IS demanda una acción urgente contra la hambruna

22 julio 2011

Más de doce millones de personas en el Cuerno de Africa oriental están en riesgo de sufrir una severa desnutrición, han advertido la ONU y las agencias de ayuda internacional.

La prolongada sequía, el alza del precio de los alimentos y continuos conflictos en áreas de Somalia, Kenya, Etiopía y Sudán del Sur han llevado a un aumento de la crisis alimentaria que ya ha cobrado más de diez mil vidas a través de la región.

Solamente en Kenya, alrededor de 1.400 personas llegan diariamente al campo de refugiados más grande del país, Dadaab, en busca de alimentos, agua y asistencia. Casos similares se observan en Dolo Ado en Etiopía y en las áreas fronterizas entre Etiopía y Djibouti.

La situación ha alcanzado tan severas proporciones en días recientes que la ONU esta semana ha declarado que se habían alcanzado niveles de hambruna en dos regiones de Somalia: Bakool y Shabelle. La desnutrición ha afectado a más del 50% de la población, con más de 6 de cada 10 mil niños muriendo cada día, según informes de la ONU.

Se espera conocer de otras áreas a medida de que se disponga de más información, pudiendo las ocho regiones de Somalia enfrentar ahora un serio riesgo de hambruna si no se actúa rápidamente. Tomada en su conjunto, la crisis del Africa Oriental representa ahora el peor desastre alimentario del cual el mundo ha sido testigo en más de 30 años.

En respuesta, los gobiernos internacionales han prometido paquetes de asistencia. En días recientes, un total de 800 millones de dólares han sido destinados a ayudar a evitar lo que el Secretario General de la ONU Ban Ki-Moon llamó una crisis ‘catastrófica’, a mediados de julio.

Sin embargo, las agencias humanitarias argumentan que los dineros prometidos corresponden a menos de la mitad de lo que se necesita. Además, muchas organizaciones de ayuda enfrentan problemas de acceso y son incapaces de llegar a las comunidades más afectadas, particularmente en áreas controladas por grupos rebeldes vinculados a Al Shahab en Somalia.

Comentando sobre la intensificación de la crisis, la Internacional Socialista ha dicho: “La actual situación en Africa Oriental es una catástrofe de épicas proporciones. Junto con saludar el hecho de que gobiernos internacionales están ahora prometiendo fondos, nos preguntamos por qué ha debido esperarse tanto tiempo para que el pueblo de Africa Oriental pueda recibir la atención y apoyo que tanto necesitan.

Durante muchos meses, incluso años, se nos ha estado advirtiendo que era posible esperar una tal crisis en esta región. El alza del precio de los alimentos, la severa sequía y los continuos conflictos son simplemente el camino hacia un desastre.

Ahora debemos cerciorarnos de que junto con acelerar la ayuda a los afectados, se tomen todas las medidas necesarias para asegurar que la hambruna sea erradicada de nuestro mundo. Ella no tiene cabida en el Siglo XXI. Nuestros pensamientos están junto a todos nuestros hermanos y hermanas en el Cuerno de Africa oriental en estos momentos.”
 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.