Resolucion sobre La Economía Mundial

CONSEJO DE MONTENEGRO – Trabajando por un nuevo marco global para la economía mundial, la paz y la seguridad, la democracia y el medio ambiente

29-30 de junio de 2009

Los Desafios del desarrollo global en 2009 - la dimension economical, social, medioambiental y cultura

Original: inglés

A partir de la segunda mitad del año 2008, el mundo ha estado experimentando una crisis global económica y laboral, provocada por mercados financieros sin regulación. La crisis se originó en los estados más desarrollados pero se ha extendido rápidamente hasta convertirse en una crisis global. Las Naciones Unidas la considera la más severa crisis económica y financiera desde la Segunda Guerra Mundial. La crisis ha afectado el crecimiento y el desarrollo en todas las regiones y estados, y ha aumentado a millones el número de personas sin trabajo decente y remunerado apropiadamente. Los esfuerzos por evitar las amenazas ecológicas globales también se han visto dificultados por la crisis. Tanto a corto plazo como sobre una base más duradera, la crisis demanda esfuerzos políticos globales.

A corto plazo, todos los estados y las instituciones internacionales competentes necesitan acelerar una vez más el ritmo de crecimiento y reducir el número de personas sin trabajo decente.

Sobre una base más duradera, debe crearse un orden económico y financiero global viable, un nuevo conjunto de reglas para la economía mundial. Esto debe respetar los intereses de todos los seres humanos y toda la humanidad deben participar en el diseño de este nuevo orden. Los pobres y los estados en que ellos viven no deben ser excluidos.

La Internacional Socialista hace un llamamiento a tomar decisiones a este respecto durante la segunda mitad del 2009 y apela a todos los gobiernos e instituciones internacionales a actuar responsablemente, especialmente los gobiernos de los estados más desarrollados con un más alto Producto Interno Bruto.

 

1. Un Nuevo Orden Económico y Financiero Global

1.1 La Internacional Socialista adoptó directrices tituladas “Hacia una Nueva Arquitectura Financiera” en su Consejo de México los días 17 y 18 de noviembre de 2008 en Vallarta. El tema crucial para la IS es el convencimiento de que los mercados financieros no son un fin en sí mismos, sino un medio para lograr un fin. Ellos suponen cumplir ciertas funciones vitales que permitan a la economía real ser más productiva: movilizando ahorros, asignando capital, gestionando el riesgo: transfiriéndolo desde aquéllos menos capaces de soportarlo hacia aquéllos más capacitados para hacerlo.

Esto forma la base de los principios de la IS para una agenda regulatoria. Sus objetivos son:

- consolidar la seguridad y solidez de las instituciones financieras individuales y de los sistemas financieros en su conjunto;

 - proteger a los consumidores;

 - asegurar el acceso a las finanzas para todos, y

 - mantener una total estabilidad económica.

La IS hace un llamamiento a una nueva Organización Financiera Mundial que establezca estándares globales y globalice el cumplimiento.

1.2 La cumbre del G20 en Londres el 2 de abril de 2009 acordó importantes reformas para reforzar la regulación y supervisar el sector financiero. El establecimiento de un Foro de Estabilidad Financiera y su efectiva cooperación con el FMI y el Banco Mundial podrían ser los primeros pasos hacia la redacción de una Carta para la nueva Organización Financiera Mundial impulsada por la IS. En este sentido, la Internacional Socialista acoge favorablemente la recomendación del Consejo Europeo de la UE de creación de un Sistema Europeo de Supervisores Financieros, orientado a mejorar la calidad y coherencia de la supervisión nacional, reforzar la vigilancia de los grupos transfronterizos y el establecimiento de una normativa europea única aplicable a todas las entidades financieras de la UE. Este sistema podría ser la base de la creación de un sistema similar a escala mundial.

Todas las instituciones, mercados e instrumentos sistémicamente importantes deberían estar sujetos a un apropiado grado de regulación y control. La crisis financiera global ha mostrado la necesidad de contar con un sistema más confiable de vigilancia y regulación del sistema financiero. Uno de los mecanismos de la emergente Ciudadanía Global de Bienestar, como lo demanda la IS, será implementado a escala global.

