La IS llama al restablecimiento de la democracia en Malí

9 enero 2022

La Internacional Socialista se encuentra gravemente preocupada ante los anuncios de retrasos para celebrar las elecciones programadas que deben tener lugar en Malí el próximo mes, y hace un llamamiento al gobierno de transición a acelerar el restablecimiento de la democracia en el país. Es inaceptable para todos los demócratas que Malí, que ha sufrido dos golpes militares en los últimos 18 meses, se enfrenten ahora a una extensión en el poder de un régimen que llegó al gobierno por medio de un golpe de estado y  carece de legitimidad democrática.

La alternativa planteada en las recomendaciones de la Conferencia de Refundación Nacional para que las elecciones sean retrasadas hasta por cinco años sentaría un inaceptable y peligroso precedente, cuando aquéllos que han derrocado a gobiernos elegidos democráticamente pueden mantener el control sobre el poder de manera indefinida, sin celebrar elecciones. Si esto no se cuestiona, Malí y otros países de la región podrían desestabilizarse aún más, ya que otros grupos pueden intentar derrocar gobiernos por la fuerza en ausencia de elecciones, en particular cuando no se enfrentan las consecuencias de esta clara subversión del proceso democrático.

A este respecto, la IS se siente alentada por la firme posición adoptada hoy por la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO) en respuesta al anuncio de este retraso y urge al gobierno de transición a atenerse al calendario acordado para las elecciones. Todo retraso en la celebración de las elecciones más allá del 27 de febrero estará en directa contradicción con el acuerdo alcanzado entre el gobierno de transición y la CEDEAO tras el golpe más reciente en mayo de 2021.

La IS reitera su opinión de que el actual presidente interino llegó al poder de manera ilegítima y condena enérgicamente los golpes militares que él dirigió y que han robado la democracia al pueblo de Malí. Los partidos miembros de la IS en Malí, RPM y ADEMA-PASJ, siguen ocupando una posición de liderazgo entre las fuerzas democráticas del país y cuentan con nuestro pleno apoyo y solidaridad. Será solamente a través de la restauración de la democracia que se podrá garantizar la totalidad de los derechos y de las libertades para todos los habitantes de Malí.