Declaración: Los desafios del desarrollo global a fines del 2009 y las perspectivas para el 2010 - Las dimensiones economicas, sociales, medio ambientales y culturales

CONSEJO DE REPUBLICA DOMINICANA - Un momento clave para un futuro sostenible - el camino a seguir por los socialdemócratas, 23-24 de noviembre de 2009

 

Original: inglés

El año 2009, como ningún otro año anterior, ha estado caracterizado por problemas y desafíos globales. En muchos países ya no existen dudas de que el desarrollo global debe ser manejado con políticas globales, ya sea en países altamente poblados como China e India, en países de gran poder militar como los Estados Unidos, en economías fuertes como la Unión Europea o Japón, o en un país rico en materias primas como Rusia. Además, el manejo global requiere de un orden político global en el cual toda la gente y sus representantes políticos -ricos o pobres- tengan el derecho a ejercer una influencia a través de la participación. Esto correspondería a los derechos humanos políticos, que son vinculantes al derecho internacional. Solamente el desarrollo global sostenible responde a las necesidades de la gran mayoría de la gente y a las condiciones naturales de la Tierra, y a la sostenibilidad de la sociedad mundial en sus dimensiones económica, ecológica, social y cultural. El año 2009 ha confirmado asimismo que las políticas neoliberales y el capitalismo “casino” no son efectivas y no responden a las necesidades de la gente. La real alternativa a estas políticas es el enfoque socialdemócrata de desarrollo económico, protección y justicia social y protección ambiental. La política de protección social no se opone a la competitividad en los negocios, esto es una parte inevitable del negocio moderno y de la competitividad moderna. La Internacional Socialista, en su XXII Congreso en 2003 en São Paulo, adoptó un “Enfoque Socialdemócrata” de la “Gobernanza Global”, enfoque exhaustivo que da las bases para la formulación de posición orientadas hacia la acción para manejar los nuevos desafíos y eventos de 2009. El Informe de la Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sostenible, presidida por Ricardo Lagos y Göran Persson, confirmó y amplió. este enfoque. La decisión del Consejo de la Internacional Socialista el 6 y 7 de noviembre de 2006 en Santiago de Chile, de llamar a la comisión, “Comisión para una Sociedad Mundial Sostenible”, reconoce que toda la gente del mundo forma una sola sociedad y que sociedades excluyentes ya no reflejan la actual realidad y sus requerimientos políticos compartidos.

 

A.

El año 2009 ha estado determinado por el impacto de la crisis financiera global en todos los países del mundo. A fines de 2009 miles de millones de personas alrededor del mundo aún sufren la crisis global provocada por los mercados financieros sin regulación. El comienzo tuvo su origen en los Estados Unidos y en los países más desarrollados, pero en 2009 se extendió rápidamente hacia los países menos desarrollados. Además, países con sólidos sistemas bancarios, que no participaron en transacciones financieras arriesgadas, están afectados por la reducción en las inversiones extranjeras y por una disminución en las remesas de sus emigrantes. Esto es así para Europa Oriental, incluyendo a Rusia, para Africa y países en América Latina. Desde septiembre, el Producto Interno Bruto ha crecido nuevamente, pero el desempleo aún no declina, de hecho en muchos países continúa creciendo.

La Internacional Socialista ha analizado las causas de la crisis financiera global, ha adoptado una postura y presentado propuestas para una mejor orden financiero global. Ellas están basadas en el trabajo de la Comisión de la Internacional Socialista sobre Temas Financieros Globales, presidida por Joseph Stiglitz. La Internacional Socialista adoptó pautas bajo el título de “Por una Nueva Arquitectura Financiera”, en su Consejo en México los días 17 y 18 de noviembre de 2008. El 31 de marzo, la Comisión envió un mensaje a la Cumbre del G20 en Londres, el 23 de septiembre de 2009, el Presidium de la IS concluyó una declaración sobre “La Crisis Financiera Global y la Cumbre de Pittsburgh”.

Para 2010 la IS se propone enfocar su atención alrededor de nuevas estrategias económicas y sociales de una política global coordinada para abordar la crisis y sus consecuencias. Estas estrategias incluyen necesidades sociales y la necesidad de superar la desigualdad global. Ellas deben satisfacer la inmensa demanda de bienes globales. El crecimiento verde es el proyecto para el futuro. Los estados deben invertir en actividades de ahorro de energía de alto rendimiento, como también en educación.