El acuerdo del G20 de entregar recursos a través de instituciones financieras internacionales abre un canal para asegurar que el capital continúe su flujo hacia los estados menos desarrollados, para proteger sus economías y apoyar el crecimiento mundial. Al prestar estos nuevos recursos, las instituciones internacionales deben evitar los errores cometidos bajo el consenso de Washington. Los estados pobres necesitan préstamos concesionales. El compromiso del G20 de cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, especialmente el compromiso con el Africa sub-Sahariana, son importantes a este respecto.

La IS subraya la necesidad de realizar nuevas inversiones

- en educación y en otros medios para expandir el capital humano, con medidas como planes de acción para reducir el abandono escolar a temprana edad, el refuerzo de la formación profesional y la universalización del acceso a la educación infantil, y

- en actividades de ahorro de energía con alto rendimiento.

1.3 Un rápido cumplimiento es ahora esencial. La próxima cumbre del G20 en septiembre de 2009 debe tomar los pasos necesarios para asegurarlo. A esta fecha existe un déficit en la implementación con respecto a los acuerdos tomados en la cumbre del G20 en octubre de 2008 en Washington.

Un monitoreo fiable es esencial. Debería crearse un Panel para el Desarrollo Socioeconómico independiente; un panel semejante ha demostrado ser un instrumento valioso en la esfera del cambio climático.

La Organización Internacional del Trabajo desempeña un papel crucial al monitorear el empleo.

La IS saluda las Recomendaciones de la Comisión de Expertos del Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas sobre Reforma del Sistema Monetario y Financiero Internacional.

La recomendación para una rápida introducción de un sistema de reserva global, que estaría basado en una ampliación del papel que cabe a los derechos especiales para el retiro de fondos debería ser considerada junto con otras propuestas para lograr estabilidad global, reforzamiento económico y equidad global.

Las Recomendaciones de la Comisión de Expertos demuestran que los problemas institucionales pueden ser resueltos al mismo tiempo que se crean nuevos reglamentos para los mercados financieros globales, particularmente con respecto a cómo el G20 se relaciona con el sistema de Naciones Unidas.

1.4 El acuerdo del G20 de entregar nuevos recursos a los estados menos desarrollados demuestra que el G20 constituye un paso adelante hacia la organización de una participación y responsabilidad global para un desarrollo económico global. El G7, por sí solo, ya no es capaz de dar forma a una política económica global.

Sin embargo, la estructura del G20 excluye a los estados más pobres. Un orden mundial comprometido con la Declaración Universal de los Derechos Humanos y con los derechos civiles y políticos, no puede funcionar a menos que prevea la participación total de todas las regiones y, por lo tanto, de todos los ciudadanos en todo el mundo.

 

2. Crecimiento Global y Política de Empleo

2.1 A fines de mayo, la ONU revisó su pronóstico para un crecimiento hacia la baja de la economía mundial. Se espera que el Producto Mundial Bruto (PMB) se reduzca en un 2,6 por ciento en 2009, comparado con un crecimiento relativamente lento del 2,1 por ciento en 2008 y un crecimiento anual promedio de casi el 4 por ciento durante el periodo 2004-2007, anterior a la crisis.

El crecimiento más lento y la subsecuente contracción del PMB están ligados al aumento del desempleo. Los pronósticos de la ONU dan un alza de desempleo de 50 millones para los próximos dos años. La Organización Internacional del Trabajo no excluye la posibilidad de que esta cifra sea dos veces más alta.

Un crecimiento económico más alto y el estímulo del empleo y de los salarios son por lo tanto vitales para las personas de todos los estados alrededor del globo. A este respecto, se pueden identificar importantes diferencias entre varias regiones y estados. Estas diferencias surgen de las inmensas discrepancias que aún existen en los niveles de desarrollo, como se evidencia en el PIB per capita. Como resultado, diferentes estados tienen diferentes prioridades, diferentes responsabilidades y diferentes estrategias socioeconómicas.

