Miembros de la Comisión viajan a la Antártica

21-23 Marzo 2008

Conjuntamente con la celebración de la reunión de la Comisión en Chile, un grupo de los participantes visitaron la Antártica los días previos a las discusiones en Santiago, del viernes 21 de marzo al domingo 23, para adquirir de primera mano, una mayor comprensión de los efectos del cambio climático en esa región del mundo.

El viaje comenzó con un vuelo al extremo Sur de Chile, a la ciudad de Punta Arenas en la Patagonia, donde el grupo pudo observar los esfuerzos de preservación medioambiental que se llevan a cabo en esa región, con una visita a la Isla Magdalena en el Estrecho de Magallanes, lugar donde habita la mayor colonia protegida de pingüinos del Cono Sur.

Desde Punta Arenas, el sábado 22 de marzo, los visitantes emprendieron viaje a la Antártica en un vuelo especial de la Fuerza Aérea  con destino a la base chilena Eduardo Frei, localizada en uno de los “puntos críticos” del calentamiento global del continente blanco, en la Península Antártica, la que ha sufrido el efecto del calentamiento con más rapidez que ninguna otra parte del Hemisferio Sur. Allí, los líderes políticos escucharon información impartida por los responsables de la base, una de las más grandes de la región con alrededor de cien personas instaladas allí permanentemente, y la presentación de un destacado glaciólogo sobre los dramáticos y rápidos cambios medioambientales en el continente, consecuencia de la actividad humana en otras partes del globo, los que dan como resultado la desintegración de las plataformas de hielo, así como una menor cantidad de hielo en áreas del mar antártico, donde el aire caliente y la exposición a las olas del océano están causando desprendimientos del mismo.

La delegación visitante, incluyó a Ricardo Lagos, co-Presidente de la Comisión y un Enviado Especial del Secretario General de la ONU sobre el Cambio Climático; Luis Ayala, Secretario General de la Internacional Socialista; Aleksandr Kwasniewski, ex Presidente de Polonia; Sergei Mironov, Presidente del Consejo de la Federación Rusa; Mona Sahlin, Presidenta del Partido Socialdemócrata Sueco; Beatriz Paredes, Presidenta del PRI de México; Mohammed Elyazghi, Ministro de Estado del Gobierno de Marruecos; y el invitado de la Comisión, Vice-Ministro de China Zhijuan Zhang. Desde la Antártica, Ricardo Lagos a nombre de los participantes, apeló a la comunidad internacional a emprender un nuevo camino que lleve a la preservación y salvaguardia del medio ambiente para las presentes y futuras generaciones.

 


 

Llamamiento o la Accion desde la Antártica

  

Nosotros, los miembros de la Comisión de la Internacional Socialista para una Sociedad Mundial Sustentable, aquí en la Antártica, donde podemos observar de primera mano los complejos efectos del cambio climático, nos comprometemos a redoblar nuestros esfuerzos para combatir esta crisis.

La evidencia e investigación científicas sobre la desintegración de las plataformas de hielo, la disminución de hielo en el mar del Artico y áreas de la Antártica y desplazamiento de glaciares, demuestran que de no controlarse, este fenómeno alterará de manera devastadora el natural equilibrio ecológico del mundo. Poner fin al daño medioambiental en ambos polos del planeta debe comenzar ahora, para evitar el creciente aumento de temperaturas y de niveles del mar a escala global, mareas y temporales destructivos, y la erradicación de hábitats naturales. Esta es una crisis verdaderamente global, sin fronteras, que afecta drásticamente a todo el planeta.

Los miembros de la Comisión están plenamente conscientes de que proteger el medio ambiente, cambiar el curso de los acontecimientos ya en marcha y asegurar un planeta apto para las futuras generaciones, demanda una acción urgente y una fuerte voluntad política. Esto requiere que ciudadanos, comunidades, instituciones y gobiernos actúen responsablemente.

El vital papel que cumple la comunidad científica al monitorear los sistemas naturales del planeta e informar a las instituciones globales, a los gobiernos nacionales y al público en general sobre los efectos medioambientales del calentamiento global, como también al dar proyecciones futuras, debe ser apoyado. Una mayor inversión es crucial para la investigación y el desarrollo, se necesita una mejor cooperación, como también unos estudios científicos de mayor alcance.

La Comisión, cuya tarea es avanzar propuestas progresistas para abordar el cambio climático conjuntamente con un desarrollo sustentable, llama, desde el continente blanco, a todos los miembros de la comunidad internacional a emprender un nuevo camino que lleve a la preservación y salvaguardia de nuestro planeta para las presentes y futuras generaciones.

 

 


 

­