Declaración: La economía global después de la reunión del G20 en Seúl

CONSEJO de PARIS: economía mundial – cambio climático – resolución de conflictos, 15-16 de noviembre de 2010

 

Original: inglés

El mundo necesita una acción concertada y profunda para apoyar una recuperación sostenible, empleo y crecimiento, reducción de la pobreza y financiamiento al clima. A pesar de que la economía mundial esta en camino hacia la recuperación, la crisis financiera aún no ha terminado. Al mismo tiempo, existen fundados temores de que las programadas medidas de austeridad y las crisis financieras podrían poner en peligro la prometida recuperación económica, como se declaró en la reunión del Consejo de la IS en junio de 2010.

En este momento, existe una real necesidad de contar con una cooperación y coordinación constructiva de las políticas nacionales para abordar los desequilibrios de la economía mundial. Por lo tanto, la IS urge a todas las principales potencias a reunirse una vez más y acordar una estrategia conjunta para lograr el crecimiento y presupuestos estatales balanceados, y para acordar una reforma de la arquitectura financiera.

Lamentamos que las reuniones del G20 en Toronto y en Seúl en 2010 no hayan dado como resultado ningún acuerdo sobre una verdadera estrategia concreta para abordar los desequilibrios. En vista de esto, la IS urge a la presidencia francesa del G20 a continuar estas discusiones con miras a lograr nuevos acuerdos para promover el crecimiento y reducir los desequilibrios arriba mencionados.

Los países han mostrado que un superávit en el comercio debe estar pronto a estimular la demanda interna y formular planes a corto plazo para reducir los déficits y la deuda. Aquellos países con los mayores déficits deben proceder rápidamente a balancear sus presupuestos públicos. Es en el interés de todas las naciones que podamos evitar una posible guerra monetaria y ofrecer reales posibilidades a un comercio libre y justo.

La IS está a favor de una nueva estructura financiera internacional y una nueva gobernanza global. Estabilizar, reformar y reforzar el nuevo sistema financiero internacional es una necesidad. La regulación bancaria y las reformas a las agencias de calificación de riesgos deben continuar.

En la nueva arquitectura financiera el sector financiero debe hacerse responsable por los costos de la crisis. Los repetidos rescates son, de hecho, subsidios al sector financiero y crean un serio problema de riesgo moral.

Un impuesto Global sobre las Transacciones Financieras podría ser un instrumento para la gobernanza global, mejorando la transparencia de los mercados financieros al mismo tiempo que asegurando un justo reparto del peso de la carga y una justa distribución de los recursos. La IS urge a todas las organizaciones políticas y otras a respaldar el nuevo Impuesto a las Transacciones Financieras.

Se necesita una gobernanza global para evitar las crisis que hemos visto. Es de primera importancia que las instituciones financieras globales como el FMI y el Banco Mundial sean reformados como se ha prometido.

La IS, una vez más enfatiza que la crisis financiera no es una razón para olvidar la necesidad de responder a los problemas de pobreza en el mundo, especialmente en Africa. Es importante evaluar el nivel de cumplimiento de los compromisos del milenio, para promover todas las acciones necesarias con miras a reducir la deuda de los países más pobres y para acompañar la política de desarrollo en el mundo de manera efectiva en el sentido de una igualdad de oportunidades. El mundo desarrollado debe cumplir sus promesas también en lo que respecta al financiamento al clima.

 

_______________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.