CONSEJO DE MONTENEGRO – Trabajando por un nuevo marco global para la economía mundial, la paz y la seguridad, la democracia y el medio ambiente

29-30 Junio 2009

Bajo el tema principal de “Trabajando por un nuevo marco global para la economía, la paz y la seguridad, la democracia y el medio ambiente”, el Consejo de la IS celebró un encuentro en Budva, Montenegro, los días 29 y 30 de junio de 2009, reuniendo a delegados de partidos y organizaciones miembros a través del globo.

La reunión fue inaugurada por los líderes de los partidos miembros, el Partido Demócrata de Socialistas (DPS) y el Partido Socialdemócrata (SDPM), y el Presidente de la Internacional Socialista, George Papandreou. El Primer Ministro Milo Djukanovic del DPS dio la bienvenida a la Internacional a Montenegro y reflexionó sobre el éxito de su partido y la coalición en las elecciones del 2009, expresando que estaban comprometidos en construir esa nación de reciente independencia, basándose en principios democráticos, estabilidad, desarrollo económico, buenas relaciones con los países vecinos e integración con otras naciones y organizaciones internacionales, y que era esencial cooperar con aquéllos que sostenían similares ideas y convicciones. En una crisis financiera tan seria como la actual, manifestó, los valores universales eran más que nunca necesarios. El Presidente del Parlamento y líder del Partido Socialdemócrata, Ranko Krivokapic, expresó estar honrado en acoger a la mayor organización internacional de este tipo en el mundo, haciendo notar la necesidad de una Internacional como la nuestra en momentos en que el mundo enfrentaba nuevas encrucijadas y desafíos. Refiriéndose al efecto de la crisis en la economía real, dijo a los delegados que la historia será juez de cuán bien los gobiernos y partidos responden a las crisis actuales que enfrenta el mundo. George Papandreou (Discurso) agradeció a los anfitriones por su hospitalidad y dijo que todo el movimiento se sentía alentado por sus éxitos en las elecciones. Poniendo énfasis en que ideologías de mercado libre consideran  a la libertad y la miden en términos del dinero disponible para consumir, o el crédito que extiende el sistema bancario, los socialistas definen la libertad como el poder real de un ciudadano para decidir la dirección que tomará su vecindario, ciudad, aldea o nación, y declaró que nosotros consideramos a las personas no simplemente como consumidores. Hizo notar además que la Internacional reconocía que existía solamente un camino hacia el progreso: las sociedades deben llegar a ser más equitativas, más justas, más humanas, y sus ciudadanos deben ser empoderados.

A continuación de la inauguración, el Consejo aprobó y adoptó su Agenda. Respondiendo a una propuesta del Partido Socialista Francés, eligió a Ségolène Royal como una Vicepresidenta de la Internacional de acuerdo con sus estatutos, y ella pasó a tomar su asiento en la mesa del Presidium.

Reaccionando al golpe de estado contra el gobierno del Presidente José Manuel Zelaya Rosales en Honduras que había tenido lugar en la víspera del Consejo, como también su detención y expulsión forzada del país, los delegados expresaron unánimemente su condena en los términos más enérgicos y demandaron el inmediato restablecimiento de la normalidad democrática e institucional en esa nación centroamericana. Hicieron un llamamiento a la inmediata restitución del Presidente, uniéndose a todas las organizaciones democráticas y organismos internacionales tales como la Organización de Estados Americanos (OEA), al declarar que no aceptará el reconocimiento de ningún gobierno que pretenda reemplazar al legítimamente constituido (Resolución sobre Honduras).