 

B.

La sociedad mundial espera los resultados de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático en Copenhague en diciembre de 2009. Por lo tanto, la Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sostenible presentó en septiembre de 2009 el Informe “Desde una Economía de Alto Carbono a una Sociedad de Bajo Carbono”.

 

C.

China e India han superado la crisis económica global de manera mejor que países en América del Norte y Europa. De todos los países del mundo, América del Norte y Europa son los que contribuyen en mayor medida, per cápita de población, a las emisiones de gases de efecto invernadero que dan origen al cambio climático. Es claro que los países más desarrollados deben acordar nuevos y más amplios objetivos para recortar sus emisiones, mientras que los países menos desarrollados, particularmente China e India, deben también comprometerse a hacer reducciones, aún cuando los objetivas sean numéricamente más bajos. Al año 2008 las estructuras de la política económica global,

Especialmente el G8, no hacía justicia a la realidad. El establecimiento del G20 fue un paso importante para involucrar a la mayoría de las personas en el proceso de toma de decisiones políticas globales. Pero con toda razón, la Asamblea General de Naciones Unidas hizo un llamamiento a la participación de todos los estados y la gente a un “G192”. La Internacional Socialista apoya la regionalización.

 

 

D.

Como consecuencia de la crisis económica global, la desigualdad global se ha incrementado. Las intolerables diferencias sociales entre países existían previamente y aún existen. Ellas eran y son inaceptables. La crisis financiera global se ha visto entrelazada a una sucesión de crisis, como la de los alimentos, de los combustibles, las pandémicas, etc. De entre los diez estados más poblados del mundo, Brasil, los Estados Unidos, China, Nigeria y Rusia, según el índice Gini, poseen una particularmente injusta distribución del ingreso.

 

E.

La crisis financiera global ha tenido un impacto sobre la seguridad humana y el desarrollo sostenible en todas sus dimensiones. Los conflictos que surgen de la realidad de las razones económicas siguieron siendo justificados por las diferencias en culturas y valores. Esto hace más difícil la solución de conflictos. La política de seguridad global debería colocarse bajo la protección de los derechos humanos universales. Una estrategia de intervención humanitaria debe estar basada en un mandato de la ONU y en una estrategia de inclusión de las partes en conflicto para reducir y solucionar los conflictos.

Existe la necesidad urgente de desarrollar un diálogo cultural y una cooperación cultural que aborde los malentendidos y las distorsiones. Este diálogo debería tener como objetivo, entre otras cosas, la defensa de los derechos humanos universales. Este diálogo cultural ha sido perjudicado con los intentos de describir los conflictos sociales, las ocupaciones militares y las intervenciones militares como el resultado de diferencias culturales y de valores.

 

1. La dimensión económica del desarrollo global sostenible

 

1.1 La situación económica a fines de 2009

 

Desde septiembre de 2009 el mundo ve una recuperación del Producto Mundial Bruto (PMB), como también lo ha notado el Fondo Monetario Internacional. Pero los pronósticos para el 2010 de 2,5 a 3 por ciento están aún muy por debajo los promedios a largo plazo de los diez años anteriores al comienzo de la crisis, los que fueron sobre el 4 por ciento. Para 2009, aún se ve una declinación del PMB de 2 a 1 por ciento.

El aumento del PMB es el resultado de la política coordinada de países alrededor del mundo. Desde septiembre de 2008, inmensas sumas de fondos públicos, 18 trillones de dólares o casi el 30 por ciento del PMB, se han puesto a disposición para recapitalizar a los bancos, con los gobiernos tomando una total o parcial posesión de instituciones financieras con problemas y dando amplias garantías para los depósitos bancarios. Muchos países han adoptado asimismo planes de estímulos fiscales, 2,6 trillones o cerca del 4 por ciento del PMB, a ser desembolsados en el periodo 2009-2011.

La crisis financiera y económica más severa desde comienzos de los años 30ha causado un alto costo en todo el mundo. Después de que se superen los efectos a corto plazo de la crisis en el sector financiero, se podrán calcular los costos. Ellos son alrededor de 10.500 trillones de dólares o 1.500 dólares por cada ser humano. Estos fondos son los que hacen faltan para luchar contra la pobreza y responder a los compromisos de justicia social. Sería un perverso triunfo de redistribución neoliberal en favor de los ricos. Definitivamente, ellos no estarán en favor de la gran mayoría de la gente si los costos de la crisis son cargados a recortes de presupuestos en desmedro de los grupos más vulnerables.

