Declaración - Cambio climático: la responsabilidad de hacer una diferencia

Consejo de la IS, Costa Rica, 23-24 de enero de 2012

Original: inglés


Introducción

El Consejo de la Internacional Socialista, reunido en Costa Rica, ha sostenido conversaciones a fondo sobre “Nuestra lucha por la justicia climática: las tareas después de Durban y el camino hacia Rio+20”. Nuestra definición de justicia climática se centra en nuestros objetivos establecidos para las reducciones de las emisiones, limitar el aumento de la temperatura global, promover el desarrollo sostenible y la biodiversidad y asegurar los fondos adecuados para la mitigación y la adaptación.

San José es un lugar altamente simbólico para reafirmar nuestro compromiso para un futuro sostenible para nuestro planeta. Nos encontramos en un país donde la biodiversidad es celebrada y donde se da una gran importancia al medio ambiente natural. Costa Rica ocupa el tercer lugar en el Indice de Eficiencia Medioambiental; la proporción del territorio del país cubierto por bosques se ha elevado desde el 24% en 1985 a alrededor del 46% hoy en día. Las acciones tomadas por nuestros compañeros en gobierno aquí en Costa Rica deberían se un modelo para nuestro movimiento.

Igualmente, el Caribe es un área del planeta donde el cambio climático amenaza tener el mayor impacto, al ser la región del mundo que contiene la mayoría de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID); 23 de las 52 PEID que aparecen en la lista de ECOSOC están en el Caribe. Todas las PEID están mucho más expuestas a los choques externos que las dejan con necesidad de apoyo internacional que hasta la fecha ha sido inadecuado y sufren con más frecuencia y de manera más intensa desastres naturales como también crisis de combustible, de alimentos y financieras. Sin embargo, el daño más grave que enfrentan muchas PEID es su completa desaparición, amenazadas por la subida de los niveles del mar como resultado del aumento de la temperatura global.

Por todas estas razones, el Consejo de la Internacional Socialista resuelve renovar el compromiso de la organización con una acción multilateral sobre el cambio climático, para asegurar que áreas de biodiversidad tales como aquéllas que se encuentran a través de Costa Rica sean preservadas para las generaciones venideras, para proteger la continua existencia y desarrollo de SIDS y para hacer posible un futuro donde todo desarrollo sea sostenible, la economía verde y la justicia climática sea la norma por la cual el impacto de toda acción sea medida.


Declaración

Reconociendo la contribución del gobierno de Sudáfrica al acuerdo de la Plataforma de Durban para una Mejor Acción, el Consejo subraya la necesidad de continuar trabajando dentro de la estructura de la CMNUCC como la única manera de concluir el acuerdo legalmente vinculante por el cual se ha esforzado nuestro movimiento.

Junto con el proceso de la CMNUCC, que continuará con la COP18 en Qatar a fines del 2012, el Consejo reconoce la importancia de la Conferencia de la ONU Rio+20 sobre Desarrollo Sostenible en junio y saluda la publicación del proyecto cero del documento resultante de Rio+20, el cual contiene muchos compromisos positivos, haciéndose eco de nuestros objetivos en su determinación a “perseguir el objetivo de una economía verde dentro del contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza.”

El Consejo hace un llamamiento a todos los Jefes de Estado y de Gobierno de nuestra familia política a tomar el compromiso de asistir a la Cumbre de la Tierra y hacer de ella un éxito. Nuestra organización tiene partidos miembros representados en los gobiernos de más de 40 países en todos los continentes y debemos asegurar que esto sea convertido en una influencia política global. Para este fin, la Internacional Socialista celebrará una reunión de líderes y representantes de nuestros partidos miembros que asistan a Rio+20 para discutir nuestros propósitos y objetivos comunes para la cumbre.

Más de dos años han transcurrido desde Copenhague y las esperanzas que teníamos entonces para un acuerdo concluyente y legalmente vinculante sobre reducción de las emisiones aún queda por realizarse, permaneciendo a cierta distancia. Hemos estado en esta situación por algún tiempo y como socialdemócratas debemos tratar cada vez con más fuerza lograr estos objetivos.

La Internacional Socialista y su Comisión para una Sociedad Mundial Sostenible han estado al frente de los llamamientos para una acción sobre el cambio climático, pero necesitamos un esfuerzo de todo el movimiento. En gobierno y en la oposición debemos colocar al cambio climático al frente y al centro de nuestra agenda y de nuestro manifiesto. Para tener éxito necesitamos convencer al electorado usando los argumentos que hemos escuchado aquí en Costa Rica y en otras partes para subrayar que mientras más tiempo esperemos para desarrollar acciones decisivas, a la larga más costoso será.

Acción y cambio climático y recuperación de la crisis financiera no son mutuamente excluyentes y pueden ir mano a mano. Debemos rechazar toda noción de que los sacrificios impuestos bajo las medidas de austeridad en varios países necesitan una reducción de las inversiones en energía renovable y en la economía verde.

El desarrollo puede y debe ser verde. La inversión en la economía verde acarrea beneficios tanto a corto como a largo plazo y debe ser promovido en cada oportunidad. Como lo hemos declarado, para que los países en desarrollo realicen su potencial debe permitirse el crecimiento de sus economías, y la única manera de hacer esto de una manera sostenible es con asistencia financiera, apoyo tecnológico y un estrecho partenariado y cooperación.

Para hacer escuchar nuestra voz debemos dirigir con el ejemplo. Los partidos miembros de la IS en gobierno deben hacer de sus administraciones las más verdes y desafiar a otros a hacer lo mismo. En la oposición debemos presentar viables alternativas más verdes para las políticas que podrían dañar a nuestro planeta. Los miembros en países desarrollados tienen incluso una mayor responsabilidad tanto para reducir las emisiones como para asegurar que el Fondo Verde del Clima esté financiado adecuadamente.

Con nuestros 160 partidos y organizaciones miembros unidos tras nuestro objetivo común de una sociedad de bajo carbono con justicia climática en su centro, la Internacional Socialista puede verdaderamente hacer una diferencia, y cada uno de nosotros llevará esta responsabilidad desde Costa Rica. El tiempo pasa y es nuestra tarea hacer del 2012 un año cuando el mundo empiece el proceso de detener y revertir el cambio climático.

 

____________

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.