El Consejo pasó seguidamente a discutir los temas de su agenda, comenzando con una discusión sobre la Economía Mundial. El Vicepresidente de la IS Eero Heinäluoma de Finlandia y miembro de la Comisión de la IS sobre Cuestiones Financieras Globales, pronunció un discurso de iniciación de diálogo, en el cual subrayó que la política debe recuperar el papel que le cabe para impulsar el desarrollo, y que la justicia no puede lograrse sin abordar el tema de los viejos privilegios y estructuras que crean desigualdad. Hizo notar la necesidad de poner a la economía en pie de crecimiento nuevamente de una manera sostenible, mediante políticas de fuerte estímulo, políticas que han estado al centro del pensamiento económico socialdemócrata durante décadas. Su intervención fue seguida por una introducción al tema del Presidente del Comité de la IS sobre Política Económica, Trabajo y Recursos Nacionales, Christoph Zöpel, quien, al discutir la reconstrucción de la economía mundial, presentó los beneficios de la ciudadanía global de bienestar propuesta por la IS, un modelo en el cual las personas tienen trabajo, los jóvenes tienen una buena educación, y las poblaciones mayores gozan de seguridad social. Observando que tanto una alta tributación como una competitividad económica existían en estados que la habían implementado, hizo un llamamiento a su adopción paso a paso, con el trabajo formal como base del bienestar social. La Presidente del Comité de la IS sobre la Pobreza, Cohesión Social y VIH/SIDA, Barbara Prammer, agregó en sus comentarios de introducción a lo ya expuesto, argumentando que el fin de la IS era una sociedad en la cual los valores socialdemócratas podían ser realizados, estando de acuerdo en que era necesario que la gente en todo el mundo tenga igualdad de oportunidades, empleo y un salario decente, como también satisfacción a través de su trabajo y su carrera. La Vicepresidenta de la IS Ségolène Royal manifestó que frente a la crisis, los socialistas tenían una gran responsabilidad y la gente esperaba que nosotros produjéramos orden a partir del caos, y que nos incumbía establecer nuevas reglas tendientes a reducir la desigualdad y asegurar la seguridad. Nos encontrábamos en una encrucijada y enfrentábamos múltiples desafíos, añadió, describiendo la actual crisis como una crisis de civilizaciones. La Presidenta de la ISM Pia Locatelli definió la crisis como un desastre hecho por los hombres, ya que las mujeres aún no cuentan con un poder político significativo y están virtualmente excluidas del proceso de toma de decisiones en el sector financiero, al mismo tiempo que son las que sufren las peores consecuencias de la desaceleración económica. Ella hizo un llamamiento a dar una dimensión basada en el género a las soluciones y planes de recuperación, incluyendo inversiones en el cuidado infantil, educación, cuidado de la salud, y otros servicios sociales que generen empleos para la mujer. Al adoptar una Resolución sobre la Economía Mundial, los delegados agregaron también que la crisis pone en peligro el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y que tantos como 100 millones más de personas podrían continuar pobres o caer en la pobreza. Más que nunca, los países desarrollados deben mantener y aumentar sus compromisos para ayudar a las economías del mundo en desarrollo, y bajo ninguna circunstancia usar la extensión de la crisis económica internacional para disminuirlos.

Sobre los temas de Paz y Seguridad, los participantes abordaron la importancia de colocar la seguridad común a través del desarme y la cooperación como la piedra angular de una política socialdemócrata para la paz y la distensión. Reiterando que eran los socialistas y socialdemócratas quienes dieron el paso significativo a través de los dogmas y abrieron el camino hacia la seguridad a través de acuerdos sobre el desarme y la cooperación durante la Guerra Fría, y describiendo el papel de la IS durante los años 1990s al ayudar a lograr avances tales como la opción cero, Achim Post del SPD Alemania, introdujo el debate, expresando que ahora era el momento para que la Internacional uniera fuerzas trabajando para lograr una nueva política de desarme a escala mundial. Al referirse al trabajo del recientemente establecido Comité de la IS para el Desarme que se había reunido en Berlín ocho semanas antes, él destacó el nuevo programa acordado sobre este tema, describiendo sus objetivos, incluyendo el refuerzo del tratado de no proliferación, la introducción de una solución cero para armas nucleares tácticas y estratégicas y apoyo a las iniciativas regionales e internacionales para el desarme, como una sólida base para un nuevo, más poderoso y más efectivo papel para la Internacional Socialista en esta área. En una contribución de introducción, Elena Valenciano del PSOE, España, manifestó que mientras las conservadores hablaban de una seguridad resultante de la fuerza, nosotros los socialistas dábamos un enfoque amplio y exhaustivo a la seguridad como se reflejaba en la Agenda del Consejo. Esto era un resultado de nuestros esfuerzos para abordar temas tales como la lucha contra la pobreza, trabajando con países donde más se sufría, o nuestro apoyo a la Alianza de las Civilizaciones para aislar las ideologías extremas y subrayó el mayor papel y responsabilidad de la política para hacer frente a la crisis actual. Más tarde, al adoptar una Declaración sobre el Desarme, el Consejo dio su apoyo a la iniciativa para un mundo libre de armas nucleares y saludó los nuevos compromisos tomados dentro de la comunidad internacional relacionados con el desarme y el control de armas. Los delegados estuvieron de acuerdo en que un control de armas y desarme multilateral, basado en tratados, debe convertirse en la base vinculante de las relaciones internacionales y agregaron que los esfuerzos para el desarme global están íntimamente ligados a la posibilidad de resolver conflictos regionales que alimentan y exacerban la carrera armamentista y la competitividad nuclear entre las mayores fuerzas regionales.

