Declaración sobre cambio climático y la COP21

La Internacional Socialista durante la reunión de su Consejo en Nueva York, los días 6 y 7 de julio de 2015, abordó el tema del cambio climático y los desafíos que enfrenta la comunidad internacional con miras a la realización de la COP 21 en París a fines de este año.

El cambio climático constituye una preocupación permanente para la organización y como tal ocupa un lugar de preeminencia en su agenda. Los graves efectos que este fenómeno tiene a nivel global y su relación con la seguridad y el desarrollo humano exigen movilizar las capacidades de todos en la búsqueda de una solución equitativa y justa para el cambio climático. La Internacional, con su Comisión por una Sociedad Mundial Sostenible y su informe Desde una Economía de Alto Carbono a una Sociedad de Bajo Carbono, ha instalado la temática en el corazón de sus partidos miembros y de sus propuestas políticas.

Debemos adoptar profundos cambios en los estilos de vida y en los modelos de producción y consumo. Limitar el uso de recursos no renovables, a moderar el consumo, maximizar la eficiencia, reutilizar y reciclar. Los más graves efectos de las agresiones ambientales los sufren los más pobres y desprotegidos, los migrantes entre otros. La crisis financiera de 2008 no ha creado una nueva regulación que lleve a repensar los criterios obsoletos que siguen rigiendo el mundo  y afectan su medioambiente, que debe  ser preservarlo y los más débiles protegidos.

El pasado viernes 3 de julio, reunidos en la Isla de Mainau, 36 premios Nobel formularon una  declaración sobre cambio climático, recordando que hace 60 años atrás en ese mismo lugar otros Nobel alertaron sobre los peligros de las armas nucleares. La amenaza que hoy afronta el planeta es de una magnitud comparable, sostuvieron. Las predicciones derivadas de modelos climáticos indican que es muy probable que a lo largo del próximo siglo la temperatura de la Tierra termine superando en más de 2 °C su nivel preindustrial, a no ser que se lleven a cabo importantes reducciones de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero en las próximas décadas. Y concluyeron haciendo un llamamiento a aprovechar la oportunidad que ofrece la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París, en diciembre de 2015, para tomar medidas decisivas para limitar las emisiones globales futuras.

Desde la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, la Internacional Socialista renueva su compromiso político en esta gran tarea global. París debe entregarle a la comunidad internacional un acuerdo vinculante para todos, con compromisos comunes y exigencias diferenciadas, objetivos precisos y evaluaciones científicas actualizadas, como la organización ha venido exigiendo por largos años.

 

_______________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.