Declaración: Trabajando por un mundo libre de armas nucleares y por el control de armamentos

CONSEJO DE REPUBLICA DOMINICANA - Un momento clave para un futuro sostenible - el camino a seguir por los socialdemócratas, 23-24 de noviembre de 2009

 

Original: inglés

Haciendo referencia a la Declaración del Consejo de la Internacional Socialista titulado “Seguridad Común a través del Desarme: Plan de 10 Puntos para una Política Integral de Desarme y Control de Armas” (“Declaración de Budva”), reafirmamos nuestro decidido compromiso para lograr un desarme global exhaustivo.

La Conferencia de Revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) tendrá lugar en Nueva York en mayo de 2010. Luego del colapso de la Conferencia de Revisión de 2005, se hace imperativo llegar con éxito a una conclusión para reforzar el TNP como la piedra angular de un régimen de desarme internacional de no proliferación.

Saludamos los pasos tomados que dan señales constructivas y positivas para la Conferencia de Revisión del 2010:

·  En una cumbre histórica presidida por el Presidente Barack Obama de los Estados Unidos y con participación de otros 13 Jefes de Estado y de Gobierno, el Consejo de Seguridad adoptó la Resolución 1887 (2009) y prometió su apoyo para un amplio avance en los esfuerzos estancados por largo tiempo para prevenir la proliferación de armas nucleares y asegurar la reducción de los existentes arsenales de armamentos, como también el control del material fisible.

·  Acogemos con satisfacción las negociaciones entre el Presidente Obama de EE. UU. y el Presidente Medvedev de Rusia, para reducir en un tercio los arsenales nucleares norteamericanos y rusos, lo que sentará las bases para reemplazar el Tratado sobre la Reducción de las Armas Estratégicas (START) el cual expirará en diciembre de 2010. La decisión del Presidente Obama para cancelar el despliegue de sistemas de limitación de misiles antibalísticos (ABM) en Polonia y en República Checa es un paso positivo, pero no es claro cuáles serán las consecuencias de un nuevo sistema sugerido por la Administración Obama. La conclusión de las negociaciones para fines de 2009 daría una señal de que los países con armas nucleares están preparados a cumplir sus obligaciones de desarme bajo el Artículo VI del TNP.

·  Buscamos un mundo más seguro para todos y crear las condiciones para un mundo sin armas nucleares de acuerdo con los objetivos del TNP, de manera que promueva la estabilidad internacional y esté basado en el principio de una seguridad no disminuida para todos, a fin de aumentar la posibilidad de una conclusión exitosa de la Conferencia de Revisión del TNP en 2010.

·  Hacemos un llamamiento a los estados que aún no han firmado el TNP, a hacerlo. También hacemos un llamamiento a los estados parte del Tratado a dar pleno cumplimiento a sus obligaciones y establecer objetivos realistas para reforzar, en la Conferencia de Revisión de 2010, los tres pilares del Tratado: desarme en los países poseedores de armas nucleares; no proliferación a países que aún no las poseen; y el uso pacífico de la utilización de energía nuclear para todos.

·  Propugnamos la implementación del programa de 13 Pasos Prácticos acordado en la Revisión del TNP en el 2000. Demandamos en particular, una continuación de la moratoria sobre ensayos nucleares y la urgente ratificación del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBT). Saludamos la declaración del Presidente Obama en Praga, de “buscar de manera agresiva e inmediata la ratificación del CTBT” y alentar al Congreso de EE.UU. a enviar una señal de que abrirá las puertas a nuevos impulsos en el desarme y la no proliferación nucleares.

·  Hacemos un llamamiento a la Conferencia sobre el Desarme a negociar rápidamente un tratado de prohibición de la producción de materiales fisibles con fines de armamentos explosivos (FMCT). Saludamos la adopción por consenso en la Conferencia sobre el Desarme (CD) de su Programa de Trabajo en el 2009. Apelamos a todos los Estados Miembros de la CD a restablecer el pleno consenso de su Programa de Trabajo y a llevar a la Conferencia hacia un pronto inicio del trabajo sustantivo.

·  Urgimos a los estados con armas nucleares a comprometerse en una política de no ser los primeros en usar armas nucleares y demandar acuerdos de medidas concretas para reducir aún más el status operacional de los sistemas de armas nucleares y asignar un menor papel a las armas nucleares en las políticas de seguridad. Esto minimizaría el riesgo de que estas armas sean usadas y facilitaría el proceso de su total eliminación. Saludamos la promesa del Presidente Obama en Praga de reducir el papel de las armas nucleares en la estrategia de seguridad de los EE.UU. y alentamos al Congreso de los EE.UU. a revisar de manera crítica la Posición Nuclear de los Estados Unidos.

·  Recordamos las declaraciones de los cinco estados con armas nucleares, tomamos nota de la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 984 (1995), y demandamos garantías vinculantes de seguridad de no usar armas nucleares contra estados sin armas nucleares y en zonas libre de armas nucleares. Tales garantías de seguridad refuerzan el régimen de no proliferación nuclear del TNP.

·  Urgimos aumentar la reducción de armas nucleares no estratégicas, basada en iniciativas unilaterales, como una parte integral del proceso de reducción de armas nucleares y desarme.

A largo plazo, significativas reducciones de las ojivas y los arsenales nucleares no pueden ser logradas sin un control de armas convencionales que lo complemente. Además, profundas reducciones estratégicas requerirán de acuerdos sobre misiles de defensa. Debe prevenirse una nueva carrera armamentista de sistemas de misiles de defensa. Urgimos limitar estos sistemas dentro de un marco de control de armas y hacemos un llamamiento a los estados a adoptar un tratado reformado sobre la limitación de los sistemas de proyectiles antibalísticos (ABM), con un alcance global.

_______________

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.