Triunfo sin precedentes para los Nuevos Demócratas de Canadá

6 Mayo 2011

El Nuevo Partido Democrático (NDP) de Canadá ha registrado un impresionante aumento de votos en las Elecciones Federales del país, ganando el mayor número de escaños en sus 50 años de historia.

A pesar de que los Conservadores de Stephen Harper siguen en gobierno luego de la elección del 2 de mayo, los Nuevos Demócratas, con su líder Jack Layton, pasarán a conformar la oposición oficial por primera vez desde la fundación del partido en 1961.

Este resultado representa una transformación sísmica en el panorama político de Canadá, y da al partido socialdemócrata una mayor influencia, legitimidad y perfil, al mismo tiempo que revela a un electorado canadiense cada vez más polarizado.

En total, los Conservadores ganaron el 39,6% del voto popular – 167 escaños de 308 posibles – en tanto que el NDP obtuvo 102,59 más que los mejores resultados obtenidos antes por el partido que sumaron 43 en 1988. En términos de número de escaños, el NDP representa la oposición más fuerte a un gobierno en el poder desde 1993, aunque el partido de Harper ganó una mayoría absoluta.

Este aumento de apoyo sin precedentes a los Nuevos Demócratas llega como resultado de un sólido manifiesto comprometiéndose a una importante reestructuración del plan de pensiones de Canadá, un aumento de las inversiones en salud – incluyendo una promesa de dar capacitación a miles de doctores y enfermeras – y una serie de medidas económicas prometiendo a los canadienses un ‘presupuesto balanceado’ dentro de cuatro años.

La llamada ‘corriente naranja’, refiriéndose al color tradicional del partido, vio al NDP ganar escaños a lo largo del país. En Quebec, donde el tradicionalmente fuerte Bloque Québécois (BQ) registró sus peores resultados en una Elección Federal, el NDP triunfó dejando al BQ con sólo 4 escaños.

El partido Liberal de Canadá de centro-izquierda, que dominó la política del país durante la mayor parte del siglo pasado, también obtuvo pobres resultados. En un dramático cambio de suerte, su líder Michael Ignatieff llevó al partido a una histórica pérdida de escaños – 43 en total – incluyendo el suyo propio. Ahora ya ha renunciado a su cargo.

La Internacional Socialista felicita calurosamente al NDP por su triunfo, expresando: “Este es un verdadero resultado histórico para el NDP y para todos los socialdemócratas a través de Canadá. Es evidente que los temas por los cuales el NDP hizo campaña con tanto éxito durante estas elecciones son cada vez más importantes para un creciente número de canadienses.”

“A pesar de que el NDP está en la oposición, este resultado es muy importante para reequilibrar el espectro político de Canadá en favor de una mayor justicia e igualdad para todos los canadienses. Es un logro significativo que la Internacional Socialista felicita efusivamente.”
 

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.