2.2 Desde septiembre del 2008, los estados a través del mundo han hecho disponibles masivas sumas de fondos públicos -18 trillones o casi el 30 por ciento del PMB- para recapitalizar los bancos, adquiriendo los gobiernos una parte o la total propiedad de instituciones financieras con problemas y dando amplias garantías a los depósitos bancarios. Muchos estados han adoptado asimismo planes de estímulos fiscales -2,6 trillones o cerca del 4 por ciento del PMB- para ser usados en el periodo 2009-2011. La IS está de acuerdo con la ONU de que estos esfuerzos pueden todavía no alcanzar el grado de estímulo del 2-3 por ciento de PMB que se requeriría para compensar la disminución, calculada en términos aproximados, de la demanda global total.

2.3 A escala global, se necesitarán acciones concertadas. Dentro de este contexto es importante notar que las regiones y estados menos desarrollados necesitan tasas más altas de crecimiento, mientras que las regiones y estados desarrollados con empleo insuficiente requieren de una política de empleo enfocada hacia la distribución del trabajo y las calificaciones de la fuerza laboral.

2.4 La mayoría de los estados han usado el financiamiento de préstamos para estimular el crecimiento económico. De estado en estado existe la necesidad de considerar si altos niveles de deuda implican riesgos a largo plazo para la estabilidad económica y fiscal y el desarrollo de precios. A largo plazo todos los estados necesitarán abordar estos temas, mientras que a corto plazo estados individuales podrían aumentar el estímulo al gasto.

En general, las medidas para estimular el crecimiento pueden y deben ser más innovadoras y más ecológicas. El crecimiento verde es la perspectiva para el futuro. Los estados deben invertir en actividades de ahorro de energía con un alto rendimiento, como también en la educación.

2.5 Las medidas para estimular el crecimiento pueden crear empleos, reduciendo así el desempleo. Sin embargo, esto debe ir combinado con una política de mercado laboral sostenible. Para los estados más desarrollados una política sostenible de mercado laboral significa una distribución más equitativa del trabajo y un enfoque sobre la calificación profesional; para los estados menos desarrollados significa transferir trabajos informales al mercado laboral formal, para crear un estado basado sobre principios de solidaridad social capaz de dar una protección a largo plazo contra la pobreza. La reforma del mercado laboral no deberá suponer, en ningún caso, el abaratamiento del despido.

La Internacional Socialista se compromete a luchar por el refuerzo de las redes de protección social para todas aquellas personas que se encuentren en desempleo o en condiciones de pobreza.

2.6 Los individuos se ven afectados por la crisis económica global y los estados deben actuar. Regiones y estados gozan de un mayor o un menor grado de éxito en sus esfuerzos a este respecto. Al valorar la situación económica y la política económica, un criterio clave es determinar el número de personas que se ven afectadas, ya sea positiva o negativamente. Este criterio corresponde al ideal de la socialdemocracia internacional, es decir, que todos deben gozar de las mismas oportunidades de prosperidad y seguridad social.

Altas tasas de crecimiento en estados menos desarrollados contribuyen a alcanzar este objetivo. 4.500 millones de personas viven en los diez estados más populosos y en la Unión Europea, representando dos tercios de la población mundial de 6.700 millones. En China y en India las cifras de población son 1.330 y 1.140 millones respectivamente; estos dos países juntos representan el 37 por ciento de la población mundial. La continua alta tasa de crecimiento en estos dos estados –los cálculos para 2009 dan una cifra de 6 por ciento y 4,5 por ciento- es una contribución considerable para asegurar que globalmente el desarrollo en estos países en beneficio de los pobres, no llegue a un punto muerto.

2.6.1 Durante años, India ha estado logrando crecimiento por medio de un enfoque en el aumento de la demanda interna entre sus a veces muy pobres habitantes. Se espera que el impacto de la crisis global sea menos severo, ya que las exportaciones representan un pequeña parte del Producto Interno Bruto, anticipándose al mismo tiempo que la demanda interna será mantenida en un grado razonable.

2.6.2 En comparación, las altas tasas de crecimiento de China durante las últimas décadas están basadas en una intensa promoción de las exportaciones. Se han usado también medidas de política de divisas que han contribuido al desequilibrio de los mercados financieros. La caída de las exportaciones debido a una débil demanda por parte de los EE.UU. y Europa, ha aumentado los niveles de desempleo en China y exacerbado los problemas sociales. Serviría a los intereses de un desarrollo económico global libre de crisis, si China utilizara sus substanciales ahorros para impulsar la demanda interna y mejorar sus sistemas de seguridad social. Junto con ayudar a la economía global a su recuperación, el masivo paquete de estímulo fiscal de 450 billones de dólares contribuye a este proceso de reestructuración, al mismo tiempo que aborda los temas sociales.