La disminución del PMB en 2009 y el lento crecimiento en 2010 permanecen vinculados al alza del desempleo. El alza del desempleo se espera que aumente a 50 millones durante los próximos dos año o más allá.

Se pueden identificar importantes diferencias entre las varias regiones y estados. Estas diferencias surgen de las aún terribles discrepancias en los niveles de desarrollo, como se evidencia en el PIB per cápita. Dentro de este contexto es importante notar que las regiones y países menos desarrollados necesitan más altas tasas de crecimiento, mientras que las regiones y países más desarrollados con insuficiente empleo requieren de una política de empleo enfocada en la redistribución del trabajo y en las calificaciones de la fuerza laboral.

4.500 millones de personas viven en los diez países más populosos y en la Unión Europea, lo que constituye los dos tercios de la población mundial de 6.700 millones. En China y la India las cifras de población son de 1.330 y 1.140 millones respectivamente; juntos, estos dos países constituyen el 37 por ciento de la población mundial. La continua alta tasa de crecimiento en estos dos países, pronósticos para el 2009 dan las cifras de más de 8 por ciento y más del 5 por ciento, contribuye a asegurar de manera considerable que globalmente el desarrollo en estos dos países, que beneficia a los pobres, no llegue a un punto muerto.

La alta tasa de crecimiento en China durante las últimas décadas está basada en una intensa promoción de las exportaciones. Se han adoptado también medidas de política monetaria, las cuales contribuyeron al desequilibrio en los mercados financieros. La caída en las exportaciones debido a la débil demando desde Estados Unidos y Europa ha aumento los niveles de desempleo también en China, y ha exacerbado los problemas sociales. Sería de interés para un desarrollo económico global libre de crisis si China utilizara sus substanciales ahorros para atraer una demanda interna y mejorar sus sistemas de seguridad social. El inmenso paquete de estímulo fiscal de 450 mil millones de dólares de China contribuye a este proceso de reestructuración, al mismo tiempo que enfoca los temas sociales y ayuda a la recuperación de la economía global.

China e India deben asumir mayor responsabilidad por el desarrollo económico global; los países más desarrollados de América del Norte de la UE deben reconocer este hecho. Sólo será posible estabilizar el orden financiero global si China continúa participando en esta tarea. Se debería dar un enfoque constructivo a las propuestas del Banco Central de China para una nueva reserva monetaria; estas recomendaciones son similares a las de la Comisión de Expertos del Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Las perspectivas para otros países asiáticos, africanos y del Medio Oriente –para el 2010 el crecimiento de PIB será más del 4 por ciento- son también más altos que los de Europa y los Estados Unidos- y para América Latina, sus países necesitan una aceleración del crecimiento económico, especialmente para disminuir la desigualdad social de sus ciudadanos.

 

1.2 Diseño de una Estrategia para el 2010

 

Los desafíos clave en 2010 serán el diseño de una nueva estrategia para una política global coordinada. Una eliminación descoordinada de las garantías bancarias podría llevar a movimientos inestables de capital desde países que ya no cuenten con tales garantías hacia países que aún las ofrezcan. La reducción de los paquetes de estímulos actúa como un “choque negativo” a la economía, y reducciones desequilibradas, súbitas, y especialmente prematuras a estos paquetes de estímulos podrían llevar a una interrupción del proceso de recuperación.

Muchos países han adquirido grandes cantidades de deudas a fin de prevenir el empeoramiento de la crisis. Aún sin estas acciones compensatorias, los déficits han crecido, simplemente porque la desaceleración dio como resultado menores entradas provenientes de impuestos y mayores gastos. La manera en que se manejaron los rescates en muchos países contribuyó especialmente al tamaño de la deuda pública de largo alcance.

Aunque es natural que los gobiernos respondan a la escalada de estos déficits con un recorte en los gastos, es imperativo que los servicios a los pobres y las inversiones básicas como aquéllas en infraestructura, educación y tecnología, sean mantenidas. No hacerlo aumentaría a la larga los costos de la crisis e impondría costos adiciones sobre las víctimas inocentes de esta crisis. Los gobiernos deberían abstenerse de un fetichismo deficitario.

