Resolución sobre el proceso de paz en el Oriente Medio

CONSEJO DE NUEVA DELHI - La Socialdemocracia y el Asia de Hoy, 10-11 de noviembre de 1997

Original: inglés

El Consejo de la Internacional Socialista, reunido en Nueva Delhi, India, los días 10 y 11 de noviembre de 1997, lamenta profundamente la falta de progreso en las conversaciones para la paz entre Israel y la OLP, lo cual implica un claro riesgo de una mayor escalada de violencia en el Oriente Medio. Existe una urgente necesidad de renovar las negociaciones y de hacer efectivos en su totalidad los acuerdos de Oslo, incluido el acuerdo provisional sobre Cisjordania y el corredor de Gaza. Ello significa más reubicaciones, el paso seguro entre Cisjordania y el corredor de Gaza, la liberación de prisioneros y el funcionamiento de puertos marítimos y aéreos en Gaza.

Existe la necesidad de afirmar, una vez más, que los acuerdos de Oslo están basados en el principio de Tierra para la Paz y en la ejecución de las resoluciones de la ONU 242 y 338.

Además, debe darse comienzo a serias negociaciones sobre los temas concernientes al status permanente, incluyendo una solución a los problemas de los asentamientos, de Jerusalén, de los refugiados y de las fronteras.

Israel tiene la especial responsabilidad de volver a encauzar el proceso de paz, suspendiendo su reciente política sobre asentamientos. El Consejo de Nueva Delhi condena la política de asentamientos del actual gobierno israelí, la cual impide llevar a cabo negociaciones y hace peligrar el proceso de paz.

Debe continuar y aumentar la asistencia económica internacional en apoyo a la Autoridad Nacional Palestina, como una contribución vital a la construcción de una sociedad viable y democrática, respetuosa de los derechos humanos fundamentales.

El Consejo agradece el reconocimiento por parte de Meretz/Mapam y del Partido Laborista de Israel del derecho de los palestinos a establecer su propio Estado independiente.

El Consejo de Nueva Delhi condena enérgicamente el terrorismo. No se puede aceptar la matanza de ciudadanos, hombres, mujeres y niños, bajo la capa que sea. El terror es barbarie y ninguna sociedad puede aceptarlo.

La Autoridad Nacional Palestina no debe escatimar esfuerzos para destruir el terrorismo y aislar a los terroristas. No son sólo vidas humanas las que están en juego, sino también el proceso de paz en si mismo.

El Consejo de Nueva Delhi insta a Israel, Siria y Líbano a renovar las conversaciones para la paz, cumpliendo con las resoluciones 242 y 425 de la ONU, para lograr un acuerdo de paz completo e integral.

El Consejo de Nueva Delhi insta a todos los países a dejar de proporcionar a Irán o a cualquier otro Estado del área, material nuclear y tecnología, para así proteger al Oriente Medio de la carrera de armamento nuclear.

Desde Nueva Delhi, en el corazón de Asia, lanzamos un llamamiento a todos los pueblos de Asia occidental a lograr un acuerdo en nombre de la paz en esa región y en el mundo entero.

La comunidad internacional tiene un papel vital que desempeñar en el futuro desarrollo del área, y en el progreso de negociaciones para la paz. El Consejo enfatiza el papel especial que cabe a la administración de los Estados Unidos a este respecto. Subraya además que la Unión Europea, situada en un continente vecino al Oriente Medio, con su potencial político y actual apoyo económico, debería desempeñar un papel de más envergadura en la búsqueda de paz en la región, y apoya en este contexto el código de conducta propuesto e invita a que ambas partes se suscriban totalmente a este proceso.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.