2.6.3 El primer aspecto positivo de estas tasas de crecimiento pueden verse en el impacto sobre las personas en China y en India, sumado al estímulo que este crecimiento da a la economía global. China e India deben asumir mayor responsabilidad por este desarrollo económico global; los estados más desarrollados en Norteamérica y en la UE deben reconocer este hecho. Solamente será posible estabilizar el orden financiero global si China participa en esta tarea. Debería adoptarse un enfoque constructivo de las propuestas del Banco Central de China para una nueva reserva de divisas; estas son similares a las Recomendaciones de la Comisión de Expertos del Presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas.

La Internacional Socialista está conciente de las graves diferencias entre los sistemas políticos en India y en China. India es la democracia más populosa del mundo, un éxito confirmado con las elecciones de mayo de 2009. El sistema en China no respeta los derechos humanos en la esfera de los derechos políticos y sociales, como está contemplado en las provisiones del derecho internacional. El diálogo entre representantes de estados democráticos y representantes del sistema político de China debe también incluir una responsabilidad global compartida por el desarrollo sostenible y por los derechos humanos, entendiéndolo dentro de un concepto de seguridad humana.

2.6.4 La prognosis para el desarrollo económico de los ocho siguientes estados más populosos y de la UE –que representan el 30 por ciento de la población mundial- son significativamente más pobres que los pronósticos para China e India,

Indonesia figura en 4⁰ lugar en términos de tamaño de su población. Se espera que el PIB aumente en un 2,5 por ciento.

Pakistán y Bangladesh, vecinos directos de India, ocupan el 6⁰ y 7⁰ lugar en la tabla de población. En Bangladesh el PIB aumentará en un 3,5 por ciento. Pakistán espera una lenta disminución del 1 por ciento; ha recibido un nuevo crédito del FMI, el cual está estabilizando el desarrollo económico.

Brasil, ocupa el 5⁰ lugar en términos de tamaño y población. Su PIB se espera que disminuya en un 1 por ciento, este desarrollo es parte de la caída del 1,9 por ciento del PIB en América Latina y el Caribe. México y América Central es posible que sufran un grave impacto, dado su fuerte dependencia en exportaciones de bienes manufacturados a los Estados Unidos y las remesas de dinero de sus ciudadanos que trabajan en EE.UU. México ha obtenido un nuevo crédito del FMI.

Rusia, el 8⁰ estado más populoso del mundo, es posible que vea una disminución del PIB del 3 por ciento; el agudo deterioro en Rusia está conectado a los desarrollos a través de la Comunidad de Estados Independientes y se ve afectado por la caída de los precios de materias primas, especialmente el petróleo y los metales. Rusia ha introducido un paquete de estímulos que suman cerca del 10 por ciento del PIB.

Para Nigeria, que ocupa el 9⁰ lugar en términos de población, la disminución del PIB está pronosticada en 0,5 por ciento; la contracción de la economía en Nigeria contribuye a la caída del PIB en todos los estados del Africa Sub-Sahariana en un 0,1 por ciento.

Japón, el 10⁰ estado más populoso del mundo, es posible que vea una rápida disminución del PIB del 7,1 por ciento; su economía está cayendo en una profunda recesión. La severa desaceleración en la demanda global, particularmente de automóviles, tecnología de la información y maquinaria, ha llevado a un colapso de las exportaciones japonesas. Una serie de paquetes de estímulos fiscales con gasto adicional totalizando cerca del 5 por ciento del PIB, han sido adoptados.

Algunos otros estados Asiáticos también es posible que vean una disminución de sus PIB, Singapur 9,5 por ciento, Hong Kong 6,5 por ciento.

Existen también preocupaciones acerca de desarrollos en el Oriente Medio, pero se espera solamente una leve disminución en el crecimiento para el 2009. Se espera que sus economía experimenten una contracción del 0,5 por ciento.

