Declaración sobre los objectivos de desarrollo sostenible

Original: inglés

El Consejo de la Internacional Socialista, reunido en la sede de Naciones Unidas de Nueva York, reflexionó sobre los avances realizados en torno a los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el programa de desarrollo post 2015. Este proceso se centrará en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por el Grupo Abierto de Trabajo que surgió del documento Río+20.

La Internacional Socialista siempre ha sostenido que para conseguir el objetivo de pleno desarrollo y oportunidad para todos, protegiendo a la vez el futuro del planeta, se requiere un cambio paradigmático para adoptar un esquema de desarrollo completamente sostenible. Los ODS armonizan inherentemente con los valores del movimiento socialdemócrata global y la IS y sus partidos miembros deben colocarse a la cabeza de la campaña mundial para conseguir estos objetivos en los próximos quince años. El programa de desarrollo de nuestro movimiento se basa en tres pilares: uno económico, otro social y un tercero ambiental, todos los cuales deben tener la misma importancia prioritaria para generar un desarrollo auténtico.

El objetivo de acabar con la pobreza es desde hace mucho un punto central en el trabajo de la Internacional Socialista y en muchos países en los que el partido de gobierno es un partido miembro de la Internacional la intervención de éste ha sido decisiva en la lucha contra la pobreza. Es una vergüenza que siga existiendo una pobreza extrema y su erradicación debe tener una importancia prioritaria absoluta. Por otra parte, la pobreza y el subdesarrollo también se encuentran entre las causas fundamentales de los conflictos que surgen en el mundo.

El desarrollo y la seguridad, por tanto, están íntimamente relacionados, por lo que la seguridad alimentaria, de la cual el agua forma parte, así como la seguridad energética, deben ser conseguidas dentro de un marco sostenible, para lo cual en muchos casos se requiere invertir en infraestructura. El reto de construir esta infraestructura donde esté ausente demanda un enfoque innovador que sepa aprovechar los avances tecnológicos para que la industrialización de los países en vías de desarrollo sea de carácter sostenible.

El programa de la Internacional Socialista siempre ha girado en torno de la igualdad y por tanto es grato ver que esta cuestión fundamental es uno de los ODS. La igualdad de género es clave, ya que el desarrollo auténtico sólo puede lograrse con la plena participación de hombres y mujeres en todos los niveles sociales, sin discriminación. Acabar con la violencia de género, conseguir la igualdad de acceso a la educación y la eliminación de la pobreza son fundamentales para empoderar a la mujer. La disminución de la desigualdad dentro de un país, y entre un país y otro, es no sólo un valor progresista fundamental, sino una prioridad absoluta para lograr los ODS.

Fundamentalmente, la sostenibilidad trata de asegurar el futuro del planeta a largo plazo. Para ello, es necesario cambiar los esquemas de consumo y producción actuales. Desde el punto económico tanto como ambiental, tiene sentido eliminar el sobreconsumo y el desperdicio. Por otra parte, un menor grado de consumo alivia la presión a la que se ven sometidos los ecosistemas terrestres. La atmósfera en la que el desarrollo de futuro tendrá lugar se verá determinada de muchas maneras por el alcance y ambición del compromiso global con la lucha contra el cambio climático, que es uno de los retos más urgentes a los que la humanidad se enfrenta.

El Consejo reconoce la importancia de 2015 para el desarrollo. La capacidad para poner en efecto el programa post 2015 depende mucho de que haya acceso a fondos, y a estos efectos es importantísimo que la Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo sea un éxito, ya que se calcula que para lograr los ODS en 2030 en sectores clave se necesitan entre 3,4 y 4,5 millones de millones de US$. El éxito de la conferencia y la promesa de estos fondos tendría enormes consecuencias positivas para que la Cumbre de NN.UU. adopte el programa de desarrollo post 2015 en Septiembre y la COP21 en Diciembre, con lo cual este año tenemos una de esas oportunidades que se presentan sólo una vez por generación para asegurar un desarrollo verdaderamente sostenible.

El Consejo de la IS reitera su pleno apoyo a los ODS e insta a todos los países a adoptar el nuevo Programa de Desarrollo post 2015 en la Cumbre para el Desarrollo Sostenible de NN.UU. en [Septiembre de 2015]. Estos ambiciosos objetivos pueden ser la piedra angular del programa de desarrollo para los 15 años próximos y señalar el camino hacia un futuro más próspero, más igualitario y más verde para el planeta.

 

_______________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.