Egipto: un nuevo futuro democrático

14 febrero 2011

Ha llegado el momento del cambio. Luego de 18 días de masivas protestas, Hosni Mubarak ya no es Presidente de Egipto y la ‘revolución de la plaza Tahrir’ ha marcado un hito en la historia. El pueblo de Egipto ha ganado la batalla democrática y ha triunfado con sus demandas de un cambio político, social y económico contra un régimen que permaneció en el poder por más de treinta años. Retener el futuro en sus propias manos ha llegado a ser ahora más que un sueño distante para los egipcios.

La celebración de elecciones libres y justas, y el establecimiento de un gobierno civil como base para promover el desarrollo de nuevas estructuras democráticas en el país, darán al pueblo de Egipto la oportunidad de poner en práctica las nuevas libertades y derechos ganados, y debe constituir la primera prioridad.

En estos momentos plenos de promesas, la Internacional Socialista celebra que la democracia y la voluntad del pueblo serán ahora el fundamento sobre el cual se podrá construir un nuevo Egipto. Los eventos en Egipto ya nos demuestran lo que puede lograrse a través de la determinación, la decisión y la unidad de un pueblo que ahora tiene la oportunidad de crear un estado verdaderamente abierto, democrático, con inclusión de todos, que sirve de positivo ejemplo para las sociedades de la región y de más allá de ella. Continuaremos al lado del pueblo de Egipto, de sus fuerzas democráticas, movimientos, partidos y sociedad civil, trabajando para asegurar que los objetivos de esta revolución se materialicen en un nuevo futuro democrático.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.