Resolución sobre Iraq

CONSEJO DE ROMA - Por una Sociedad de más Igualdad, 20-21 de enero de 2003

 

Original: inglés

El mundo vive bajo la amenaza de una guerra que crea temores en todo el mundo. Nosotros, la Internacional Socialista, reafirmamos que la guerra no es inevitable. Debemos hacer todo lo posible para evitar la guerra: debemos darle una oportunidad a la paz.

Por lo tanto, damos nuestro total apoyo al Secretario General de Naciones Unidas para que continúe sus esfuerzos, en cooperación con el Consejo de Seguridad, para llevar a cabo las Inspecciones de Armas de la ONU, y para continuar asegurando que se cumplan las condiciones necesarias para su éxito; y para que la ONU asuma sus responsabilidad de acuerdo con las declaraciones de Kofi Annan.

La Internacional Socialista:

- subraya que la misión debe lograr el desarme total de las armas de destrucción masiva químicas, bacteriológicas, radiológicas y nucleares con el fin de remover toda amenaza al pueblo iraquí y a la región. Aún si ellas aparecen como residuos, son los inspectores quienes deben vigilar la destrucción de estas armas. Se debe asegurar a los inspectores de armas de la ONU todo el tiempo que necesiten. Si fuera necesario, ellos deberían instituírse de manera permanente;

- considera que la Resolución 1441 del Consejo de Seguridad de la ONU no autoriza el recurso automático al uso de la fuerza; toda otra acción debe ser adoptada por el Consejo de Seguridad, luego de hacer una evaluación completa de la situación y sobre la base de una nueva resolución. En las presentes circunstancias, debemos seguir la lógica de la diplomacia política de la ONU, en vez de la lógica de guerra;

- expresa su oposición a cualquier acción militar unilateral y cree que un ataque preventivo no estaría en concordancia con el derecho internacional y, además, podría destruir la coalición internacional contra el terrorismo y llevar a una crisis más profunda, involucrando a otros países en la región; se debe hacer todo lo posible por evitar una acción militar;

- expresa una vez más su solidaridad y apoyo a aquellas fuerzas que luchan por un cambio democrático y pacífico en Iraq;

- expresa su preocupación ante la actual situación humanitaria que afecta especialmente a las mujeres y niños;

- continuará implementando la resolución de Casablanca que señala pasos constructivos a dar por los partidos miembros de la IS en sus esfuerzos para alcanzar una solución pacífica;

- la Internacional Socialista cree que la mejor manera de lograr la paz en el Oriente Medio es poner fin a la violencia y a la contraviolencia. A este respecto, urge a la Autoridad Palestina a comprometerse sin reservas a prevenir y combatir todos los ataques contra civiles israelíes, y urge a Israel a poner fin al uso de la fuerza contra la población palestina, como también a las actividades de establecer colonias en los territorios palestinos. Aquellos que creen que la paz será posible sin ofrecer una clara visión para el futuro del pueblo palestino y el estado al cual tienen derecho, se engañan. La IS desea ver ese estado con plena democracia, coexistiendo con el estado de Israel y con plenas garantías para la seguridad de ambos;

- expresa su apoyo a los esfuerzos de paz israelo-palestinos para la reanudación de las negociaciones y para combatir el terrorismo y sus motivos;

- hace un llamamiento al Cuarteto para poner el Roadmap en la agenda israelo/palestina inmediatamente después de las próximas elecciones en Israel, y demandar que sea adoptado por las partes.

El uso de la fuerza para mantener o imponer la paz debe ser el resultado no de la decisión unilateral de los poderosos, sino del respeto al derecho internacional y con el mandato, o al menos con el expreso consentimiento, del Consejo de Seguridad de Naciones Unidos. Este, a pesar de sus imperfecciones, es el único organismo que tiene la legitimidad para tomar decisiones en nombre de la comunidad internacional. Es desde este punto de vista que contemplamos los recientes desarrollos de las crisis en Iraq y Corea del Norte. Deseamos reafirmar nuestra convicción de que las soluciones militares deben ser siempre el último recurso en la búsqueda de una paz justa, cuando todo otro medio político y diplomático haya sido agotado, y que la comunidad internacional y sus legítimos organismos representativos deben actuar basados en criterios claros y sin rastro alguno de oportunismo político o económico. Igualmente, no podemos permitir que la comunidad internacional sea mantenida en calidad de rehén de un solo estado. Esta es la única forma de mantener la confianza en las instituciones que gobiernan las relaciones internacionales.

Nosotros, la Internacional Socialista, reafirmamos nuestro compromiso para el relanzamiento de un enfoque multilateral de las relaciones internacionales y consideramos que el respeto al papel que cumplen las Naciones Unidas y sus organismos es la mejor manera para reforzar esta perspectiva.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.