 

3. Comercio mundial

3.1 El volumen del comercio mundial también ha bajado; para 2009 se espera una disminución del 11,1 por ciento para el comercio mundial, después del lento aumento del 2,4 por ciento en 2008, en tanto que con anterioridad a la crisis el crecimiento anual promedio durante 2004-2007 era del 7,8 por ciento. La actual caída es la mayor año a año desde los años 1930s.

Medidas proteccionistas adoptadas por los estados más desarrollados constituyen el mayor peligro, al reducir aún más las oportunidades para las exportaciones de los países menos desarrollados. Algunos de los paquetes de estímulos que han sido adoptados contienen prácticas de comercio injustas al dar subsidios e incentivos a firmas internas. Esto dificulta la recuperación de estados menos desarrollados, los cuales no cuentan con los recursos para implementar medidas de estímulos fiscales y dar apoyo a sus industrias internas.

3.2 La IS saluda el compromiso de la cumbre del G20 de abstenerse de erigir nuevas barreras a la inversión o al comercio de bienes y servicios, imponer nuevas restricciones a las exportaciones, o implementar medidas no compatibles con la OMC para estimular las exportaciones. Sin embargo, la IS urge a los estados miembros del G20 a darle cumplimiento, implementando este compromiso.

La IS hace un llamamiento a dar a los estados menos desarrollados un mayor acceso a los mercados de los estados más desarrollados. La Ronda de Doha de la OMC debe ser concluida como una verdadera ronda de desarrollo, contribuyendo así a una política global coordinada. El principio rector debe ser el comercio justo.

 

3. Política global para materias primas

3.1 El precio de muchas materias primas ha caído durante la crisis. Esto podría tener ventajas para los consumidores, particularmente en estados más desarrollados, pero en todo caso, tiene desventajas para los productores, como puede observarse en la Comunidad de Estados Independientes, en Sudamérica y en el Oriente Medio. Esto es particularmente problemático si los estados productores están dentro de la categoría de estados menos desarrollados.

3.2 En muchos casos, existen lazos entre especulación en los mercados financieros y especulación en los mercados de materias primas. Medidas para combatir esta tendencia deberían ser incluidas cuando se adopten nuevas reglas para un orden económico global viable, particularmente en el caso de estados menos desarrollados. Una opción podría ser un fondo global para regular los mercados de materias primas, otra opción sería fondos estatales para asegurar ingresos a largo plazo provenientes de materias primas, ayudando así al desarrollo en los países en cuestión y hacer más equitativa la distribución global. Debería considerarse la creación de un Fondo Mundial de materias primas.

La UE está revisando las Directrices sobre reservas de petróleo y espera presentar en un futuro próximo las Directrices sobre seguridad del abastecimiento de gas. La IS cree en la necesidad de extender estas acciones a nivel global.

3.3 La compra de terrenos agrícolas en estados menos desarrollados por parte de estados más desarrollados es preocupante. Esto sólo puede exacerbar la desigual distribución de los recursos alimentarios. Hay una necesidad de contar con reglamentos globales para asegurar la provisión de alimentos a las personas en regiones de cultivo intenso de cosechas, tenga precedencia sobre el comercio de productos agrícolas.

 

4. Política medioambiental global

4.1 La humanidad espera con preocupación y esperanzas la Conferencia sobre el Clima en Copenhague en diciembre de 2009. En su Congreso de Atenas en julio de 2008, la Internacional Socialista declaró la adopción del objetivo de los 2 grados Celsius como la piedra angular para un acuerdo exhaustivo, el cual se espera sea asegurado en Copenhague en 2009. Dentro de los próximos 10 a 15 años, las emisiones globales de Gases de Efecto Invernadero necesitarán dirigirse hacia una vía consistente con el objetivo de los 2 grados Celsius.

El desarrollo sostenible incluye una dimensión económica, social y medioambiental. Además del objetivo de los 2 grados Celsius, la Internacional Socialista apoya y pone en marcha allí donde gobiernan partidos miembros de la IS, políticas que apuesten por fomentar las energías renovables, la rehabilitación y el aislamiento de edificios, las redes de distribución energética, el transporte eficiente de personas y mercancías, el reciclaje, la reconversión de industrias contaminantes, los servicios de gestión medioambiental, la gestión forestal y el uso más racional de los recursos hídricos.

