Guinea entra a las filas de los gobiernos socialistas

22 diciembre 2010

Alpha Condé, elegido recientemente Presidente de la República de Guinea, fue investido el pasado 21 de diciembre en el Palais du peuple en Conakry, en presencia de jefes de estado africanos, líderes de partidos africanos, personalidades e invitados, entre ellos el Secretario General de la Internacional Socialista. 

En las primeras elecciones libres y democráticas en la historia de Guinea luego de medio siglo de regímenes autoritarios y golpes militares, el líder de la Asamblea del Pueblo de Guinea, RPG, miembro de la International Socialista desde 1999, obtuvo la victoria en la segunda ronda de elecciones y se convirtió en el primer Presidente elegido democráticamente desde la independencia del país en 1958, dispuesto a dar vuelta la página de la historia de Guinea.

Largo y duro fue para Alpha Condé, el ‘histórico opositor’, y para su pueblo, el camino hacia la libertad y la democracia. El luchó contra todos los regímenes, desde Sékou Touré quien  condenó a muerte in absentia a Alpha Condé en 1970, hecho que lo obligó a permanecer en el exilio por varios años, hasta Lansana Conté quien lo arrestó en 1998 inmediatamente después de las elecciones presidenciales en las cuales Alpha Condé había sido un candidato, bajo cargos de planear una rebelión para desestabilizar el país.

Sentenciado a cinco años de prisión, fue finalmente puesto en libertad en 2001, luego de repetidas protestas por parte de la Internacional Socialista y presiones de la comunidad internacional, bajo condición de que se abstuviera de toda actividad política.

Luego de su puesta en libertad, declaró que, como Mandela, uno debe perdonar pero no olvidar. Se mantuvo en la oposición y en 2008, luego de la muerte de Conté y del golpe de la junta militar, hizo un llamamiento a elecciones libres y democráticas las cuales tuvieron lugar finalmente en 2010, marcando el fin del autoritarismo en Guinea.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.