palestino viviendo lado a lado con Israel bajo garantías de seguridad irreversibles para ambos lados; fronteras que aseguren que Cisjordania y la Franja de Gaza formen parte del Estado Palestino, pero que abra la posibilidad de intercambios de tierras negociados; ambos estados tendrán su capital en Jerusalén, y se encontrará una solución justa al tema de los refugiados.

La Internacional Socialista y sus partidos miembros mencionados más arriba subrayan que las negociaciones deben comenzar de inmediato y todos los temas pendientes deben ser abordados. El alto al fuego no puede ser una condición para dar comienzo a las negociaciones. Los extremistas no pueden tener la ventaja. Las partes antes mencionadas renuncian a la violencia y se abstendrán de participar en toda actividad violenta que ponga en peligro las vidas de civiles. Se deberán tomar medidas estrictas contra tales actos. Solicitamos a las partes a prestar una particular atención a la protección de la población civil.

El Partido Laborista de Israel, Meretz y Fatah se comprometerán de inmediato en actividades conjuntas para el afianzamiento de la confianza, con la ayuda y apoyo de la Internacional Socialista y sus partidos miembros. Se establecerán grupos conjuntos para discutir y preparar temas específicos que surgirán dentro del marco de las negociaciones para el status final.

La Internacional Socialista se esforzará con el objeto de alentar a los Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea a encontrar una posición común sobre los temas del status final. Esta posición debe ser consistente con el derecho internacional y gozar del apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU. Debe también permitir a los estados árabes involucrados a adherirse a ella. En particular, debe tomar en consideración los parámetros incluidos en la reciente iniciativa de Arabia Saudita.

Esta posición común básica deberá ser elaborada con anterioridad a una conferencia de paz internacional con la participación de Israel, la Autoridad Palestina, países árabes pertinentes, los Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y las Naciones Unidas.

Las partes del conflicto deberán ser invitadas a la Conferencia sobre la base de los principios fundamentales: tierra a cambio de paz, 242, y un acuerdo sobre el establecimiento de dos estados y seguridad para ambos. La Conferencia deberá fijar una cronología para las negociaciones sobre el estatus final.

La Internacional Socialista alienta asimismo a sus partidos miembros que son parte en el conflicto a preparar a sus respectivas opiniones públicas para un compromiso. Israel no puede tener paz manteniendo al mismo tiempo los asentamientos, en tanto que los palestinos deberán tal vez aceptar un compromiso apoyado internacionalmente sobre el tema de los refugiados.

La Internacional Socialista apoya la idea de abrir un Fondo para los refugiados palestinos, el que podría ser administrado por la ONU una vez que se haya logrado un arreglo político permanente sobre este tema. El Fondo deberá asegurar una compensación por las pérdidas y los sufrimientos de los refugiados, y darles la oportunidad de comenzar una nueva vida, basándose en la conclusión de un acuerdo final de paz. Mientras mejor podamos demostrar que las soluciones se encuentran al alcance de la mano, más fácilmente podrá la gente comenzar a trabajar por lograr un arreglo político en vez de uno militar.

Se necesitan con urgencia programas de recuperación y reconstrucción para la Autoridad Palestina, incluyendo la recuperación de impuestos, tasas aduaneras y otros honorarios aún retenidos. El desarrollo y la seguridad dependen del desarrollo de instituciones democráticas y del establecimiento de una autoridad de seguridad centralizada.

La Internacional Socialista insiste en la necesidad de garantías internacionales, monitoreo internacional de la implementación de cualquier acuerdo, seguimiento político internacional de las negociaciones, y la presencia en terreno de una fuerza multinacional de mantenimiento de la paz para patrullar las fronteras.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.