Al tratar la Democracia, bajo el tema principal del Consejo, los participantes enfocaron lo que debería hacerse para avanzar su causa donde permanece el autoritarismo; cómo asegurar que el progreso logrado en las nuevas democracias no sea revertido, y qué podría hacerse para dar mayor realce y asegurar la democracia internacionalmente. El debate fue abierto por Adrian Severin del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo, quien dijo que la Democracia estaba en crisis como resultado del rechazo de algunos regímenes de reconocer los derechos democráticos y el rechazo de las personas de llevarlos a la práctica. Puso además énfasis en la importancia del contacto directo con el electorado, un mejor liderazgo y también la educación para superar el instinto primario del egoísmo. El fue seguido por una contribución introductoria del Vicepresidente de la IS Ousmane Tanor Dieng del Partido Socialista de Senegal, quien manifestó que la democracia está en peligro en Africa, donde tiranías pseudo democráticas son mantenidas en el poder debido a las frecuentes manipulaciones de las normas de accesión y la devolución de poderes; donde herederos designados son instalados en áreas de autoridad públicas y políticas con el fin de preparar u organizar “por medios electorales” una sucesión al poder, y donde existe una resurgencia de los golpes militares. Describiendo la necesidad de trabajar por la promoción de una verdadera cultura democrática, hizo un llamamiento a un marco de trabajo que adopte valores compartidos y respetados por los actores políticos, los ciudadanos, el poder judicial y los medios de comunicación, en igual medida. Más tarde, Jean-Christophe Cambadelis del Partido Socialista Francés, abordó la situación en Irán, refiriéndose a la crisis del régimen iraní como un momento crítico para el futuro de la paz y la democracia. Los participantes adoptaron una Declaración sobre la Democracia, definiéndola no solamente como la organización de elecciones regulares, libres y transparentes sino también como la organización democrática de la sociedad, política y legalmente, con pleno respeto de las libertades en todos los sectores, incluyendo la economía y la protección social y medioambiental.

El Consejo consideró asimismo un enfoque progresista del Medio Ambiente y el cambio climático, sosteniendo una discusión que buscó construir sobre el trabajo de la Comisión de la IS para una Sociedad Mundial Sostenible. Tomando nota del trabajo de la Comisión en cada continente bajo la Copresidencia de Ricardo Lagos y Göran Persson, el Vicepresidente de la Internacional Socialista y miembro de la Comisión Elio Di Rupo de Bélgica, introdujo el debate. Destacando el aumento de conciencia sobre los problemas ecológicos, especialmente en países emergentes tales como China, India y Brasil, él subrayó la necesidad de que los socialistas en todas partes enfoquen juntos su atención alrededor de los temas medioambientales y sociales, para que así la Internacional y sus miembros adquieran una nueva mentalidad y lleguen a ser más verdes que los partidos y movimientos Verdes. También, al tratar la cuestión del desarrollo, él articuló que la primera responsabilidad de los países desarrollados debería ser asegurar que la cantidad apropiada de ayuda llegue a las naciones en desarrollo y urgió a la UE en particular a ayudar a asegurar el crecimiento sostenible que no dañe el medio ambiente, un llamamiento que encontró eco en el Vicepresidente Ramón Alburquerque de la República Dominicana, PRD, quien al discutir la importancia del bien público por sobre el interés privado, agregó que una falta de políticas medioambientales sostenibles no solamente harían imposible el desarrollo económico y social sino que amenazarían la supervivencia misma de la humanidad. Al adoptar una Declaración sobre el Cambio Climático, el Consejo acordó que los países desarrollados deberían dar un ejemplo y realizar esfuerzos significativos para mostrar el camino sobre este tema. También mantuvo que el principio de responsabilidad común para nuestro futuro, basado en un enfoque adaptado a las respectivas capacidades de los países, debería guiar los futuros protocolos internacionales. Los delegados apoyaron la incorporación en el texto actualmente bajo negociación para Copenhague, de un párrafo que subraye la importancia de asegurar una transición socialmente justa para los ciudadanos, y destacaron la necesidad de un apoyo de los países del Norte con los del Sur a fin de financiar las medidas necesarias para su adaptación al cambio climático, al mismo tiempo que asegurar transferencias de tecnología y ayudar a poner en práctica estrategias nacionales para un desarrollo bajo en carbono en los países en desarrollo. Se enfatizó asimismo la importancia de reconciliar de manera equilibrada los aspectos económicos, sociales, medioambientales y culturales del desarrollo, junto con una adherencia al concepto de desarrollo sostenible.