Las conferencias preparatorias de los 17 “Estados Industriales y Emergentes” en Washington los días 27 y 28 de abril de 2009, y la de Bonn en junio de 2009 no hicieron justicia a este objetivo. El primer borrador del Tratado Kioto II, presentado en Bonn, es insuficiente. Los estados más desarrollados tienen la principal responsabilidad de cumplir el objetivo, porque las emisiones per capita de Gases de Efecto Invernadero en esos estados son mucho más altas que en todas las otras regiones. La Cumbre del G8 en julio de 2009 en Italia, debe acordar la definitiva condición previa para el resultado de la Conferencia de Copenhague. Todos los estados más desarrollados deben contribuir a la financiación de la lucha contra el cambio climático de los países en desarrollo, sobre la base de una contribución específica, completa y universal.

La IS incide en la importancia del reconocimiento y acatamiento de los principios básicos de esta contribución: capacidad de pago y responsabilidad de las emisiones. La IS reconoce la magnitud del esfuerzo requerido y la necesaria contribución de ayuda internacional pública, mediante subvenciones inteligentes y la puesta en marcha de estructuras legales que permitan que las medidas de mitigación y adaptación sean una realidad, sobre todo en los estados menos desarrollados.

4.2 Las iniciativas del Presidente Obama sobre política medioambiental son alentadoras, ellas merecen ser apoyadas por todos los estados, aún cuando existe un grado de resistencia en los EE.UU. Actuar para contrarrestar las amenazas al medio ambiente, en todas partes en que ellas ocurran, no es interferir en los asuntos internos de un estado, y esto es también aplicable a los EE.UU.

4.3 La necesidad de adoptar un enfoque más innovador al diseñar medidas para estimular la economía, atañe sobre todo a los bienes medioambientales. En la crisis económica global este tipo de medidas puede ayudar a acelerar el ritmo de crecimiento y responder así a todas las dimensiones de la sustentabilidad.

 

5. Política social global

En la crisis económica global, la política social global debe concentrarse alrededor de dos estrategias:

- en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), reducción de la pobreza y la lucha contra el hambre;

-  en transformar los trabajos del sector informal en trabajos del mercado laboral formal.

La crisis hace peligrar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Tanto como 100 millones más de personas podrían seguir o caer en la pobreza.

Hoy más que nunca es necesario que los estados donantes mantengan e incrementen sus compromisos de ayuda al desarrollo y que, bajo ninguna circunstancia, se utilice la coartada de la magnitud de la crisis económica internacional para proceder a su recorte. Es preciso lograr sin demora el objetivo acordado por las naciones donantes de aportar el 0,7 del PIB para el 2015.

Un financiamiento adicional para estados menos desarrollados debería concentrarse también en los ODM.

En la crisis global de empleo, los trabajadores migrantes se encuentran siempre en circunstancias más difíciles que los desempleados en los estados de sus ciudadanías, al faltarles el apoyo principal de la familia. Por ello, la IS se preocupa por las consecuencias de la inmigración circular. La IS apoya planes de retorno voluntario y, en cualquier caso, reivindica los derechos a la protección social de estos ciudadanos en igualdad de oportunidades.

 

6. Mantenimiento de la paz en la crisis económica global

Observadores comprometidos identifican con preocupación el problema del aumento del número de conflictos y, por lo tanto, una agudización de las amenazas a la paz como consecuencia de la crisis económica global. El peligró crecerá si la prosperidad no aumenta. Esto no tiene que ser el caso. Los estados de alrededor del mundo pueden comprobar su dependencia mutua más claramente que nunca, aún a través de sus divisiones culturales. La asistencia por parte de los ricos, particularmente en Europa y Norteamérica, puede contribuir a superar los prejuicios culturales y las causas de conflicto también entre los pobres.

La iniciativa del Presidente Obama de condenar las armas nucleares en todo el mundo es particularmente significativa. Esto puede también contribuir a recortar el gasto en defensa. El dinero que se libere gracias a esta medida, podría ponerse a disposición de los estados menos desarrollados con el doble objetivo de promover su desarrollo y eludir las razones para que ellos destinen dinero a gastos en armamentos. 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.