Es también imperativo hacer que el sector financiero se haga cargo de los costos de la crisis. No hacerlo no sería ni justo ni eficiente. Los repetidos rescates son subsidios al sector financiero, y tales subsidios contribuyen a engrandecer exageradamente a un sector y a socavar los incentivos.

Como lo ha declarado el Presidium de la IS, incrementar la progresión del sistema de impuesto a la renta aumentará no solamente el sentido de justicia social, sino que ayudará asimismo a ayudar a estabilizar la economía ya que tales impuestos actúan como estabilizadores automáticos.

 

1.3 Trabajo

 

Las medidas para impulsar el crecimiento pueden crear trabajos, reduciendo así el desempleo. Sin embargo, esto debe ir combinado con una política de mercado laboral sostenible. Sin estas políticas, los paquetes de estímulo del gobierno podrían generar un crecimiento económico sin trabajos. Para países menos desarrollados esto significa transferir trabajos informales sin protección al mercado laboral formal, para crear un estado basado en principios de solidaridad social que pueda proveer una protección a largo plazo contra la pobreza. El Comité de la Internacional Socialista sobre Política Económica, Trabajo y Recursos Naturales, está abordando el tema de vincular el trabajo con la integración social y la protección social globalmente. El Comité preparará propuestas para el primer Consejo de la IS en 2010.

 

1.4 Comercio

 

El volumen del comercio mundial también ha decaído; para 2009 se espera una disminución del 12 por ciento en el comercio mundial, después de un lento aumento del 3 por ciento en 2008, en tanto que antes de la crisis, el crecimiento promedio anual durante 2004-1007 fue de 8 por ciento. La caída actual es la más grande año-por-año desde los años 1930. Para 2010 se pronostica un aumento de sólo el 2 por ciento.

Las medidas proteccionistas adoptadas por países más desarrollados constituyen un gran peligro y reducen aún más las oportunidades de exportaciones para los países menos desarrollados. Africa, el Sureste de Europa y México, entre otros, serán castigados con estas políticas.Algunos de los paquetes de estímulos que han sido adoptados contemplan prácticas comerciales injustas al dar subsidios e incentivos a firmas nacionales. Esto dificulta la recuperación de países menos desarrollados que no cuentan con los recursos para implementar medidas de estímulo fiscal y dar apoyo a sus industrias nacionales.

La IS saluda los compromisos tomados por las Cumbres del G20 en Londres y en Pittsburgh, de abstenerse de imponer nuevas barreras a la inversión o comercio de bienes y servicios, imponiendo nuevas restricciones a las exportaciones, o implementando medidas no compatibles con la OMC para estimular las exportaciones. Sin embargo, la IS urge a los estados miembros del G20 a su cumplimiento mediante la implementación de este compromiso.

La IS hace un llamamiento a dar a los países menos desarrollados un mayor acceso a los mercados en los países más desarrollados y a una reducción de los subsidios en los estados desarrollados. La Ronda de Doha de la OMC debe llegar a su conclusión en el 2010, siendo una verdadera ronda de desarrollo y contribuyendo así a una política global coordinada. El principio rector debe ser “Comercio Justo”.

 

1.5 Política global de materias primas

 

El precio de muchas materias primas ha bajado en los primeros dos años de la crisis. Esto podría haber sido ventajoso para los consumidores, particularmente en los países más desarrollados, pero en todo caso, ha sido desventajoso para los productores como puede observarse en la Comunidad de Estados Independientes, en Sudamérica y en el Oriente Medio. Esto es particularmente problemático si los estados productores caen en la categoría de estados menos desarrollados.

En muchos casos los lazos entre especulación en los mercados financieros y especulación en los mercados de materias primas llegaron a ser más influyentes. Las medidas para detener esta tendencia no han sido hasta ahora incluidas en los nuevos reglamentos para un orden económico global viable. La IS repite su propuesta de que fondos estatales aseguren un ingreso a largo plazo proveniente de las materias primas, lo que ayudará a aumentar el desarrollo en los estados involucrados y aumentar la equidad en la distribución global. La creación de un Fondo Mundial para las materias primas debería ser puesta bajo consideración.

Durante la crisis financiera los estados productores de petróleo y otros recursos naturales recibieron fuertes incentivos para realizar ahorros preventivos, lo que también perjudica la demanda global agregada. La especulación puede ser en parte responsable por esta volatilidad. De ser así, un impuesto global coordinado sobre las ganancias de capital podría poner freno a esta actividad especulativa. Sería imprudente, sin embargo, que estados con entradas altamente volátiles no se comprometieran a hacer ahorros preventivos.