Dando cumplimiento a los requerimientos estatutarios, el Comité de Administración y de Finanzas de la IS y el Comité de Etica se reunieron en la víspera del Consejo y eligieron a Pertti Paasio del SDP Finlandia y a Maurice Braud del PS Francia como sus respectivos Presidentes, quienes informaron al Consejo sobre las discusiones y decisiones de sus Comités.

Con respecto al tema de la Agenda sobre del empoderamiento de la Internacional, el Secretario General de la IS Luis Ayala presentó un conjunto de Reglas de Procedimiento para el Consejo. Describiendo cómo nuestra Internacional ha evolucionado desde un pequeño grupo de personas con ambiciones, valores y principios comunes, él argumentó que ahora era necesario empoderar a la organización, que ha crecido a incorporar a 170 partidos y organizaciones miembros provenientes de cada continente del globo. Estas reglas de procedimiento se aplican a todos los aspectos del trabajo del Consejo, yendo desde el proceso de formulación de su agenda o la decisión de las fechas y sedes, a la conducción de sus reuniones y debates, la adopción de sus resoluciones, la votación, las actas y otros temas afines de procedimiento que gobiernan sus discusiones. Luego de debate sobre este tema, el Secretario General presentó su Informe detallando el trabajo de la Internacional en todos los continentes desde el último Consejo en México, agregando que en tiempos como en los que vivimos hoy, cuando la gente se preocupa por las consecuencias de las diferentes crisis que enfrentamos, en un mundo cada día más interdependiente y cuando la política global es realmente importante, los valores que mantenemos y la política que representamos siguen siendo la esperanza para muchos. 

 

Informe del Secretario General

Otros consejos

Santo Domingo, 28-29 de enero de 2019
Ginebra, 26-27 de junio de 2018
Barcelona, España, 24-25 de noviembre de 2017
Nueva York, 11-12 de julio de 2017

Cartagena*, 2-4 de marzo de 2017

Ginebra, 1-2 de julio de 2016
Luanda, Angola, 27-28 de noviembre de 2015
New York, 6-7 de julio de 2015
Ginebra, 12-13 de diciembre de 2014
México, D.F, 30 de junio - 1 de julio de 2014
Istanbul, 11-12 de noviembre de 2013
Cascais, Portugal, 4-5 de febrero de 2013

Cuidad del Cabo*, 30 de agosto - 1 de septiembre de 2012

San José, Costa Rica , 23-24 de enero de 2012
Atenas, 1-2 de julio de 2011
París, 15-16 de noviembre de 2010 
Neuva York, 21-22 de junio de 2010
Santo Domingo, 23-24 de noviembre de 2009
Montenegro, 29-30 de junio de 2009
Vallarta, 17-18 de noviembre de 2008

Atenas*, 30 de junio - 2 de julio de 2008

Ginebra, 29-30 de junio de 2007
Santiago, 6-7 de noviembre de 2006
Atenas, 30-31 de enero de 2006
Tel Aviv y Ramala, 23-24 de mayo de 2005
Johannesburgo, 15-16 de noviembre de 2004
Madrid, 7-8 de febrero de 2004
São Paulo*, 26 de octubre de 2003
Roma, 20-21 de enero de 2003
Casablanca, 31 de mayo - 1 de junio de 2002
Santo Domingo, 26-27 de noviembre de 2001
Lisboa, 29-30 de junio de 2001 
Maputo, 10-11 de noviembre de 2000
Bruselas, 10-11 de abril de 2000
París*, 7 de noviembre de 1999
Buenos Aires, 25-26 de junio de 1999
Ginebra, 23-24 de noviembre de 1998
Oslo, 18-19 de mayo de 1998
Nueva Delhi, 10-11 de noviembre de 1997
Roma, 21-22 de enero de 1997
Nueva York*, 8 de septiembre de 1996
Bruselas, 7-8 de diciembre de 1995
Cuidad del Cabo, 10-11 de julio de 1995
Budapest, 2-3 de diciembre de 1994
Tokio, 10-11 de mayo de 1994
Lisboa, 6-7 de octubre de 1993
Atenas, 9-10 de febrero de 1993
Berlin*, 15-17 de septiembre de 1992
Santiago, 26-27 de noviembre de 1991
Istanbul, 11-12 de junio de 1991
Nueva York, 8-9 de octubre de 1990
Cairo, 22-23 de mayo de 1990
Ginebra, 23-24 de noviembre de 1989
Estocolmo*, 20-22 de junio de 1989
Madrid, 11-12 de mayo de 1998
Dakar, 15-16 de octubre de 1987
Roma, 8-9 de abril de 1987

*En la víspera del Congreso

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.