Internacional Socialista deplora la violencia luego de elecciones en Mongolia

8 julio 2008

La Internacional Socialista deplora la terrible violencia desencadenada en Ulanbator luego de las elecciones parlamentarias que tuvieron lugar en Mongolia el 29 de junio de 2008, hecho que llevó a la declaración de un estado de emergencia en el país por primera vez en su historia democrática.

Esta violencia injustificada, que condenamos rotundamente, causó la muerte de cinco personas, dejó más de trescientos heridos y una destrucción considerable, incluyendo el incendio de la sede del Partido Revolucionario del Pueblo de Mongolia, MPRP, y de la galería de arte vecina a ella.

Entre aquéllos responsables de la violencia se encontraban manifestantes asociados a la oposición, quienes aducían irregularidades electorales. Sin embargo, grupos de observadores internacionales provenientes de organizaciones no gubernamentales y de embajadas extranjeras en Ulanbator, no reportaron anomalías significativas y concluyeron que las elecciones en general habían sido libres y justas.

La Internacional Socialista, que ha seguido de cerca los desarrollos políticos en Mongolia, incluyendo la celebración de elecciones desde el nacimiento de la democracia en ese país en 1990, tiene plena confianza en que el sistema legal del país y las normas electorales están perfectamente equipadas para responder a disputas electorales, cuestionamientos de irregularidades o demandas de recuentos de votos una vez que los resultados han sido anunciados oficialmente. Toda desviación de la legalidad o no respeto a los procedimientos democráticos, son totalmente inaceptables.

A nadie debería permitírsele socavar los logros de la nueva democracia de Mongolia, o el rumbo por el que avanzan sus instituciones. En estos difíciles momentos, la Internacional Socialista expresa su solidaridad sin reservas a la abrumadora mayoría del pueblo mongol que defiende la democracia y al Presidente Nambaryn Enkhbayar, símbolo de su lucha democrática, en todos sus esfuerzos por restaurar la calma en la nación. La Internacional manifiesta asimismo su pleno respaldo a su partido miembro, el Partido Revolucionario del Pueblo de Mongolia, y al Primer Ministro Sanjaagiin Bayar, quienes llevan adelante la agenda para el progreso económico, la democracia y la paz.

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.