Las más importantes materias primas son las agrícolas. La IS apoya la decisión de la Cumbre del G8 de dar asistencia a los fondos de pequeños agricultores con 15 mil millones de dólares.

Debe ponerse fin a los subsidios que los estados industriales dan a las exportaciones agrícolas hacia los estados en desarrollo. La compra de tierra agrícola en estados menos desarrollados por parte de estados más desarrollados es una importante causa de preocupación. Esto no puede más que exacerbar la desigual distribución de recursos alimentarios. Se necesitan reglamentos globales para asegurar que la provisión de alimentos a habitantes de regiones productoras de cultivos tome precedencia sobre la comercialización de productos agrícolas.

Es vital combatir la toma ilegal de terrenos y de recursos naturales en el contexto de una ocupación militar. El derecho de la gente a beneficiarse de sus propios recursos naturales debería estar garantizado y los productos originados por la explotación de tierras tomadas ilegalmente en un territorio ocupado deberían ser prohibidos.

 

2. La dimensión social del desarrollo global sostenible

 

En septiembre, el Fondo Monetario Internacional describió una crisis social global a continuación de la crisis financiera. Un aumento del desempleo sería inevitable. Una política sostenible del mercado laboral en todos los países es indispensable. Pero, además de los problemas globales de empleo existen otros profundos desequilibrios sociales. La crisis financiera global tiene consecuencias específicas de género, como también consecuencias para la gente joven.

La pobreza es una vergüenza en una sociedad mundial que incluye a millones de millonarios. En 2000 todos los países acordaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para luchar contra el hambre y la pobreza. La crisis financiera y su impacto ponen en peligro el cumplimiento de los ODM. Tanto como cien millones más de personas podrían permanecer en la pobreza o caer en la pobreza. La Internacional Socialista apela a los gobiernos y a los parlamentos de los países a hacer todo lo posible para implementar los ODM.

Hoy más que nunca, es necesario que los países donantes mantengan y aumenten sus compromisos para ayudar a un desarrollo sostenible. Bajo ninguna circunstancia ellos deberían abstenerse de hacer un mal uso de la crisis económica internacional como una excusa para rebajar la ayuda internacional. Es necesario que, sin mayor demora, los países donantes cumplan su obligación de contribuir con el 0,7 por ciento de su PIB para el año 2015. Además, el impuesto global (tal como el impuesto de transacción financiera) es necesario y usar los ingresos derivados de él en objetivos de desarrollo.

La eficacia de la asistencia al desarrollo depende también de una buena y democrática gobernanza en los países menos desarrollados y en una cooperación bien coordinada entre los donantes y los receptores. Sin embargo, una falta de eficacia no es una justificación para disminuir la cantidad de ayuda. Sin una distribución más justa del Producto Mundial Bruto no habrá un desarrollo sostenible, a pesar de cuan buena pueda ser la gobernanza.

La crisis financiera global afectó especialmente a los trabajadores migrantes. Como promedio, en diferentes países, más de un cuarto de los trabajadores recientemente sin trabajo son inmigrantes. Además, los trabajadores migrantes siempre viven en circunstancias más difíciles que los desempleados en sus países de residencia, porque no cuentan con el apoyo de sus familias. Por esta razón, la IS siente preocupación por las consecuencias de la inmigración circular. La IS apoya planes para el retorno voluntario, como también los derechos de aquellos ciudadanos a la protección social bajo igualdad de oportunidades. La IS acoge con satisfacción el Informe sobre Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) del año 2009, el cual aborda el tema de la migración global. La IS apoya las propuestas del PNUD.

La IS está conciente de la Política Social mundial, pero particularmente en los países altamente poblados. En China y en los Estados Unidos conjuntamente, los dos países más poderosos, vive más del 20 por ciento de la población mundial. Estos dos países han dado comienzo a reformas para mejorar la integración social de sus ciudadanos económicamente débiles.

Los esfuerzos del Presidente de EE.UU. Barak Obama, para introducir un sistema de salud más eficiente y más socialmente orientado son un paso necesario en esta dirección. Estos esfuerzos mejoran la necesidad global de una política de protección social.

