Internacional Socialista protesta enérgicamente ante sentencia de Aung San Suu Kyi y hace llamamiento a una firme acción sobre Birmania

11 agosto 2009

La Internacional Socialista se encuentra hoy profundamente indignada ante la persistencia de la junta militar en Birmania de desafiar las protestas en todo el mundo que demandan la inmediata libertad de Aung San Suu Kyi al condenarla a otro año y medio de arresto domiciliario.

Esta última farsa de justicia llevada a cabo por el ilegal régimen militar, que la ha mantenido bajo arresto domiciliario por catorce de los últimos veinte años, confirma la urgente necesidad de que la comunidad internacional actúe ahora, de manera decisiva y concertada, para poner fin a los abusos a los derechos humanos y libertades fundamentales perpetrados contra el pueblo birmano, estableciendo efectivas sanciones económicas y un embargo de armas. El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas debería proceder sin demora.

La Internacional Socialista repudia las intenciones de la junta militar de realizar elecciones el próximo año bajo estas condiciones y reitera su total solidaridad con Aung San Suu Kyi, quien es una Presidenta Honoraria Especial de nuestra Internacional, con la Liga Nacional para la Democracia, y con el pueblo de Birmania en su valiente lucha por la libertad y la democracia.

 

 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.