Ultimas noticias sobre Belarús

12 Enero 2011

Al menos veinticinco activistas y periodistas de oposición, incluyendo un número de candidatos presidenciales, permanecen en prisiones de la KGB sin un adecuado acceso a atención médica, abogados o familiares.

A tres semanas de la violenta dispersión de una pacífica manifestación post-electoral, es de especial e inmediata preocupación la condición física de un número de candidatos presidenciales encarcelados sobre los cuales, víctimas de violencia y maltratos en manos de la policía, se conoce que están seriamente heridos o enfermos, y al menos uno de ellos se encuentra en huelga de hambre.

En una carta al Presidente Lukashenko el 21 de diciembre de 2010, la Internacional Socialista había comunicado su profunda preocupación sobre estos desarrollos, haciendo un llamamiento a “la liberación inmediata e incondicional de todos aquellos detenidos y a poner fin al uso de violencia y abusos contra aquellos ciudadanos que ejercen sus derechos democráticos”. En la misma carta, se urgía al Presidente a realizar asimismo una urgente acción sobre materias de irregularidades reportadas durante el escrutinio de votos que requerían investigación.

Los actuales prisioneros de conciencia incluyen, entre otros, a: Mikalai Statkevich (perteneciente al partido miembro de la IS, BSDP-NH), Alyaksei Mihalevich, Vladimir Nyaklyayeu, Andrei Sannikov, Natalya Radzina, Irina Khalip, Sergei Vaznyak, Alexander Feduta, Pavel Sevyarynets, Anatol Lyabedka, Vladimir Kobets, Zmitser Bandarenka, Alyaksandr Arastovych, Sergei Martseleu y Anastasia Polazhanka. El candidato presidencial Vital Rymasheusky ha sido liberado, sin embargo los cargos contra él continúan. Todos ellos enfrentan el cargo motivado políticamente de ‘organizar desórdenes de masas’ y si fueran condenados, recibirían sentencias de largas condenas en prisión.

El 7 de enero de 2011, en otra carta dirigida al Presidente Lukashenko, la Internacional Socialista reiteró su llamamiento a poner fin al continuo encarcelamiento y a la liberación de líderes y miembros de los partidos y organizaciones políticas arrestados arbitrariamente, destacando una preocupación sobre aquéllos que necesitan urgente tratamiento médico y cuya continua detención pone seriamente en peligro su salud. La IS enfatizó asimismo que “nuestra Internacional coincide con todos aquellos en Belarús que comparten la opinión de que sólo a través de una real y efectiva democracia, en la cual las voces de los ciudadanos sean verdaderamente escuchadas, puede lograrse prosperidad y estabilidad en su país”.

You are currently offline. Some pages or content may fail to load.