El gobierno de China utilizó sus substanciales ahorros para atraer una demanda interna y mejorar sus sistemas de seguridad social. Eso podría ser el comienzo de un enfoque alrededor de temas sociales, de una reestructuración de las condiciones de vida y de lograr una distribución más justa de las entradas en China, un estado Chino de bienestar.

 

3. La dimensión ecológica del desarrollo global sostenible

En su Congreso en Atenas en julio de 2008, la Internacional Socialista declaró la adopción del objetivo de los 2 grados Celsius por la comunidad de estados como la piedra angular de un acuerdo exhaustivo. Debe asegurarse en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Copenhague en diciembre de 2009. Dentro de los próximos 10 a 15 años, las emisiones globales de gases de efecto invernadero deberán adaptarse a un cambio que les permita alcanzar los 2 grados Celsius. La Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sostenible presentó en octubre de 2009 el Informe “Desde una Economía de Alto Carbono a una Sociedad de Bajo Carbono”. La reducción de las emisiones globales de gases de efecto invernadero será posible solamente si las transferencias de tecnología y la construcción de capacidad con respecto a la mitigación y la adopción puede ser organizada. Los países mejor desarrollados deben esforzarse mucho más para dar a los menos desarrollados el apoyo técnico y financiero. El financiamiento para las transferencias tecnológicas y la construcción de capacidad es altamente importante.

 

4. La dimensión cultural del desarrollo global sostenible

 

La dimensión cultural del desarrollo sostenible es una educación completa. La gente de todas las regiones y países, especialmente las generaciones más jóvenes, deben recibir un conocimiento básico, un conocimiento de las tecnologías y de los valores humanos. Las propuestas de la IS para asegurar ingresos de largo plazo provenientes de las materias primas, ayudando al desarrollo en los estados y mejorar la equidad en la distribución global puede implementarse solamente si se cuenta con gente preparada educacionalmente y con capacitación para realizar los trabajos. La IS discutirá ideas sobre como vincular la política global del uso de recursos naturales con una política de educación global.

 

5. Un Sistema Político más Democrático de la Sociedad Mundial

 

El desarrollo sostenible en sus cuatro dimensiones tendrá éxito sólo si el sistema político de la sociedad mundial está institucionalizado de manera más democrática y efectiva. La Gobernanza Democrática Global es una urgente necesidad. Las instituciones globales -como parte de la totalidad de un sistema político global multilateral y con diferentes niveles- debe contar con la capacidad, flexibilidad y autoridad para dar respuesta a las crecientes expectativas y demandas de los ciudadanos de la sociedad mundial de un futuro seguro y viable. Pero estas instituciones tienen que aumentar su legitimidad democrática y reforzar la confianza volviéndose más representativas, transparentes y responsables.

Los conflictos políticos en marcha impiden el desarrollo global en sus diferentes dimensiones. Algunos de estos conflictos tienen no solamente un impacto local, sino que también regional y global. Deben abordarse las causas desde sus raíces a fin de permitir el desarrollo económico, social, medioambiental y cultural. Esto requiere del cumplimiento del derecho internacional, asegurar el respeto a los derechos humanos, abordar las crecientes desigualdades. El éxito del desarrollo de una estrategia de desarrollo debe incluir una estrategia que ponga fin a los conflictos y que asegure los derechos de la gente.

La IS apoya las Recomendaciones de la Comisión de Expertos del Presidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Reforma del Sistema Monetario y Financiero Internacional.

Las Recomendaciones demuestran que los problemas institucionales pueden ser resueltos al mismo tiempo que se diseñan nuevos reglamentos para los mercados financieros globales, particularmente con respecto a la forma en que el G20 se relaciona con el sistema de Naciones Unidas.

El acuerdo del G20 en Londres de entregar nuevos recursos a los países menos desarrollados demuestra que el G20 constituye un paso hacia la organización de una participación y responsabilidad global para el desarrollo económico global. El G7/8 ya no es capaz de dar forma por sí solo a la política económica global.

Sin embargo, la estructura del G20 excluye a los países más pobres. Un orden mundial comprometido con la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y con los derechos civiles y políticos, no puede funcionar a menos que anticipe la plena participación de todas las regiones –y por ende, de todos los ciudadanos- de alrededor del mundo.

Las propuestas de la Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sostenible sobre “Redefinir y Reformar la Gobernanza Global y la Creación de Instituciones Internacionales” contribuirán a los esfuerzos por lograr este objetivo crucial de un Sistema Político Democrático de la Sociedad Mundial.

 

______________

 

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.